Un bloguero chino filmó los campos de concentración para uigures en Xinjiang

Guanguan se hizo pasar por turista para comprobar la existencia de los centros de detención. Filmó 18 campos de concentración diferentes en funcionamiento y uno en desuso. La población local de etnia Han también le habló de los trabajos forzados. La UE renueva las sanciones contra Beijing por su represión de la población de habla turca.


Beijing (AsiaNews) – Un bloguero chino de 30 años filmó varios centros de detención de Xinjiang donde presuntamente mantendrían prisioneros a cientos de miles de uigures y otras personas pertenecientes a las minorías de habla turca y fe islámica. Según varias fuentes, en 2020, Guanguan se hizo pasar por turista para comprobar la existencia de los campos de concentración. Había oído hablar de ellos en los medios de comunicación occidentales.

Según Naciones Unidas, grupos humanitarios e investigadores independientes, desde el 2017, las autoridades chinas han internado a más de un millón de uigures, kazajos y kirguisos en campos de concentración. Según el régimen, estos sitios son en realidad "centros de formación profesional".

En su vídeo, que circula por YouTube desde el primero de octubre, Guanguan dice que quiere compensar la falta de información de la región autónoma china: debido a las restricciones del gobierno chino, es muy difícil que los periodistas extranjeros puedan realizar reportajes y entrevistas en Xinjiang.

El bloguero fue a visitar aquellos sitios que los investigadores habían identificado como campos de reeducación, centros de detención o prisiones. Para ello, utilizó las coordenadas GPS de 260 lugares de detención que había localizado Buzzfeed. Para su investigación, Guanguan también se valió de imágenes satelitales e información encontrada en la web.

En la capital de la provincia, Urumqi, y en otros lugares de Xinjiang, el "periodista ciudadano" filmó algunos lugares muy protegidos, con muros de cientos de metros de largo, torres de vigilancia y alambre de púas. Respecto a la cuestión del trabajo forzado, Guanguan afirma que escuchó conversaciones sobre el tema de boca de los Han -grupo mayoritario en China- que viven en Xinjiang.

Dado que podría terminar en prisión por difundir secretos de Estado, Guanguan huyó a los Estados Unidos. Según Nathan Ruser, investigador del Australian Strategic Policy Institute, el bloguero chino filmó 18 campos de concentración diferentes en funcionamiento y uno en desuso.

Se cree que más del 10% de los uigures que viven en Xinjiang -11 millones de personas- han pasado por estas instalaciones. Todo ello, en nombre de la lucha contra el terrorismo, el separatismo y el fundamentalismo religioso. Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y la Unión Europea sancionaron a Beijing por su represión de la población local de habla turca.

El 24 de noviembre, los embajadores permanentes ante la UE dieron luz verde para renovar las medidas punitivas contra cuatro altos funcionarios y un ente del gobierno de Xinjiang. La decisión será adoptada formalmente el mes que viene; sin embargo, de momento excluye la ratificación de un tratado de inversiones firmado en diciembre de 2020 entre la UE y China. Por su parte, el gobierno chino respondió a las sanciones de la UE adoptando contramedidas que afectan a personalidades y entidades europeas.

ZH_1125_Uig.jpg