12/10/2015, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

Beijing hace arrestar en Myanmar al hijo de un activista de 16 años

Con la complicidad del gobierno birmano, las autoridades chinas hacen arrestar al joven Bao Zhouxuan mientras intentaba escapar del país. Su “culpa” es la de ser el hijo de Wang Yu, una de las abogadas más famosas de China por su compromiso en favor de los derechos humanos. Continúa la persecución contra los abogados, que no se pliegan y siguen pidiendo justicia con una carta abierta.

Beijing (AsiaNews)- El gobierno chino, con la complicidad del birmano, logró hacer arrestar al hijo, de 16 años, de un abogado “desaparecido el pasado 9 de julio después de un coloquio con las autoridades. Los agentes de la policía de Myanmar han detenido a Bao Zhouxuan- también conocido como Mengmeng- y también a dos hombres que trataban de ayudarlo a escapar a los EEUU. La detención se realizó en Mong La, pequeña ciudad en la frontera birmana, y fue confirmado por el activista Fengsuo Zhou.

Zhou, que vive en S. Francisco, explica: “El plan era el de llevar al muchacho a Tailandia, donde habría encontrado para luego pedir asilo a los USA. Con él fueron arrestados Tang Zhishun, ingeniero de Beijing y el activista Xin Qingsian de Chengdu. Estamos muy preocupados. Sabemos que el gobierno quiere usar a este muchacho como rehén contra sus padres, ambos famosos activistas por los derechos humanos”.

Bao es hijo de Wang Yu, abogada “desaparecida” en el curso de una redada realizada por Beijing contra los abogados que ayuda a la población, a las minorías religiosas y a aquellos que tienen procesos políticos. Unos 300 exponentes de esta profesión fueron “arrestados para ser interrogados”  por la policía en varias ciudades y muchos de ellos están aún en la cárcel. En las redadas fue detenido también el abogado cristiano, Zhang Kai, que junto a un grupo de colegas estaba comprometido en frenar con el derecho la campaña de la demolición de las cruces, en curso en la provincia meridional de Zheijiang. La abogada Wang está entre aquellos que todavía están en manos de las autoridades.

En primer momento, el marido y el hijo habían intentado dejar el país en un normal vuelo desde el aeropuerto internacional de Beijing. Pero aquí fueron arrestados por las autoridades: Bao fue liberado después de dos días, pero le retiraron el pasaporte; el padre está encarcelado. “La madre, Wang- acota Zhou- es muy valiente y habla sin reticencias. Es una de la mejores en la defensa de los derechos humanos en China, y fue arrestada justamente por esto.

No obstante la gran presión ejercitada por el gobierno contra los abogados, éstos no perece querer callarse. En apoyo del joven Bao se declararon 68 expertos en derecho, que escribieron y firmaron una carta abierta al ejecutivo pidiendo que se le garantice la protección del joven y se asegure a la justica a aquellos que “infringiendo la ley” los arrestaron.

Además, escriben: “La policía debe interrumpir inmediatamente las molestias contra Bao y su familia, así como también aquellas realizadas contra las familias de todos los abogados involucrados en la redada. Debe también dejar de impedir a los activista y a los abogados dejar el país, garantizando sus derechos como ciudadanos chinos de entrar o salir de la nación”. Al final, piden a la comunidad internacional que “expresen en forma decidida la preocupación” por cuánto está sucediendo en China.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
La abogada por los derechos humanos Wang Yu y su marido fueron arrestados por “subversión contra el Estado”
14/01/2016
Beijing, Angela Merkel se encontró con las esposas de los abogados que están encarcelados
29/05/2018 17:14
Procesaron al poeta Wang Zang: su ‘libertad de expresión’ es ‘subversión contra el poder del Estado’
21/12/2020 11:21


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”