04/11/2013, 00.00
ISLAM - GRAN BRETAÑA
Enviar a un amigo

Finanzas islámicas en la era global

de Daniele Atzori
El World Islamic Forum celebrado en Londres consagra Gran Bretaña como un centro mundial de finanzas islámicas. Sospechas de vínculos con los movimientos islamistas. La crítica de la "falta de moral" y la sumisión a las conveniencias económicas del materialismo. La importancia de un diálogo entre los economistas islámicos y la doctrina social de la Iglesia.

Roma (AsiaNews) - La novena World Islamic Economic Forum, celebrado en Londres entre el 29 y el 31 de octubre marca en forma definitiva la transformación de las finanzas islámicas en un fenómeno corriente. Hasta no hace muchos años, finanzas islámicas era desconocidas para la mayoría de la gente. Alguien incluso la comparó con la financiación del terrorismo islamista. En los primeros años después del 11 de septiembre de 2001, cualquier cosa que tuviera que ver con el Islam se veía con preocupación.

En cambio, en los últimos días, primer ministro británico David Cameron quien hablo en el foro, diciendo que Londres no está satisfecho con ser el primer centro de finanzas islámicas fuera de los países musulmanes, pero pretende competir directamente con Dubai y Kuala Lumpur. De hecho, en el año 2006, Gordon Brown, a la vez Director del Ministerio de Hacienda, había expresado intenciones similares, pero luego sus afirmaciones habían aparecido extravagantes a la mayoría de la gente; Hoy el escenario internacional es bastante diferente.

En una Europa azotada por la crisis económica, la posibilidad de atraer capital de regiones ricas en efectivo como los países productores de petróleo es muy tentador. Cameron ha anunciado la intención de su gobierno para poner en marcha un vínculo sukuk, que es compatible con la Sharia, para recaudar 200 millones de libras.

Pero ¿qué son, exactamente, las finanzas islámicas? El medio de la cual se origina está bien narrado por Charles Tripp, profesor en la School of Oriental and African Studies en Londres, en su Islam y la Moral Económica: el reto del capitalismo, que se refiere a las reacciones de la sociedad y las culturas islámicas hacia la penetración del capitalismo occidental entre los siglos XIX y XX. fue, de hecho, la percepción de que la economía de mercado podría representar un riesgo para los valores religiosos y mMorales personificado por la tradición islámica. Es en este contexto que la base de la economía del Islam (economía islámica), es una disciplina que apunta a una reforma global del sistema económico coherente con los principios del Islam.

Economistas islámicos consideran el socialismo y el capitalismo como fallidos, ya que ambos se basaban en una concepción del ser humano que descuidó la dimensión espiritual. El eje fundamental de la economía islámica ha sido individualizado por el intelectual islamista paquistaní Abu Ala Mawdudi con la prohibición coránica del riba [usura], identificado con los intereses. Así la economía islámica desarrolla las bases teóricas para una crítica a las teorías económicas occidentales, las finanzas islámicas, desarrollada en los años 70 del siglo pasado, representa un intento práctico para crear un sistema alternativo. Financiado por la enorme liquidez puesta a disposición por el shock petrolero de 1973, ha experimentado un período de rápida expansión. El primer Banco Islámico comercial moderna, el Dubai Islamic Bank fue fundado en 1975. En el mismo año, comienza sus actividades el Islamic Development Bank, creado por los ministros de finanzas de los países miembros de la Organización de la Conferencia Islámica. En esta primera fase la expansión de los bancos islámicos refleja la voluntad de Arabia Saudita de ser país hegemónico en el mundo islámico. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, el manto de sospecha sobre los bancos islámicos en los sucesos del 2001 ha contribuido a disminuir su expansión hacia el oeste.

En este sentido, la cuestión de las relaciones entre las finanzas islámicas y el Islam político era a menudo tratados superficialmente, tanto por sus críticos que sus apologistas. El prejuicio que identifica las finanzas islámicas como la mano larga del yihadismo es infundado. Sin embargo, los informes del Islam político ' con lo 'económico' son mucho más complejos de lo que parece. Como lo demuestra el texto riguroso sobre la política de finanzas islámicas, publicado por Henry Clement y Rodney Wilson en el 2004, los bancos islámicos y los movimientos islamistas tienen relaciones articuladas a menudo desarrolladas [1].

