17/03/2023, 11.07
KIRGUISTÁN
Enviar a un amigo

El parlamento kirguís pide la pena de muerte para los pedófilos

de Vladimir Rozanskij

Proponen realizar un referéndum popular, que requiere la aprobación del presidente Sadyr Zhaparov. Activista humanitaria en desacuerdo con los castigos personales contrarios a las convenciones internacionales. El fenómeno de la violencia contra los menores crece en el país. Los padres a menudo se van a trabajar al exterior y los niños quedan sin protección familiar.

 

Moscú (AsiaNews)- Los diputados del parlamento kirguís presentaron una propuesta que introduce la pena de muerte para los pedófilos. Quieren hacer un referéndum popular, que ahora depende de la aprobación del presidente Sadyr Žaparov. Una amplísima mayoría de parlamentarios dio luz verde a la iniciativa.

Sin embargo, la activista humanitaria Nazgul Turdubekova, directora de la Liga para la Defensa de los Derechos del Niño, explicó en una entrevista con Currentime que no está de acuerdo con el proyecto. Turdubekova recuerda que “Kirguistán es un país democrático y civilizado, que ha ratificado el pacto internacional de derechos civiles y políticos y otras convenciones de la ONU que rechazan este tipo de castigos personales, como la pena de muerte”.

En cuanto al problema de la pedofilia, Turdubekova señala que el aumento de la violencia sexual contra los niños en el país es realmente preocupante, y que "nuestra legislación sobre la defensa de los niños está tan superada desde el punto de vista moral que es incapaz de hacer frente a los desafíos actuales".Su fundación se ha dirigido en repetidas ocasiones al Parlamento para solicitar una nueva redacción del código de la infancia, que incluiría la formación de fuerzas especiales para defender a los niños de la violencia sexual en el lugar donde viven, destinando a esta tarea un porcentaje significativo de trabajadores sociales.

En los 30 años de independencia de Kirguistán "nunca ha habido un solo operador que se ocupara específicamente de este problema, ni del apoyo a las familias a nivel local", recuerda la activista, cuando esto es absolutamente necesario. “En las condiciones de nuestro país, en una de cada cuatro familias los niños crecen prácticamente sin padres” debido a la migración laboral. Los niños quedan a cargo de los abuelos y otros parientes, sin la protección que ofrecen los padres.

Turdubekova observa que la experiencia de los distintos países donde se ha aplicado la pena de muerte demuestra que el problema de la violencia sexual no se resuelve ni se reduce: "No es un método eficaz para prevenir la violencia contra los niños". Sería mucho mejor insistir en la institución de un control social sobre el terreno. Lamentablemente los diputados no han tenido en cuenta estas propuestas, repite la dirigente de la Liga, cuando “precisamente los familiares y vecinos son los que constituyen la principal amenaza para los niños”.

Por no hablar de que la pena de muerte "costaría mucho más que la asistencia social, porque para aplicar la condena hay que crear secciones especiales en las cárceles y contratar verdugos". Para concluir, Turdubekova afirma que “corremos el riesgo de perder nuestra imagen de país con rostro humano y democrático, y en general estamos empeorando la situación de la defensa de los derechos humanos, dado que también observamos que han aumentado considerablemente los errores en las sentencias judiciales". En su opinión, se relevan errores judiciales incluso en los países más avanzados en este aspecto, entonces "¿qué podemos decir de Kirguistán?".

 

TAGs
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El presidente Zhaparov se reúne en Dubái con sus predecesores
23/02/2023 12:37
Ankara dicta las condiciones para la cooperación con Biskek
16/09/2021 11:10
Biskek, elecciones marcadas por el fraude y las protestas
01/12/2021 10:28
La sociedad civil kirguisa se interroga sobre los derechos y las libertades
25/11/2022 12:26
Biskek: el ex presidente Akaev vuelve del exilio
05/08/2021 11:09


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”