04/06/2021, 12.50
BANGLADÉS
Enviar a un amigo

En recuerdo del ataque a la iglesia de Banirchor, los católicos piden justicia

de Sumon Corraya

El 3 de junio se cumplió el 20º aniversario del atentado con explosivos contra la Iglesia del Santísimo Redentor, que dejó 10 muertos y más de 50 heridos. "Han pasado 20 años, pero no hemos obtenido justicia. Expresamos nuestra ira, insatisfacción y ansiedad".

Gopalgonj (AsiaNews) - El 3 de junio se cumplió el 20º aniversario del atentado contra la Holy Redeemer Church, una parroquia de Baniarchor situada en Gopalgonj, en el sur de Bangladés. Por este motivo, cientos de fieles de Baniarchor asistieron a la conmemoración y a la oración en la iglesia. Hace 20 años, ese día, mientras los católicos participaban en la misa dominical, se produjo una enorme explosión que acabó con la vida de 10 personas y dejó más de 50 heridos.

La policía dio a conocer que el grupo islamista Harkat-ul-Jihad-al-Islami Bangladesh había perpetrado el atentado, pero no presentó un expediente de denuncia. Además, 22 agentes que trabajaron en la investigación fueron apartados de la causa.

El misionero javeriano P. Mimmo Dominico Pietanza, italiano, era el párroco en el momento del atentado pero su caso fue archivado luego de su muerte. El líder laico local Peter Boiragi presentó una demanda.

Ayer, el padre Jerom Rinku Gomes, un sacerdote local de la diócesis de Barisal, que abarca la zona, dijo a AsiaNews que la policía aún no ha podido completar sus investigaciones para formular los cargos acusación. Todo ello genera preocupación en los fieles de la minoría que viven en el país y buscan obtener justicia. "Pedimos al gobierno que dicte una sentencia rápida en esta causa", dijo el sacerdote Los laicos también pidieron que se haga justicia en el peor atentado contra la Iglesia en la historia del país. "Han pasado 20 años, pero no hemos conseguido justicia. Expresamos nuestra ira, insatisfacción y ansiedad. Exigimos firmemente que se haga justicia por el ataque a la iglesia de Banirchor", dijo Nirmol Rozario.

Las familias de las víctimas aún no olvidan el atentado y exigen justicia. Uno de los Shuk, Ranjan Haldar, perdió a su joven hijo Sumon Haldar. "El 3 de junio de 2001, durante la misa, oímos el estruendo de la bomba; me adelanté y vi el cuerpo ensangrentado de mi querido hijo. Murió al instante. Cuento los días hasta que se haga justicia. Todavía no conseguí que se haga justicia", explicó Shuk Ranjan Haldar.

Arup Biswas perdió a su padre, Sotis Biswas, en el atentado. Con tristeza, recuerda: "Cuando perdí a mi padre, yo era un niño. Ahora no puedo recordarlo. Como no tuve un padre, crecí en medio de la pobreza. No quiero que nadie pierda a sus padres en su infancia, como me pasó a mí", dijo y exigió justicia por el asesinato de su padre.

Bangladés es un país cuya población mayoritaria es musulmana. Con 166 millones de habitantes, solo el 0,4% es cristiano, y los fieles de esta minoría suelen sufrir persecuciones. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bangladesh, 8 islamistas condenados a muerte por el asesinato en Año Nuevo
23/06/2014
Los grupos islamistas buscan reclutas en la comunidad transgénero
12/03/2021 13:25
Militantes atacaron furgoneta carcelaria para liberar al líder islamista Abdul Hannan
07/03/2017 13:02
Rohingyás se encuentran con el Papa: El Papa Francisco me ha mostrado compasión (video)
02/12/2017 12:39
Misionero en Bangladés: somos un ‘pequeño resto’ guiados por el Espíritu Santo
02/12/2017 10:46