14/06/2022, 12.42
PUERTA DE ORIENTE
Enviar a un amigo

Amán, optimismo y dudas sobre el plan de reformas a diez años

de Dario Salvi

Una "visión" destinada a "modernizar" el país, relanzar la economía y garantizar el empleo (especialmente para los jóvenes). Se estudian reformas para establecer un libre mercado y combatir la deuda pública. P. Rifat Bader: enorme inversión saudí de 400 millones en el sector de la Salud. El objetivo es dejar atrás el oscuro periodo de la crisis (económica) y la pandemia de Covid-19.

Milán (AsiaNews) - Las autoridades jordanas anunciaron un plan de desarrollo para los próximos diez años que pretende proponer una nueva visión del país en términos locales e internacionales. El proyecto acompaña las "visiones" promovidas en el pasado reciente por las monarquías del Golfo, desde Arabia Saudí hasta los Emiratos. En este caso, el objetivo de los dirigentes de Amán no es tanto liberarse de la dependencia del petróleo, siendo que el reino hachemita es un importador de energía, sino duplicar las cifras de crecimiento y "modernizar" los planes de desarrollo. Con especial atención a los jóvenes, para los que quieren crear "hasta un millón" de nuevos puestos de trabajo y fomentar las políticas ecológicas y la protección del medio ambiente, en una nación que ya está experimentando los efectos del cambio climático y una situación crítica en los recursos hídricos. "El proyecto contempla tres fases y se aplicará a lo largo de 10 años", explica a AsiaNews el padre Rifat Bader, director del Centro Católico de Estudios y Medios de Comunicación (CCSM). Y comenta que fue recibido "entre el optimismo del gobierno y el escepticismo popular sobre su viabilidad real".

 

Juventud, reformas y mercado

El plan publicado en los últimos días incluye reformas impulsadas por el rey Abdullah y presentadas hace un año, para ayudar al país -importador de petróleo- a revertir una década de escaso crecimiento con valores en torno al 2%,  por las guerras de Siria e Irak. A ello se sumó el impacto de la pandemia del Covid-19, que provocó el colapso del sector turístico. El plan pretende atraer hasta 40.000 millones de euros, que servirán para elevar el Producto Interno Bruto (PIB), hoy 30.200 millones de dinares (unos 40.000 millones de euros) a 58.100 millones de dinares (unos 78.000 millones de euros) en 2033.

El primer ministro, Bisher Al-Khasawneh, ya ha anunciado su intención de introducir reformas inspiradas en el libre mercado, que en el pasado se han visto frustradas por las administraciones conservadoras y la monarquía, que temían los virajes modernistas. Las reformas, explica el primer ministro, también afectan al sector público, que por desgracia suele ser utilizado como moneda de cambio electoral o para complacer a los ciudadanos con puestos de trabajo estatales a cambio de estabilidad social. La falta de control del gasto ha contribuido al aumento de la deuda pública, que llega a casi 40.000 millones de euros,  el 90% del PIB.

Un factor clave del programa de gobierno es el empleo juvenil: el reto es incorporar un millón de jóvenes al mercado laboral en los próximos 10 años. Con ello se pretende cambiar radicalmente la situación del desempleo: en los últimos años, la desocupación ha alcanzado picos del 24% en una nación en la que un tercio de sus 10 millones de habitantes son menores de 14 años. El desarrollo sostenible, advierten los expertos, pasa por las oportunidades para los jóvenes, que representan la "piedra angular" sobre la que construir el futuro -económico, político y social- del país. "Queremos un futuro", dijo el rey Abdullah, "en el que podamos recuperar el liderazgo en el sector educativo, innovar en el ámbito económico y aumentar la capacidad y la eficacia del sector público, y hacer prosperar el sector privado", superando las crisis relacionadas con las guerras y la pandemia.

