En Shanghái, ordenaron a 4 nuevos sacerdotes; el gobierno detuvo a un diácono
de Bernardo Cervellera

Se trata del quinto aspirante al sacerdocio. Fue detenido por asistir a la Jornada Mundial de la Juventud del 2016. Mons. Tadeo Ma Daqin, el obispo de la ciudad bajo arresto domiciliario, escribe: "Las semillas plantadas están en plena floración y conocen la alegría". La iglesia patriótica inculca la "sinicización" del catolicismo y la "nueva era" de Xi Jinping.


Roma – La diócesis de Shanghái tiene cuatro nuevos sacerdotes, que fueron ordenados el 5 de junio por la mañana. Los ordenandos debían ser cinco, pero uno de los diáconos fue detenido por orden del gobierno. El motivo: en 2016 participó, a título personal, de la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en Cracovia (Polonia) del 25 al 31 de julio. Había sido ordenado diácono un día antes, el 4 de junio, junto con los otros cuatro ordenandos. Sin embargo, debido a su arresto, se suspendió su ordenación sacerdotal, que se pospone a una fecha a definir.

La ceremonia de las ordenaciones sacerdotales se celebró en la Catedral de San Ignacio (en Xujiahui). La misa estuvo presidida por monseñor Joseph Shen Bin, vicepresidente del Consejo de Obispos y de la Asociación Patriótica. Mons. Shen Bin es obispo de Haimen (Jiangsu), una diócesis vecina. Es un cardenal reconocido por la Santa Sede y el gobierno chino desde su ordenación, en 2010.

El obispo de Shanghái, mons. Tadeo Ma Daqin, no pudo asistir. Desde 2012, tras dimitir de la Asociación Patriótica, se encuentra bajo arresto domiciliario en el seminario de Sheshan y tiene prohibido el contacto con el público, así como ejercer las funciones propias del episcopado.

En la ceremonia participaron los padres y familiares de los ordenandos, autoridades civiles y religiosas, y numerosos sacerdotes y religiosas de la diócesis. Sólo unos pocos fieles pudieron asistir: debido a las normas para combatir el Covid-19, la iglesia sólo podía acoger a un número limitado de personas. La situación exige respetar estrictas medidas de distanciamiento social y los presentes tenían la obligación de llevar mascarilla.

Los cuatro ordenados son: el P. John Ning Yongwang, de 30 años, de Baotou (Mongolia Interior); el P. John Zhou Jia, de 34 años, de Bayanzhuoer (Mongolia Interior); el P. Matthew Mi Jizhou, de 29 años, de Xingtai (Hebei); el P. Francis Wu Shun, de 31 años, de Jinzhong (Shanxi). El diácono que no pudo recibir la orden sagrada es Paul Yang Dongdong, de 34 años, oriundo de Nantiangong (Lucheng, Shanxi).

Un fiel se refirió al caso del diácono Yang, excluido del sacerdocio (situación que esperamos sea temporal): "¡Lo detuvieron solo por participar en la Jornada Mundial de la Juventud! Por lo general, se detiene a las personas porque han hecho algo malo, o porque no viven bien su fe. ¡Pero él simplemente fue a una reunión con otros jóvenes católicos de todo el mundo y a conocer al Papa Francisco! Pareciera ser que en China el "pecado" es precisamente tener una relación con el Papa y con el resto de la Iglesia en el mundo".

En compensación, monseñor Ma Daqin, cuyo blog personal está censurado desde hace años, consiguió difundir un breve mensaje en WeChat (el Whatsapp chino). Escribió: "Hoy es un buen día, se han incorporado cuatro nuevos sacerdotes a la diócesis de Shanghai: el P. Ning Yongwang, el P. Zhou Jia, el P. Mi Jizhou, el P. Wu Shun y Yang Dongdong, un diácono de la sexta clase. Damos gracias a Dios por habernos recompensado con cinco trabajadores más en el campo de Dios, sacerdotes para las nuevas generaciones de la Iglesia y padres espirituales de los fieles. Mi ofrenda sincera al Señor; a los nuevos sacerdotes y al nuevo diácono, ofrendas de acción de gracias y el rezo del rosario, pidiendo que la gracia de Dios siempre los acompañe; también pido que Dios nos conceda más sacerdotes, más religiosas y más vocaciones. Las semillas plantadas están en plena floración y conocen la alegría. Que Dios sea alabado por siempre".

Tras el arresto domiciliario de monseñor Ma, el seminario de Sheshan estuvo cerrado durante mucho tiempo. Recién se reanudaron las ordenaciones sacerdotales en 2017.

El 4 de junio por la mañana, antes de las ordenaciones diaconales de los cinco aspirantes, monseñor Shen Bin pronunció una conferencia sobre "Adherirse a la sinicización del catolicismo y hacer un buen trabajo en la enseñanza de la nueva era". "Sinicización" y "nueva era" son dos lemas del Presidente Xi Jinping para establecer una Iglesia nacional estrechamente vinculada a la cultura china y al Partido Comunista, y para apoyar "la nueva era" en la que China tendrá el primado mundial entre las naciones.

CINA_-_0607_-_Ordinazioni_1.png CINA_-_0607_-_Ordinazioni_1.png CINA_-_0607_-_Ordinazioni_1.png