Adén, un coche bomba mató a una periodista cuando iba al hospital a dar a luz

Rasha Abdullah, de 27 años, murió al estallar un artefacto explosivo colocado en su automóvil. Su esposo resultó herido y acusa a los hutíes: “buscaban nuestro domicilio desde hace tiempo”. En Hudaydah, los aviones caza saudíes violaron el alto el fuego al menos 172 veces en 24 horas.


Adén (AsiaNews/Agencias) - Una periodista yemenita que cursaba un embarazo de nueve meses murió en un atentado en Adén, en el sur de Yemen, cuando se dirigía al hospital para dar a luz. El hecho fue informado por el esposo, Mahmoud al-Atmi, quien también resultó herido al estallar la bomba en su coche. El hombre acusa a los rebeldes chiítas hutíes, aunque no hay pruebas certeras de su implicación en el ataque.

El ataque tuvo lugar ayer en la ciudad sureña de Adén, sede temporal del gobierno reconocido por la comunidad internacional. En el pasado operaba en la zona un movimiento separatista cercano a los Emiratos Árabes Unidos, y los enfrentamientos con el gobierno respaldado por Arabia Saudita alimentaron la tensión entre Riad y Abu Dabi. Posteriormente el conflicto se resolvió con la difícil tarea de integrar a los separatistas en el gobierno central, unidos por su oposición a los hutíes.

Rasha Abdullah colaboraba con varios medios de comunicación locales y regionales, cubriendo los acontecimientos de la guerra en Yemen y las cuestiones humanitarias. La pareja tiene un hijo de dos años. Por el momento no hay reivindicaciones oficiales del ataque, pero las sospechas de Mahmoud al-Atmi convergen en los rebeldes chiíes hutíes. “Hace tiempo que trataban de localizar nuestro domicilio”, dijo a AFP.

La explosión no es un caso aislado en una ciudad que suele ser escenario de la violencia: el mes pasado, un coche bomba mató a 12 civiles, entre ellos varios niños. En el pasado, los periodistas también fueron objetivos o víctimas colaterales de los bandos en lucha.

La guerra de Yemen estalló en 2014. En un principio se trató de un enfrentamiento interno entre las fuerzas del gobierno (pro-saudíes) y los rebeldes chiíes Hutíes (cercanos a Teherán). En marzo de 2015 el conflicto degeneró tras la intervención directa de Riad, dejando más de 130.000 muertos. Según la ONU, la guerra desató “la peor crisis humanitaria del mundo", sobre la que el Covid tiene efectos "devastadores"; millones de personas están al borde de la inanición y los niños -10.000 de ellos han muerto en el conflicto- sufrirán las consecuencias durante los próximos 20 años.

En tanto, la provincia de Hudaydah, punto estratégico para el paso de mercancías y personas, deviene otra zona caliente del conflicto. En la zona portuaria ubicada en el este del país, los aviones de combate de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita habrían violado el alto el fuego 172 veces en las últimas 24 horas. Las operaciones militares, que algunos califican de "agresiones”, alimentan las protestas de quienes critican a Riad por incumplir los Acuerdos de Estocolmo.

YEMEN_-_bomba.jpg