Persecución de uigures: denuncian a Dusambé por apoyar a Beijing
de Vladimir Rozanskij

Se presentaron pruebas ante la Corte Penal Internacional. Los uigures que buscaron refugio en la ex república soviética fueron devueltos a los chinos. Después fueron recluidos en los campos de concentración de Xinjiang. La triangulación con Turquía. A cambio, los tayikos obtuvieron un préstamo para construir una autopista entre la capital y la frontera con China.


Moscú (AsiaNews) - Los abogados de algunos refugiados uigures presentaron ayer un expediente de denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya. Con gran cantidad de pruebas, el documento demuestra que el gobierno de Tayikistán colabora con China en la represión de la minoría islámica de habla turca.

Dusambé devuelve a Beijing a muchos uigures que buscan refugio en Tayikistán. Los prófugos repatriados son arrestados y enviados a "campos correccionales" en Xinjiang, donde estarían recluidos más de un millón de ciudadanos musulmanes para su "reeducación".

La denuncia fue difundida por Radio Azattyk, según la cual los abogados presentaron pruebas no solo de la colaboración de los tayikos, sino también de otros países como Camboya. China no reconoce la autoridad del CPI, al que se refieren unos 80 estados de la ONU y Beijing sigue afirmando que los campamentos mencionados sólo son centros de "educación profesional", sin ningún tipo de violencia contra los internos.

Los activistas kirguises de derechos humanos, representados por abogados ante la CPI, afirman por el contrario que allí se impone el aislamiento forzoso a uigures, kazajos, kirguises y otras minorías islámicas, como los chinos de la etnia hui. El gobierno chino está implementando una política agresiva para erradicar al Islam de su territorio y de las zonas circundantes.

En cambio Tayikistán y Camboya forman parte de la CPI y por eso han sido denunciados, explica Rodney Dixon, uno de los abogados de los refugiados uigures repatriados ilegalmente a China. Tayikistán sería uno de los Estados donde las pruebas de tales violaciones serían más evidentes, lo que permite presentar un caso con bases sólidas. A la denuncia se sumó también el gobierno en el exilio de Turkestán Oriental, región que hace referencia a parte del territorio tayiko y de Xinjiang, según la antigua denominación persa, también llamada Uiguristán, Mogulistán o Kashgarja en algunas fuentes antiguas.
La denuncia afirma que "los miembros de la Oficina de Seguridad Social de China en Tayikistán encomiendan a la policía local la tarea de efectuar redadas en los barrios donde viven y trabajan los refugiados uigures". Detienen a los que no tienen todos sus documentos en regla y luego son devueltos a China en grupos de 10 personas cada vez, "tratando de no llamar la atención de la comunidad internacional".

Según la denuncia, en los últimos 10 años el número de refugiados uigures en Tayikistán ha disminuido de 3000 a unos 100 aproximadamente. La mayoría fueron deportados entre 2016 y 2018. Tayikistán también habría colaborado con los servicios secretos chinos para organizar la extradición de refugiados uigures desde Turquía, proporcionando las bases logísticas para estas operaciones. Se cita el caso de una mujer, Zinettgul Tursun, repatriada en 2019 con sus dos hijas pequeñas desde territorio turco a China a través de Tayikistán. Fue detenida en la ciudad turca de Izmir y embarcada en el vuelo Estambul-Dusambé. Dos pasajeros tayikos habrían notado a la madre con sus hijas y posteriormente declararon que habían visto que la entregaban a la policía china al llegar al aeropuerto de Dusambé.

A cambio - y probablemente también para facilitar el traslado de personas no deseadas - el gobierno chino ha concedido al gobierno de Tayikistán un crédito de 171 millones de euros para la reconstrucción y modernización de la autopista que une Dusambé con Chorug, una ciudad situada en la región montañosa de Pamir, hasta el paso de Kulma (a más de 4 mil metros de altura) en la frontera con China.

El proyecto fue anunciado el 16 de junio en la Cámara baja del Parlamento nacional por el ministro de Transporte de Tayikistán, Azim Ibrohim. Las obras serán ejecutadas por una empresa china. El transporte de materiales a través del nuevo paso no estará sujeto a derechos de aduana. El ministro no especificó cuántos especialistas o simples trabajadores vendrán de China para realizar las obras, que probablemente incorporarán también trabajadores tayikos. La ruta Dusambé-Kulma es fundamental para las relaciones comerciales entre China, Tayikistán, Kirguistán y Afganistán.

 

TAG-ZH_0618.jpg