Daca festeja los 75 años del hogar para huérfanos de Tejgaon
de Sumon Corraya

Fundado en 1946, el orfanato Bottomley Home está dirigido actualmente por las Hermanas Misioneras de la Reina de los Apóstoles y aloja a 152 niñas y adolescentes. "Les brindamos una formación completa, y confiamos en el buen corazón de la población local", dice la directora.


Daca (AsiaNews) - El Bottomley Home Orphanage (BHO) celebra los 75 años de su fundación. Situado en el corazón de Daca,  la institución acoge a niñas y niños desde 1946, cuando los misioneros de la Santa Cruz decidieron establecer un hogar seguro y acogedor para todos aquellos niños bengalíes que habían perdido a sus padres durante la Segunda Guerra Mundial. Los Hermanos de la Santa Cruz administraron el instituto ubicado en el vecindario céntrico de Tejgaon hasta 1970. En menos de un año, la gestión pasó de las Hermanas de Nuestra Señora de las Misiones a las Hermanas Misioneras de la Reina de los Apóstoles, que se encargan del orfanato en la actualidad.

"En estos 75 años de historia, miles de niños fueron alojados y recibieron una buena educación gracias a este instituto y a las personas que han servido en él", dice a AsiaNews la hermana Mary Bijoya, responsable del BHO. Nos comprometemos a apoyar su crecimiento y a proporcionarles todo lo que necesitan: comida, alojamiento y una educación completa para que puedan madurar en todos los sentidos".

Antes de 2004, el orfanato alojaba a niños de ambos sexos. Hoy en día, la formación del BHO solo es accesible a las niñas. "De hecho, esto no es un orfanato: yo creo que es una verdadera familia", explica la hermana María, que trabaja en el BHO desde 2012. Por eso no nos limitamos a darles una buena educación, sino que las involucramos en todos los ámbitos del funcionamiento de este lugar: desde la oración diaria hasta la limpieza de la casa, pasando por la jardinería y las tareas domésticas, incluyendo todos aquellos oficios manuales que pueden ser útiles una vez que salgan de aquí".

En la actualidad, el orfanato acoge a 152 niñas y jóvenes, la mayoría de las cuales han perdido sólo a uno de sus padres, como dice la directora: "A menudo, las madres acuden a nosotros para pedirnos que cuidemos de sus hijas porque han perdido a sus maridos y no tienen recursos suficientes (tanto en términos de tiempo como de dinero) para criarlas. Los familiares, como los tíos o los abuelos, rara vez están dispuestos a ayudar a la mujer en esta tarea, por lo que nos corresponde a nosotros hacer todo lo posible para que estas niñas tengan un futuro".

Las ayudas económicas del Ministerio de Acción y Bienestar Social son siempre muy escasas, por lo que las hermanas dependen en gran medida del buen corazón de la población local, ya que incluso "las donaciones del extranjero son cada vez menores".

La mayoría de las ex alumnas del BHO han conseguido establecerse en sus vidas, tanto profesional como socialmente: "Siempre estaré agradecida a este orfanato", dijo a AsiaNews Sumi Gomes, que ahora trabaja para una multinacional en Daca "además de mis estudios, recibí una educación espiritual y cultural que me permitió tener éxito en mi vida".

Sequenza_01.00_03_20_22.Immagine001.jpg Sequenza_01.00_03_20_22.Immagine001.jpg Sequenza_01.00_03_20_22.Immagine001.jpg