06/09/2022, 13.48
PUERTA DE ORIENTE
Enviar a un amigo

Académico iraquí: hacen falta reformas, no elecciones. La visita del Papa, una 'oportunidad desperdiciada'

de Dario Salvi

Saad Salloum considera que el sistema político "no funciona" porque cada facción persigue "sus propios intereses" con el apoyo de "milicias, bancos y canales de televisión". Es una "mafia" que paraliza el país y alimenta la espiral de violencia después de cada elección. El bloque sadrista también está boicoteando la segunda ronda de conversaciones promovida por el primer ministro para superar el estancamiento institucional.

 

Milán (AsiaNews)- El sistema político iraquí “no funciona y tiene que ser reformado”, porque cada partido busca “sus propios intereses” con el apoyo de “milicias, bancos privados, canales de televisión y diputados en el Parlamento. Es un estado dentro de otro estado, una mafia, no un panorama político”. Entrevistado por AsiaNews, Saad Salloum, periodista y profesor asociado de Ciencias Políticas en la Universidad al-Mustanṣiriyya de Bagdad, una de las más antiguas del mundo, habla sobre los límites y las contradicciones de un país que recientemente ha sido escenario de una ola de violencia. Se desataron las protestas en las calles desde Bagdad hasta Basora debido al anuncio del retiro de la vida política del líder chiita Moqtada al-Sadr, pero detrás de todo eso hay rivalidades y egoísmos que paralizan un sistema institucional frágil, que no ha sido capaz de garantizar la estabilidad necesaria desde la invasión estadounidense en 2003. Dentro del mundo chiita "entendido como sistema político, no como pueblo", observa el estudioso, "hay una crisis de identidad y de facciones contrapuestas". Incluso la visita del Papa, que representó un momento "extraordinario" y único en la historia reciente, "fue desaprovechada", y a un año y medio de distancia sólo se puede considerar una "oportunidad perdida". Mientras tanto, la segunda ronda de conversaciones convocada por el primer ministro Mustafa al-Kadhimi terminó en un punto muerto. Una vez más el bloque sadrista boicoteó el encuentro, inutilizando los esfuerzos del gobierno. Por eso, en un clima de creciente tensión, se ha hecho un nuevo llamamiento a los miembros de la facción chiita, para que ésta vuelva a la mesa de negociaciones.

Profesor Salloum, ¿cómo ve usted la situación actual en Irak?

El problema gira en torno a un sistema político que no funciona y debe ser reformado. El primer paso es que los chiítas acepten una revisión del poder y la riqueza, comenzando una reestructuración interna y un diálogo con los otros partidos y minorías. Dentro del mundo chiita, entendido como sistema político y no como pueblo -que es otra cosa- también hay una crisis de identidad y de contraposiciones [véanse las diferentes alianzas con Estados Unidos e Irán]. Entonces el sistema no puede funcionar, porque excluye la posibilidad de cambio. Los líderes políticos deben favorecer reformas y la lucha dentro del mundo chiíta [mayoritario en el país] será decisiva para el futuro, mientras cada vez más personas, como miles de yazidíes en las últimas semanas, tratan de escapar a través de la frontera.

¿Esperaba una escalada de violencia como la de los últimos días?

Lo que hemos visto es el círculo de la violencia, que es la forma más fácil y viable para las facciones y los partidos [para imponer sus reclamos], porque trabajar por la paz siempre es más difícil. Se requiere negociación y diálogo, pero en el panorama actual nadie tiene capacidad para hacerlo. El equilibrio de poderes es un arte, pero nadie quiere perder su hegemonía. Cada partido persigue sus propios intereses con el apoyo de milicias, bancos privados, canales de televisión y diputados en el Parlamento. Es un estado dentro de otro estado, una mafia, no un panorama político y partidista. Por eso la violencia continúa, las raíces no se tocan mientras la mafia sigue beneficiándose de la estructura del país.

Muchos consideran las elecciones anticipadas como una posible salida. ¿Cree que pueden ser un punto de inflexión ante el estancamiento político e institucional?

