El Cairo, en apelación, confirman condena a perpetua para 10 líderes de los Hermanos Musulmanes

Entre los acusados en el estrado se encuentra el actual líder del movimiento, Mohamed Badie. Fueron hallados culpables de la muerte de policías y la organización de fugas masivas. Además, habrían conspirado con grupos militantes extranjeros, como Hamás y Hezbolá, entre otros. Todas las sentencias son definitivas.


El Cairo (AsiaNews/Agencias) - El más alto Tribunal de apelaciones de Egipto confirmó ayer la condena a cadena perpetua para 10 dirigentes de los Hermanos Musulmanes, agrupación actualmente proscrita en el país de los faraones. Así lo informa la agencia oficial estatal Mena, según la cual entre las personas que deberán cumplir cadena perpetua se encuentra el actual jefe de un movimiento que, junto con el presidente Mohamed Morsi, lideró la nación en la década pasada.

En 2019, un tribunal penal de El Cairo declaró culpables a los 10 acusados -incluido el líder supremo del grupo, Mohamed Badie- de cargos relacionados con el asesinato de policías y la organización de fugas masivas en las cárceles durante el levantamiento de 2011 en Egipto. Una manifestación callejera multitudinaria culminó con la destitución del autócrata Hosni Mubarak, quien detentaba el poder desde hacía tiempo, y la llegada al gobierno de la Hermandad. 

Según la agencia oficial de noticias, los acusados fueron condenados por participar activamente en la fuga de casi 20.000 presos y por atentar contra la seguridad nacional al conspirar con grupos militantes extranjeros -entre ellos, el palestino Hamás y el libanés Hezbolá. Al mismo tiempo, el Tribunal de Apelaciones absolvió a ocho dirigentes de rango medio pertenecientes a la organización islamista más antigua del país y previamente condenados a 15 años de prisión en primera instancia.

Todas las sentencias del Tribunal de Apelaciones son definitivas. Las de ayer son solo las últimas de una larga lista de condenas a cadena perpetua para los líderes de los Hermanos Musulmanes. Los dirigentes terminaron siendo juzgados varias veces desde la represión del grupo en 2013 y la destitución de Morsi, a quien se considera el primer presidente elegido tras una votación "democrática". Aunque supo liderar el movimiento, su gobierno duró apenas un año y resultó ser divisivo, provocando protestas a gran escala en todo el país.

Desde 2013, decenas de miles de egipcios fueron detenidos y muchos más huyeron del país. El mes pasado, el Tribunal de Casación confirmó la pena capital para 12 personas implicadas en una protesta de 2013 organizada por los islamistas, y en las que estuvieron implicados varios altos dirigentes de los Hermanos Musulmanes. El presidente Abdel-Fattah al-Sisi comandó el golpe militar del 2013 que condujo a la destitución de Morsi en medio de las protestas de los partidarios de su gobierno. El actual jefe de Estado fue elegido por primera vez en 2014 y obtuvo un segundo mandato en 2018.

Los procesamientos y las condenas a muerte han desatado duras críticas de los movimientos pro derechos humanos, tanto en el país como en el extranjero. Los activistas califican los procesos como una burla a la justicia.

EGITTO_-_fratellanza_condannata.jpg