06/09/2016, 14.17
LAOS – ASEAN – EE.UU.
Enviar a un amigo

Entre incidentes diplomáticos y controversias, se abre la cumbre de Vientián

 A la reunión anual asisten los 10 miembros de la ASEAN, China, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos. Sobre la mesa de acuerdos comerciales, la cuestión del Mar del Sur de China y los derechos humanos. En la víspera un gaffe del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, que insultó a Barack Obama. El presidente de Estados Unidos ha cancelado la reunión personal.

Vientiám (AsiaNews / Agencias) - Comenzó con un incidente diplomático la Cumbre -que tendrá lugar estos días en Laos- de los 10 países miembros de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste de Asia) y los representantes de China, Corea del Sur, Japón y los Estados Unidos. En la víspera de la cumbre, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, insultó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamándolo un "hijo de..." por haber anunciado su intención de discutir las ejecuciones extrajudiciales consumadas en Filipinas en los últimos meses.

A raíz de estas declaraciones, Obama ha decidido cancelar la reunión bilateral con Duterte, prevista para hoy. En su lugar, el ocupante de la Casa Blanca se reunirá con el presidente de Corea del Sur, Park Geun-hye, y es probable que entre los temas que traten esté una respuesta a las continuas provocaciones de Corea del Norte, que ayer lanzó tres misiles en el Mar de Japón .

A las pocas horas llegaron las excusas del presidente de Filipinas, que dijo: "Nuestra intención principal es trazar una política exterior independiente, promoviendo lazos más estrechos con todas las naciones y en especial con los EE.UU., con el cual tenemos una larga historia de cooperación".

A pesar de estas declaraciones, parece que la voluntad de Duterte es distanciarse de Washington en la esperanza de mejorar las relaciones con Beijing. Desde la elección del presidente no ha planteado la cuestión del mar de la China meridional durante la cumbre en Vientiane, sino hablar de ello sólo en un encuentro cara-a-cara con el primer ministro chino, Li Keqiang.

Barack Obama aterrizó ayer en Laos, convirtiéndose en el primer presidente en visitar el país. Después de una reunión con la contraparte Bounnhang Vorachit, hoy el presidente de Estados Unidos anunció un acuerdo de tres años de 90 millones de dólares como contribución a la seguridad de Laos y la recuperación de las municiones sin estallar.

Entre los años 60 y 70, de hecho, las fuerzas de Estados Unidos dejaron caer en territorio laosiano alrededor de 2,2 millones de bombas, un tercio de las cuales no explotaron. Según Obama, Estados Unidos tiene "una obligación moral" de ayudar a resolver esta amenaza.

En estos días, Obama también se defiende la causa de la ratificación del Tratado de libre comercio del Pacifico (TPP, Trans-Pacific Partnership), una de las claves de su política asiática. El acuerdo comercial, con un total de 12 naciones de la zona y el 40% de la economía mundial, es criticado en Estados Unidos, donde es visto como una amenaza para el empleo.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
En la cumbre de Ventián, Beijing "desaparece" del Mar de China meridional
09/09/2016 13:23
Xi, a Biden: para el deshielo de las relaciones, dejen de interferir en nuestros asuntos
16/11/2021 12:59
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Para China, Trump es mejor que Clinton: palabras de un general chino
19/11/2016 11:21


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”