26/06/2021, 11.35
RUSIA-ASIA CENTRAL
Enviar a un amigo

Dramática sequía en Rusia y Asia Central

de Vladimir Rozanskij

Algunas regiones rusas podrían perder hasta la mitad de las cosechas. Kirguistán y Tayikistán conservan la poca agua de sus ríos en detrimento de Uzbekistán y Kazajistán. El gobierno turkmeno ignora las dificultades climáticas y celebra la ceremonia de la "Tienda Blanca".

Moscú (AsiaNews) – Algunas regiones de Rusia podrían perder hasta la mitad de sus cosechas debido a la prolongada sequía de la última primavera. La situación en Asia Central también es crítica: los países con ríos de curso alto (Kirguistán y Tayikistán) intentan conservar el agua para satisfacer sus necesidades pero dejan secos los ríos de curso bajo (Uzbekistán y Kazajistán).

El Ministerio de Agricultura ruso, dirigido por Dmitry Patrušev, intenta mantener el optimismo. Por ahora, no tiene previsto revisar sus previsiones sobre la cosecha de cereales, a pesar de que los datos preliminares muestran una neta caída. Salvo que se produzcan importantes precipitaciones, el resultado final será una fuerte suba de los precios de los cereales, un daño enorme para una economía que ya atraviesa dificultades.

Si no cesa el calor excesivo -anormal para la región-, a partir de la semana próxima,  Tartaristán implementará un régimen de emergencia para los trabajadores del sector agrícola. El presidente de la república rusa cercana a los Urales, Rustam Minnikhanov, expresó su esperanza de que "antes del 30 de junio las cosas cambien para mejor". Los tártaros ya perdieron la mayor parte de su cosecha en el 2010.

La situación no es mejor en las zonas ubicadas más allá del Volga y en toda la región de los Urales, según el director de la empresa agrícola "ProZerno", Vladimir Petrichenko. El empresario explica que "inesperadamente, sólo se está un poco mejor en Saratov [ciudad del sur, al otro lado del Volga], donde la sequía normalmente suele ser peor. En cambio, vastas regiones como Baskortostán, Uliánovsk, Oremburgo, Cheliábinsk y Kurgán están al borde de una catástrofe".

En todas estas zonas, las reservas de agua se han agotado y la sequía también podría afectar la calidad del poco grano que se logre cosechar, ya que sin agua no puede madurar y se seca de raíz. Hace más de un mes que no llueve (y el mes anterior las precipitaciones fueron escasas) y peligran todas las cosechas de trigo del invierno. Estas regiones pertenecen a la parte de Rusia conocida como la "Tierra Negra" por la elevada humedad de su suelo, que ahora luce desolado y teñido de un color grisáceo”.

A pesar de los incendios forestales sufridos en los últimos meses, Siberia Oriental, por el contrario, muestra datos más tranquilizadores. La región de Omsk acaba de recuperarse de un largo periodo de sequía y destrucción. Por lo tanto, antes de tomar medidas drásticas para todos los territorios, se espera la primera cosecha en toda la parte oriental de Rusia. Los cambios estacionales podrían reflejar modificaciones significativas en el clima siberiano y urálico, lo cual resulta mucho más preocupante. 

En Uzbekistán, la temperatura de junio osciló entre 38 y 42 grados centígrados, batiendo todos los récords desde 1881, cuando se iniciaron las mediciones atmosféricas en Asia Central. Se cree que pronto se batirá el récord de temperatura máxima en Taskent, que ha sido de 44 grados. En Tayikistán y Turkmenistán ya se han alcanzado los 45 grados, y en el sur de Kirguistán, en Osh, los ciudadanos buscan refugio en el canal que atraviesa la ciudad.

En todo Kirguistán, las reservas de agua se han reducido a 8.700 millones de metros cúbicos (normalmente alcanzan los 19.500 millones). La reserva de agua se alimenta en gran medida del río Naryn, un afluente del río Sir Daria, el más largo de toda Asia Central, que fluye desde Tayikistán hacia Uzbekistán y Kazajistán.

Las autoridades kirguisas tienen previsto cerrar la central hidroeléctrica de Toktogul. La planta produce el 40% de la energía del país, y abastece a una parte de Uzbekistán y Kazajistán, que quieren evitar su cierre. Se están llevando a cabo varias negociaciones entre estos gobiernos, intentando intercambiar electricidad por suministro de agua, para evitar una catástrofe general.

Turkmenistán es el único país que parece dispuesto a ignorar las dificultades climáticas. El 23 de junio, Gurbangul Berdymukhamedov inauguró la ceremonia de la "Tienda Blanca Turkmena" (Türkmeniň ak öý) en el velayat de Lebap. Para la ocasión, el presidente turkmeno obligó a grandes multitudes a reunirse bajo el sol abrasador para escuchar canciones y bailes tradicionales, con escenas teatrales dedicadas a su culto personal.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ashgabat, Berdimuhamedov es presidente por tercera vez. Permanecen la pobreza y la represión
13/02/2017 21:19
Los migrantes de Asia Central prefieren Kazajistán antes que Rusia
09/06/2021 12:14
El futuro de Asia Central: muchas oportunidades, aunque se requiere cooperación
06/04/2017 18:17
En Asia Central, los hijos se desempeñan en las esferas del poder junto con sus padres
16/02/2021 10:38
Los desafíos del 2021 en Asia Central
05/01/2021 10:33