01/12/2022, 10.36
KAZAJISTÁN-RUSIA
Enviar a un amigo

El ‘nuevo’ camino kazajo se reinicia desde Moscú

de Vladimir Rozanskij

El flamante presidente reelecto y líder de Astaná se reúne con Putin en Rusia. Se destacan los lazos económicos históricos entre ambos países. Kazajistán procura un equilibrio entre el Kremlin y China. Con la participación de la UE, la ex república soviética pretende confirmarse como puente entre Oriente y Occidente.

Moscú (AsiaNews) - El flamante presidente de Kazajistán, Kasym-Žomart Tokaev, reelecto tras un año de tensiones sociales y cambios constitucionales, realizó su primera visita oficial del nuevo mandato. No esperó ni 10 días para acudir a ver a su eterno "hermano mayor" de Moscú, Vladimir Putin, con quien se reunió en el Kremlin. También acompañó (online) al presidente ruso durante el 17º Foro de Cooperación Interregional, un evento acuñado en la era soviética, que tuvo lugar en Oremburgo, en el sur de Rusia.

Putin agradeció a su homólogo kazajo por haber elegido a Rusia como su primer destino internacional, en cierto modo un obligado homenaje a su pasado colonial. Hay que recordar que el verano pasado, Tokaev lo había criticado públicamente por la ocupación ilegítima de Crimea y el Donbass.

El presidente ruso no dejó de mencionar que Moscú sigue siendo el principal inversor en la economía kazaja, con unos 17.000 millones de dólares. Los dos países cooperan en 30 grandes proyectos, en todos los sectores de la economía, y 76 de los casi 100 sujetos federales de Rusia tienen relaciones con socios kazajos.

Tokaev prometió garantizar la seguridad de las inversiones rusas en Kazajistán. El volumen de negocios con los rusos aumenta año tras año, especialmente en este momento de sanciones occidentales. También apoyó los movimientos en sentido contrario: este año, las inversiones kazajas en Rusia ya han superado los 500 millones de dólares, frente a los 2.000 millones rusos. El presidente kazajo hizo hincapié en la modernización de las cadenas logísticas, a fin de consolidar  "infraestructuras avanzadas y eficaces".

La propuesta se refiere a la creación de "polos comerciales para todo el territorio euroasiático", explotando zonas del oeste de Kazajistán que limitan con Rusia y que Moscú considera "regiones originariamente rusas". A estos hubs se sumarán otras tantas instalaciones en las fronteras orientales con Uzbekistán, Kirguistán y China, y el acceso occidental se realizará a través de los puertos de Aktau y Kuryk, en el Mar Caspio. De esta manera, se facilitará la participación de Turquía y Europa.

Kazajistán relanza así su vocación de ser "puente de Eurasia" abierto a todas las líneas geopolíticas y rutas comerciales. Marca una continuidad con la política de los treinta años de Nazarbayev, que su delfín y sucesor hoy prosigue sin vacilar, con la nueva aureola de "reformador" construida artificiosamente a lo largo del difícil 2022. Sin duda, los corredores logísticos que confirman esta dimensión tuvieron que ser modificados tras la guerra rusa en Ucrania y la política de sanciones: se intensificaron las relaciones con Beijing pero aún así  se buscan nuevas vías para no interrumpir los lazos históricos con Moscú.

Por todo ello, en su reunión con el primer ministro ruso, Mikhail Mišustin, Tokaev se mostró dispuesto a considerar un acuerdo trilateral Rusia-Kazajistán-Uzbekistán, que el propio Putin había insinuado. Este pacto permitiría restablecer el equilibrio entre Rusia y China en las relaciones con Kazajistán, que hoy en día están casi en igualdad de condiciones; los expertos esperan que la segunda visita internacional de Tokaev sea a Beijing, y desde luego no a París, aunque China es mucho más cauta y lenta en la preparación de las reuniones internacionales.

Sin embargo, la Unión Europea no se queda de brazos cruzados, ya que está muy interesada en entrar en los mercados de Asia Central. En los últimos meses hubo una procesión ininterrumpida de políticos europeos a Astaná, a la que acudió incluso el Papa Francisco, aunque ciertamente no para negociaciones comerciales. El socio occidental favorito de los kazajos parece ser Francia. Por otro lado, no faltan los planes de desarrollo logístico que eluden el territorio de Rusia, apoyándose en Bakú y Ankara. Aunque se respetan tradiciones centenarias, las nuevas líneas que avanzan y dividen el mundo en Oriente y Occidente, hoy pasan por Kazajistán.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Las cuentas de Tokaev, entre bancos y guerras
26/09/2022 11:45
Amistad y rencores entre Moscú y Nursultán
11/11/2021 10:13
Putin y los kazajos coinciden en la ecología, pero se enfrentan por los tigres
07/10/2021 11:04
Guerra en Ucrania: los kazajos se ofrecen para una mediación entre Moscú y Kiev
04/03/2022 10:47
Tokaev recorre el mismo camino que Nazarbaev
14/10/2022 13:10


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”