Agentes secretos de Seúl: Kim Jong-un perdió 20 kilos pero goza de buena salud

Los espías surcoreanos desmienten que el líder de Pyongyang haya utilizado dobles en los actos oficiales. Mayores apariciones de la hermana en actos públicos. Según el Jefe de inteligencia surcoreano, "es posible que Corea del Norte acepte negociar un tratado de paz sin condiciones previas".


Seúl (AsiaNews/Agencias) - El líder norcoreano Kim Jong-un perdió 20 kilos, pero no parece tener problemas de salud. Es lo que informó hoy el servicio de inteligencia de Seúl durante una sesión parlamentaria a puerta cerrada. El Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) desmintió los rumores de que Pyongyang estuviera utilizando un doble para las recientes apariciones públicas de su hombre fuerte.

Kim Byung-kee, diputado del Partido Democrático, explicó que el NIS realizó un estudio detallado de la salud de Kim Jong-un utilizando inteligencia artificial. La salud del líder norcoreano ha sido durante mucho tiempo objeto de especulaciones sobre las implicaciones políticas de su repentino fallecimiento. Al parecer, aún no ha nombrado a su sucesor. 

El NIS también reveló que este año, Kim Jong-un y su hermana Kim Yo-jong asistieron a 71 y 34 actos públicos respectivamente. Para el líder, esto supone un 45% más que el año pasado; para Kim Yo-jong, que ahora también supervisa las relaciones con Estados Unidos y Corea del Sur, el número de apariciones duplica al del 2020. 

Según Park Jie-won, jefe del NIS, es posible que Pyongyang acepte discutir con Seúl la firma de un tratado de paz sin condiciones previas, pero aclaró que se trata de una opinión personal. En los últimos meses, el presidente surcoreano Moon Jae-in propuso la firma de un tratado para poner fin formalmente a la guerra de 1950-53. Sin embargo, como precondición a las conversaciones, el régimen comunista exigió el levantamiento de las sanciones económicas y el cese de las maniobras militares conjuntas con Estados Unidos. 

Por último, los servicios de inteligencia confirmaron la reactivación del reactor nuclear de Yongbyon y la caída del comercio con China. En los primeros nueve meses del año los intercambios descendieron a 185 millones de dólares (158,5 millones de euros). La cifra representa un tercio de los valores del año pasado.

download_(13).jfif