Pyongyang: es prematuro declarar el fin de la guerra

El viceministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Ri Thae-song, rechazó la oferta de Seúl. Al referirse al asunto, la hermana del líder Kim Jong-un dijo que es una "idea admirable", pero que aún no están dadas las condiciones adecuadas.


Seúl (AsiaNews/Agencias) - Corea del Norte rechazó la propuesta del presidente surcoreano Moon Jae-in de declarar formalmente el fin de la guerra entre ambos países, iniciada en 1950. Así lo comunicó hoy el viceministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Ri Thae-song, quien añadió que ello sería "prematuro" y que tal declaración carecería de sentido, mientras siga vigente la "política hostil" de Estados Unidos. 

Moon presentó la propuesta en su discurso ante la Asamblea General de la ONU a principios de esta semana. Explicó que una declaración de las dos Coreas, de Estados Unidos y quizás también de China marcaría un punto de partida fundamental para la creación de un nuevo orden regional, basado en la reconciliación de la península coreana.

Sin embargo, Ri subrayó que las consecuencias de tal gesto podrían ser "desastrosas" y conducir a una carrera armamentística. Por otro lado, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un dijo que Pyongyang está dispuesto a dialogar a fin de mejorar las relaciones intercoreanas, siempre y cuando Seúl ponga fin a su actitud agresiva hacia el Norte.

Kim Yo-jong señaló que, antes de adoptar una declaración de paz, hay que crear el contexto adecuado: "La declaración del fin de la guerra es una idea interesante y bienvenida. Pero es necesario examinar si este es el momento adecuado y si las condiciones están maduras para discutir este tema". Según Kim Yo-jong, "en este momento hay actos que persisten en un doble juego, prejuicios y políticas hostiles hacia Corea del Norte y discursos y acciones que promueven la enemistad. En esta situación, no tiene sentido declarar el fin de la guerra,  dejando intacto todo lo que puede convertirse en el germen de una guerra entre países que han estado enfrentados por más de medio siglo".

Mientras que la anterior declaración del viceministro de Asuntos Exteriores, Ri Thae-song, parecía aludir a los Estados Unidos, se estima que la declaración de Kim Yo-jong apunta mayormente a Corea del Sur.

Las relaciones intercoreanas se enfriaron cuando Corea del Norte voló una oficina de enlace en la ciudad fronteriza de Kaesong en junio del año pasado y cortó todas las líneas de comunicación entre los dos países. Los contactos se restablecieron en julio, pero recientemente Pyongyang no ha respondido a las llamadas de Seúl tras las protestas por las maniobras militares conjuntas con Estados Unidos. Posteriormente, se intensificaron las tensiones por las pruebas de misiles balísticos y de crucero de largo alcance.

Desde el punto de vista técnico, las dos Coreas siguen en guerra, ya que el conflicto de 1950-53 terminó con un alto el fuego pero no se firmó un tratado de paz.

bf5d83dc94a145a1a83cb99df9cfb5d0-k0OG-U31801248538402ODF-656x492@Corriere-Web-Nazionale.jpg