Phnom Penh: nueva ley para eliminar a los opositores de Hun Sen

El Primer Ministro quiere evitar que las personas con doble nacionalidad lleguen a los cargos más importantes del país. La decisión tiene en la mira al ex jefe del Cambodia National Rescue Party, Sam Rainsy, actualmente exiliado en París.


Phnom Penh (AsiaNews/Agencias) - El primer ministro de Camboya promete complicar el camino de sus adversarios que procuren sustituirlo en las próximas elecciones. Hun Sen lleva 30 años en el cargo de primer ministro y no permitirá que los titulares de doble nacionalidad accedan a los cargos políticos más importantes del país. 

La semana pasada, un artículo de The Guardian afirmaba que Hun Sen posee la nacionalidad chipriota. Indignado, el primer ministro camboyano respondió que no tenía pasaporte de la isla mediterránea, a diferencia de algunos miembros de su círculo íntimo, incluyendo a algunos de sus familiares. Una investigación de Reuters lo había revelado en 2019.

La prohibición entrará en vigor una vez que se enmiende la Constitución y afectará a los políticos de la oposición que tengan doble nacionalidad, como Sam Rainsy. El opositor vive exiliado en París y tiene la nacionalidad francesa; lideró el Cambodia National Rescue Party (CNRP), hasta que éste fue obligado a disolverse antes de las elecciones parlamentarias de 2018.

En Facebook, Hun Sen escribió que la enmienda tiene por objetivo evitar las "interferencias extranjeras". Este mes se abre el registro de votantes, de cara a las elecciones de 2022,  para decidir los alcaldes de más de 1.600 municipios camboyanos.

Las elecciones parlamentarias de 2018 fueron impugnadas por la oposición luego de que el Poder Judicial -controlado por el gobierno- ordenara la disolución del CNRP. Por ende,  el Partido Popular Camboyano (CPP) de Hun Sen ganó todos los escaños en juego. Las próximas elecciones nacionales se celebrarán en 2023. 

Formado por la fusión de dos partidos minoritarios -liderados por Rainsy y Kem Sokha-, el CNRP casi había derrotado al CPP en 2013: obtuvo la mitad de los votos y a raíz de ello se produjeron las mayores protestas de la historia moderna de Camboya. Tras las elecciones municipales de 2017, Sokha fue detenido, acusado de traición, y cientos de sus partidarios fueron perseguidos. 

Sam Rainsy declaró que estaría dispuesto a renunciar a su ciudadanía francesa, y luego replicó preguntando cuál es el plazo del mandato para el cargo de primer ministro. Una clara referencia al abuso de poder de Hun Sen, que lleva tres décadas en el cargo.

download_(10).jfif