30/10/2021, 11.08
ORIENTE MEDIO-REINO UNIDO
Enviar a un amigo

El cambio climático convierte a Oriente Medio en un lugar ‘inhabitable’

Alerta de los científicos y ecologistas en vísperas de la COP26, que se celebrará en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre. Muchos países han dejado de ser lugares pintorescos para convertirse en parajes polvorientos -es el caso de Irán, donde se secó el Lago Urmia. En junio, Kuwait registró temperaturas de hasta 53,2 grados. La región se está calentando al doble de la media mundial.

Beirut (AsiaNews) - Oriente Medio es una de las regiones más afectadas por el cambio climático y, al mismo tiempo, una de las menos preparadas para hacer frente a las dramáticas consecuencias que conlleva. Científicos y ecologistas alertan sobre la grave crisis medioambiental que atraviesa: se está convirtiendo en un lugar "literalmente inhabitable", hasta el punto de que el pasado verano varias regiones que solían ser pintorescos lugares de vacaciones se han convertido en parajes polvorientos.

Con el correr de los años, las temperaturas cada vez más extremas y las graves sequías asolaron la región, quemando bosques enteros y envolviendo las ciudades en un calor insoportable. En junio, Kuwait registró temperaturas de hasta 53,2 grados centígrados, un fenómeno que también afectó a Omán, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudita, con marcas superiores a los 50 grados centígrados. Irak e Irán también registraron temperaturas de hasta 51,5 y 51 grados respectivamente. 

Para muchos, lo peor está por llegar, ya que los fenómenos extremos están en su comienzos. La región de Oriente Medio se está calentando al doble de la media mundial: para el año 2050, será al menos cuatro grados más cálida que el objetivo de 1,5 grados fijado para salvar a la humanidad. 

Según el Banco Mundial, las condiciones extremas se convertirán en rutina y podría haber más de cuatro meses de sol abrasador al año; el Instituto Max Planck alemán afirma que muchas ciudades podrían volverse "inhabitables" antes de que termine el siglo, en parte porque las numerosas guerras y las divisiones confesionales hacen aún más difícil encontrar una respuesta mancomunada a los desafíos que amenazan la existencia colectiva. Este es uno de los temas centrales a abordar en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 -más conocida como COP26- que se celebrará desde mañana hasta el 12 de noviembre en Glasgow (Escocia), y estará presidida por el Reino Unido.

Al analizar la situación de algunos países, los expertos de la Cruz Roja Internacional y de la Media Luna Roja (CIRC) advierten que en Yemen podrían aumentar las inundaciones y las enfermedades transmitidas por el agua

En Irak, el cambio climático promete agravar los ya acuciantes retos en materia medioambiental, de seguridad y económicos. El aumento de las temperaturas, las sequías prolongadas, la desertificación y la salinización han puesto de rodillas al sector agrícola. Se prevé que el declive de los principales ríos, como el Tigris y el Éufrates, secará las reservas, con inevitables repercusiones en la economía y las instituciones en los próximos años.

En Irán, la desertificación y/o deforestación afecta a gran parte del territorio. Las descargas de efluentes y cloacas han contaminado el agua de los ríos, costas y napas. Los humedales y los cursos de agua dulce se están secando: es el caso del lago Urmia, que solía ser navegable y hoy parece una extensión polvorienta. Además, los vertidos de petróleo y productos químicos han dañado la flora y la fauna del Golfo Pérsico y el Mar Caspio. Por su parte, las autoridades de gobierno aún no promueven una política de desarrollo sostenible, y priorizan los objetivos de crecimiento a corto plazo para mitigar los efectos de las sanciones internacionales. 

En Turquía, las temperaturas y los fenómenos atmosféricos como las sequías y olas de calor aumentan de forma extrema. Las emisiones de gases de efecto invernadero representan el 1% del total mundial y la política energética sigue favoreciendo al carbón, con enormes subvenciones en el sector. Los vientos de la crisis también soplan desde Israel, un país relativamente pequeño, pero cuyo impacto regional supera su tamaño. Hasta ahora, sus esfuerzos para reducir las emisiones no han servido de mucho: en medio siglo, la temperatura subió 1,4 grados, y la tasa de precipitaciones se redujo. Israel ahora tiene entre 20 y 40 días por año con temperaturas superiores a 30 grados. Por último, Jordania es uno de los países del mundo donde el agua escasea más, y sus habitantes se verán obligados a vivir con un máximo de 40 litros per cápita para todas las necesidades. La cifra es 10 veces inferior a la media de Estados Unidos y hoy en día ni siquiera está disponible en todos los hogares jordanos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Oriente Medio, la lucha contra el cambio climático y la dependencia del petróleo
04/11/2021 10:52
Hanoi: la falta de agua amenaza al país
31/08/2021 13:33
Cambio climático: Oriente Medio podría convertirse en un desierto
31/08/2018 00:29
Youth4Climate, las voces de Asia por el planeta
30/09/2021 14:50
Un nuevo estudio demuestra que se ha subestimado el aumento del nivel del mar
07/07/2021 14:16


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”