Hoy en día, las sospechas públicas son menores, la apertura a finanzas islámicas se ve cada vez más como una forma de atraer capital. Sin duda, de hecho, del sector de las finanzas islámicas es muy extenso y en constante expansión. No es sorprendente el hecho de que, hoy en día, el Reino Unido sea un país líder en el campo de las finanzas islámicas. Londres no es sólo uno de los principales centros financieros mundiales, sino también tiene una importante minoría musulmana.

En Gran Bretaña también se han establecido importantes centros de estudio dedicados a finanzas islámicas; en este sentido, desempeña un papel pionero la Fundación Islámica, que tiene su asiento en Markfield, Leicestershire, desde 1973. Entre los fundadores de la economía islámica, ha tenido gran importancia los intelectuales del subcontinente indio intelectuales, en la estela de los pensadores islamistas Abu Ala Mawdudi, ha construido la plataforma teórica en que se basa la economía islámica. Gracias a la intensa relación entre el subcontinente, por un lado y Gran Bretaña, por el otro, este último se ha convertido en sí mismo en uno de los principales centros de pensamiento islámico contemporáneo. En particular, la diáspora paquistaní en tierra inglesa tuvo y tiene un papel importante en la génesis y desarrollo de la economía y finanzas islámicas. Esto es verdaderamente un fenómeno global. A menudo, en la opinión pública, se ha difundido la idea errónea que identifica a los países árabes y el mundo islámico; en cambio, en la historia de las finanzas islámicas, jugó un papel clave en las zonas árabes y cualquier cosa menos marginal en el mundo islámico, como Pakistán y Malasia.

Esta gran expansión en todo el mundo ha planteado una serie de nuevos desafíos. La economía islámica fue creada, como se dijo, por el deseo de promover una reforma del sistema económico coherente con los principios del islam. Sin embargo, las finanzas islámicas, nacidas como 'brazo operativo' de la economía islámica, a menudo es acusada de descuidar su inspiración original. ¿La propagación de las finanzas islámicas representa un paso hacia la islamización de la economía o, por el contrario, una victoria del homo economicus sobre el homo islamicus? el debate fue intenso y llevó a algunos intelectuales islámicos para criticar los fundamentos de este tipo de financiación. El enfoque de Mawdudi, una fuerza dominante en los llamados "padres fundadores" de la disciplina, en realidad ha promovido un excesivo énfasis en los aspectos legales de la sharia, a expensas de la inspiración ética.

El problema es que el impetuoso crecimiento de finanzas islámicas ha ido tomado de la mano con su dificultad para abordar los problemas socio-económicos a los que la economía islámica trata de responder. Por lo tanto, se ha desarrollado un debate sobre lo que el intelectual Mehmet Asutay ha llamado la "bancarrota moral" de las finanzas islámicas. En otras palabras, los bancos islámicos, respetando la letra de las normas de la sharia, descuidan el espíritu, es decir la inspiración ética. El homo islamicus sería, por tanto doblegado por el homo economicus. La crítica de los economistas islámicos a nuestro modelo socioeconómico les trae, en muchos sentidos, los pensamientos que surgen dentro de las otras grandes tradiciones religiosas de la humanidad, y sobre todo a la doctrina social de la Iglesia. Desde la Rerum Novarum de 1891 a la Caritas en Veritate de 2009, la Iglesia católica ha desarrollado una profunda reflexión sobre los mismos temas en los que se ha interrogado hasta la economía islámica. Un debate ecuménico sobre estas cuestiones sería para toda la humanidad, una razón para la esperanza.

 

[1] sobre este aspecto ver AsiaNews.it, 31/01/2007, artículo escrito por SAMIR K., Finanza islamica e sharia, il suicidio dell'Europa (ndr)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Un ítalo-marroquí, el tercer terrorista del London Bridge
07/06/2017 11:41
Boris Johnson corteja a la India para reactivar la economía posterior al Brexit
21/04/2022 15:23


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”