HRW: La política de "apartheid" de Israel con los palestinos. Vuelve la calma a Jerusalén

Según el informe, se está verificando la "dominación" de un grupo sobre el otro, resultado de una "opresión sistemática" sobre un pueblo, víctima de "actos inhumanos". Para Israel son acusaciones "absurdas y falsas", propias de una ONG con una agenda "antiisraelí". Retiraron las barricadas que impedían el acceso a la Ciudad Vieja.


Jerusalén (AsiaNews / Agencias) - Israel está cometiendo el crimen de "apartheid" contra los palestinos, con el propósito de instalar una "dominación" judía sobre los palestinos y la población árabe israelí. La acusación de Human Rights Watch (HRW), se encuentra en un informe publicado esta mañana según el cual Israel - investigado por la Corte Penal Internacional en La Haya por crímenes de guerra - "es responsable de crímenes contra la humanidad de apartheid y persecución". Las acusaciones fueron inmediatamente rechazadas con desdén por el gobierno israelí.

El informe de 213 páginas titulado "Se cruzó un umbral: las autoridades israelíes y los crímenes de apartheid y persecución" examina cómo trata Israel a los palestinos. El documento describe la presencia de una única autoridad, el gobierno israelí, que controla una zona entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. Ese territorio está poblado por dos grupos más o menos iguales, pero los judíos israelíes siempre resultan privilegiados mientras los palestinos son objeto de una represión "más o menos severa" en el contexto de un "territorio ocupado".

HRW examina el trato que reciben los palestinos y los árabes israelíes en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este. Se verificaría un sistema de apartheid caracterizado por el "esfuerzo por mantener la dominación de un grupo racial sobre el otro", con "la opresión sistemática de un grupo dominante sobre otro marginado" que también es víctima de "actos inhumanos" .

Israel rechaza con desdén todas las acusaciones, calificándolas como "absurdas y falsas", obra de una ONG que "lleva mucho tiempo cultivando una agenda antiisraelí". El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel definió el informe como un "folleto de propaganda" escrito por una organización que "desde hace años está promoviendo activamente el boicot contra Israel".

Mientras tanto, la policía israelí ha retirado las barricadas y autorizó el acceso de los palestinos a la Ciudad Vieja, en Jerusalén, tras los violentos enfrentamientos que se produjeron en los últimos días entre jóvenes palestinos y miembros de grupos israelíes de extrema derecha. Ayer se volvieron a ver grupos numerosos de personas cerca de la Puerta de Damasco, un lugar de encuentro tradicional para los palestinos durante el Ramadán, el mes sagrado de ayuno y oración islámico.

Un portavoz policial explica que la decisión se tomó como resultado de "consultas con los dirigentes locales y las autoridades religiosas, y evaluando  también las necesidades de los comerciantes que necesitan ganarse la vida así como la necesidad de bajar el nivel de violencia". Nuestras fuerzas -agregó la fuente- siguen desplegadas sobre el terreno y no permitiremos que se repita la violencia”. A pesar de algunos momentos de tensión y algunos arrestos policiales, la situación en las últimas horas parece estar bajo control y la zona permanece abierta.

 

ISRAELE_-_PALESTINA_-_apartheid.JPG