"Uno de los objetivos", explica el P. Bader, "es el desarrollo del sector público, pero la particularidad de este ambicioso plan es el anuncio de una enorme inversión saudí - de casi 400 millones de euros- en el sector de la Salud,. Sobre el proyecto en general, continúa, "hay varias razones que llevan al pesimismo" y hay grandes dudas de que las promesas vayan seguidas de hechos "porque en el pasado los anuncios sólo se han quedado en el papel, y esto es lo que hace que la gente sea menos optimista". Sin embargo, también hay motivos para el optimismo por las garantías asociadas, la implicación y la cooperación entre gobiernos y otras instituciones estatales. En particular, la Asamblea Nacional, que se ocupará de realizar las modificaciones fundamentales del marco legislativo que regula el proceso económico".

 

El apoyo internacional

Una primera reacción positiva al plan de reforma presentado por Amán procede de los principales organismos financieros mundiales, desde el Banco Mundial hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI). El Banco Mundial ha aprobado un plan de financiación de la industria por valor de más de 80 millones de euros, destinado a fomentar las exportaciones del sector manufacturero mediante un nuevo fondo. La industria manufacturera, uno de los principales recursos de la economía nacional, sufrió una grave escasez de liquidez durante las fases más críticas de la emergencia sanitaria mundial. Para diversificar y ampliar las exportaciones y generar más puestos de trabajo, las empresas tienen que pasar del “modo supervivencia” a un nuevo nivel de competitividad.

Además, a finales de junio está prevista la cuarta reunión del Directorio Ejecutivo del FMI para ampliar la asignación de casi 1.300 millones de euros como parte del Extended Fund Facility. Este fue aprobado por primera vez en marzo de 2020 y luego fue reactivado con un adicional de hasta mil millones. Ali Abbas, jefe de la misión del FMI en el reino hachemita, ya ha anticipado la posible concesión de más créditos por valor de más de 160 millones de euros, lo que elevaría el total para el año en curso a casi 550 millones de euros. "Además", subraya el experto, "Jordania ha sido capaz de contener la inflación mejor que muchas otras naciones", a pesar de que las previsiones de crecimiento para 2022 se han rebajado del 2,7% inicial al 2,4% actual. Sin embargo, "tiene que alcanzar el 3-4%, si el país quiere avanzar y alcanzar una posición de mayor prosperidad".

Si se analiza el plan de desarrollo y sus múltiples implicaciones, el director del Centro Católico de Estudios y Medios de Comunicación afirma que "como Iglesias que viven en la virtud de la esperanza, no podemos dejar de ser optimistas a pesar de los muchos retos a los que se enfrenta Jordania". El sacerdote espera que el país pueda salir de una vez por todas "del túnel oscuro" que representa el nuevo coronavirus, al que hoy se suma "la guerra en Ucrania" que afecta negativamente "la paz y la estabilidad en el resto del mundo". Entre los muchos dramas y cuestiones críticas, advierte, el reino hachemita aún tiene que afrontar de forma decidida y definitiva "el de los refugiados, especialmente de Siria e Irak".  “Es un gran reto", concluye, "al que hay que mirar para tratar de entender cómo corregir la situación en el futuro, que se suma a la de los recursos y las materias primas, especialmente el agua, que corren el riesgo de escasear".

 

'PUERTA DE ORIENTE' ES EL NEWSLETTER DE ASIANEWS DEDICADO A ORIENTE MEDIO

¿QUIERES RECIBIRLO CADA MARTES EN TU CORREO ELECTRÓNICO? SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS EN ESTE ENLACE

TAGs
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Un estudio del Patriarcado Latino analiza el impacto del Covid en la escuela
12/07/2022 14:26
Concesiones, más que derechos: las mujeres de Oriente Medio aún están lejos de la igualdad
18/10/2022 12:42
El ISIS y la Yihad aprovechan la guerra 'cristiana' entre rusos y ucranianos
22/03/2022 11:05
Giro en la guerra, señales de paz: la posibilidad de una tregua en Yemen
11/04/2023 14:12
Yemen: un pueblo abandonado en un conflicto catastrófico e interminable
07/03/2023 15:04


Newsletter

Suscríbase a la newsletter de Asia News o cambie sus preferencias

Regístrese
“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”