Chandpur, 3 muertos en enfrentamientos entre musulmanes e hindúes. Peligra la armonía religiosa
de Sumon Corraya

La violencia se habría desatado por la presunta profanación de un ejemplar del Corán durante la fiesta hindú de Durga Puja. Declaraciones del Ministro de Asuntos Religiosos: "La prioridad es restablecer la paz; nadie debe hacer justicia por mano propia”.


Chandpur (AsiaNews) - Tres personas murieron en los enfrentamientos de anoche entre fundamentalistas islámicos, la policía local y fieles hindúes. El incidente se produjo cerca de un templo en Hajiganj, en el distrito sureño de Chandpur.

En las redes sociales, especialmente en Facebook, se había difundido la noticia de que un grupo de hindúes de Comilla, durante las celebraciones del Durga Puja (fiesta anual que se celebra del 11 al 15 de octubre), había profanado un ejemplar del Sagrado Corán. En respuesta a la supuesta afrenta, y en un lapso de pocas horas, los extremistas musulmanes destrozaron numerosos ídolos y templos, además de viviendas de familias de la minoría hindú. 

Por la noche, se produjo un violento enfrentamiento entre las dos facciones, en el que también participó la policía. Además de los tres muertos confirmados, al menos 17 policías resultaron heridos en la localidad de Hajiganj. En Comilla, donde se produjo la presunta profanación, más de 30 personas resultaron heridas en los enfrentamientos.

"Fue un acto de provocación", dijo Nirmol Pal, secretario general del Comité para la Celebración del Durga Puja en Comilla. “Para perturbar nuestras celebraciones, los musulmanes colocaron una copia del Corán en nuestro lugar de culto y nos acusaron de profanar el Corán”. 

Entre las versiones que circulan por la red se cuenta la de un supuesto testigo presencial. Kazi Tanim -tal es su nombre-, un musulmán de Comilla, escribió en su perfil de Facebook que había visto a alguien ingresando en el templo hindú con un ejemplar del Corán, y que luego fue colocado a los pies de una estatua.

Ahora se teme que estos enfrentamientos puedan desembocar en nuevas tensiones, poniendo fin a la armonía religiosa que esta región ha gozado durante muchos años. Mientras tanto, el ministro de Asuntos Religiosos, Faridul Haque Khan, instó a los ciudadanos a actuar con moderación ante el incidente y a abstenerse de hacer justicia por mano propia: "La prioridad ahora es mantener la armonía religiosa y la paz. Estamos siguiendo de cerca la situación en Comilla. La administración local ha recibido instrucciones de investigar lo que realmente ocurrió. Quien esté implicado en estos actos de vandalismo con la intención de destruir la armonía religiosa será llevado ante los tribunales y condenado, como marca la ley”.

De momento, la administración local de Chandpur ha prohibido todo tipo de reuniones públicas. Además de los incidentes en Comilla y Hajiganj, también se produjeron enfrentamientos en Chattogram, Kurigram y Moulvibazar.

demeaning_the_Holy_Quran.jpg