Beijing se ofrece a mediar en el diálogo entre Israel y Palestina
de Wang Zhicheng

La propuesta procede del Ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi. Desde mayo, China preside el Consejo de Seguridad de la ONU. El intento de socavar la relación privilegiada de Estados Unidos con Israel y Palestina. En los últimos años, China ha comprado drones suicidas a Israel y ha vendido cohetes Weishi-2 a los palestinos.


Beijing (AsiaNews) –  El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, invitó a representantes israelíes y palestinos a China para reanudar las "conversaciones directas" entre los negociadores, y poner fin a la escalada de violencia de los últimos días. Wang Yi también pidió un alto el fuego inmediato y el fin del bloqueo y el asedio a Gaza. Wang volvió a proponer las directrices de la ONU para alcanzar la solución de los dos Estados, con el establecimiento de un Estado palestino independiente basado en las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como capital.

La propuesta de Wang Yi tuvo lugar ayer, durante una reunión virtual de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU (ver foto). La convocatoria surgió, ante todo, por el hecho de que desde principios de mayo China está a la cabeza del Consejo de Seguridad -puesto en el cual los países se rotan periódicamente.  Por otro lado, China intenta socavar a Estados Unidos como interlocutor privilegiado en la relación entre Israel y Palestina.

Wang criticó a Estados Unidos, dado que en estos días de ataques recíprocos está "obstruyendo" las decisiones del Consejo de Seguridad que pretenden condenar la violencia y las incursiones de Israel, junto con los cohetes lanzados desde Gaza.

No es la primera vez que China se ofrece como mediadora. El pasado mes de marzo, Wang visitó a israelíes y palestinos, proponiendo la reanudación de las conversaciones. Incluso en 2014, durante la llamada "guerra de Gaza", que los israelíes denominaron "Operación Margen de Protección", Beijing impulsó un alto el fuego y la reanudación de los diálogos, pero sin ofrecerse como mediadora.

En todos estos años, Beijing ha entablado relaciones con los países árabes de la región y con Irán. Pero también se ha convertido en cliente de Israel, tras haber comprado -por millones de dólares- un número indeterminado de aviones no tripulados suicidas, que se utilizan para recabar información y como arma de ataque.

En el pasado, China también vendió armas a los palestinos y entrenó a sus militantes. Una fuente de AsiaNews afirma: "Algunos de los misiles lanzados desde Gaza, del tipo Weishi-2, son de fabricación China, aunque son antiguos".

Créditos de la foto: Xinhua

ZH-Wang_Yi.png