Pyongyang testeĆ³ un nuevo misil de crucero de largo alcance

Es la tercera prueba de misiles del régimen comunista en lo que va del año. Según los analistas, los norcoreanos no quisieron provocar demasiado a Estados Unidos, de modo que evitaron lanzar misiles balísticos. El Comando estadounidense del Indo-Pacífico y Corea del Sur siguen de cerca la situación.


Seúl (AsiaNews/Agencias) - El pasado fin de semana Corea del Norte probó un nuevo tipo de misil de crucero de largo alcance. Así lo informan hoy los medios estatales norcoreanos, y agregan que la prueba se realizó sin la presencia del líder Kim Jong-un. 

Los misiles "sobrevolaron el territorio y las aguas" de Corea del Norte y "alcanzaron objetivos a 1.500 km de distancia", informó Korean Central News Agency (KCNA).

Según las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, Pyongyang tiene prohibido utilizar tecnología balística. Los misiles de crucero, en cambio, no están sujetos a sanciones porque se consideran una amenaza menor. Sin embargo, los misiles de crucero vuelan a baja altura y son más difíciles de detectar, y los expertos creen que también podrían llevar ojivas nucleares. Según los analistas, el régimen comunista quería demostrar su fuerza militar, pero sin provocar demasiado a los Estados Unidos.

El Comando estadounidense del Indo-Pacífico dijo que la prueba supone una amenaza que excede la región. "Estamos al tanto de los informes sobre el lanzamiento de misiles de crucero de la República Popular Democrática de Corea (RPDC). Estamos realizando consultas con nuestros aliados y socios y seguiremos vigilando de cerca la situación", se lee en un comunicado. Washington añadió que "se mantiene firme el empeño de Estados Unidos en la defensa de Corea del Sur y Japón". 

El Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Conjuntas surcoreanas confirmó que se está llevando a cabo un análisis profundo en colaboración con los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Sin embargo, evitó dar detalles, incluido el lugar donde se realizó la prueba y si fueron capaces de detectar los lanzamientos con antelación.

La del pasado fin de semana es la tercera prueba de misiles de Corea del Norte en lo que va de año. Se llevó a cabo después de que el régimen comunista celebrara un desfile militar para conmemorar el 73º aniversario de la fundación del país. Corea del Norte sufre una importante crisis alimentaria y sus fronteras permanecen cerradas desde que estalló la pandemia, a principios de 2020.

_120528058_070574940-2.jpg