Moqtada al-Sadr, el presidente de la República, el patriarca caldeo, sólo por nombrar algunos, muchos dirigentes hablaron de elecciones anticipadas. Sin embargo, sin la participación de todos los líderes en la práctica es inútil, es una postergación de los enfrentamientos, con los mismos problemas y dificultades que hoy. Las elecciones en sí son uno de los problemas, no una posible solución, porque después de cada votación se desencadena una espiral de violencia que parece inherente al sistema. Hace falta una reforma estructural, pero todos los partidos y facciones -desde dentro- saben que en este momento es imposible.

Invasión estadounidense, violencia interreligiosa, Estado Islámico: veinte años de sangre para el país. ¿Qué esperar para el futuro?

Desde la invasión estadounidense y la posterior caída de Saddam Hussein, el círculo de violencia ha acompañado siempre los procesos electorales debido a un sistema político basado en componentes y no en la ciudadanía o la identidad nacional. Después de cada votación siempre volvemos al punto de partida, a tal punto que hoy las urnas ya no son un factor de democracia. En 2006 la violencia en Samarra, en 2010 los ataques contra las iglesias de Bagdad, en 2014 el ISIS, en 2018 las protestas en las calles con numerosas víctimas y por último las elecciones en 2021, y todavía seguimos en una situación de estancamiento y crisis. El mismo círculo vicioso: urnas, negociaciones, violencia. El problema no es la votación en sí, sino un sistema político que ya no funciona. El país debe fundarse en la ciudadanía y la multiculturalidad.

Dr. Salloum, ¿qué alternativas hay, además de las elecciones, para responder a la crisis?

En primer lugar, hay que reestructurar el sistema político contando con el apoyo internacional, porque sin eso, como sucedió con la caída de Sadam, es imposible cambiar. Una forma razonable de hacerlo sería comenzar con una reforma de la Constitución y una modificación del sistema parlamentario, para que los diputados tengan menos poder y posibilidad de influencia sobre la acción de gobierno. Además, se requiere un poder judicial más fuerte, independiente de las garras de la clase dominante y los partidos. También hay que revisar y balancear los equilibrios entre Bagdad (el poder central) y Erbil (la región curda autónoma), porque la relación ya no funciona y parece más un sistema confederal que federal. Los kurdos deben contribuir a la solución, y no ser parte de los problemas, combatiendo la visión nacionalista por la cual cada partido o facción piensa en función de sí mismo.

Usted insiste a menudo en el concepto de "unidad en la diversidad" como fundamento de las sociedades. ¿Cómo se puede aplicar hoy?

Cambiando el paradigma: la unidad en la diversidad no es una amenaza, sino el camino hacia la unidad. Tenemos que invertir en la diversidad, sobre todo por las nuevas generaciones. La migración de la clase media, el éxodo de armenios, sabeos y yazidíes es una grave pérdida para el país, porque son parte de sus raíces, del sistema cultural. Irak no puede basarse en la identidad árabe y musulmana y sólo la diversidad puede garantizar su futuro para las nuevas generaciones.

Profesor, ¿qué queda de la visita del Papa Francisco a Irak?

El viaje del Papa tuvo una gran influencia para poner de relieve la diversidad que existe en la sociedad iraquí y fue un factor de cambio de mentalidad. Sin embargo, el trabajo debía comenzar inmediatamente después de que el Pontífice abandonó el país. Pero lamentablemente los líderes políticos, todos ellos, utilizaron el viaje como una oportunidad de visibilidad personal sin invertir en proyectos a largo plazo. Por mi parte considero que la visita del Papa fue un momento extraordinario pero desperdiciado por Irak. Una oportunidad perdida.

"PUERTA DE ORIENTE" ES EL BOLETÍN DE ASIANOWS DEDICADO A ORIENTE MEDIO ¿QUIERES RECIBIRLO TODOS LOS MARTES EN TU CORREO? SUSCRÍBETE AL BOLETÍN EN ESTE ENLACE

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Basora, al menos cuatro muertos en enfrentamientos entre sadristas y pro iraníes
01/09/2022 15:37
Cardenal Sako: Las elecciones anticipadas son la única vía para resolver la crisis iraquí
31/08/2022 11:21
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Bagdad: al-Sadr ordena la retirada. Se aleja (por ahora) el espectro de la guerra civil
30/08/2022 17:13
Académico iraquí: el bloque sadrista con suníes y kurdos es un paso ‘positivo’
29/03/2022 14:15


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”