02/07/2014, 00.00
HONG KONG - CHINA
Enviar a un amigo

Hong Kong, cientos de arrestos después de la gran marcha por la democracia

Ayer más de 500 mil personas salieron a las calles del Territorio en protesta contra el gobierno encabezado por CY Leung, considerado demasiado cerca de Beijing, y para pedir a China continental "respetar sus promesas", y conceder el sufragio universal para la elección general de 2017. La Policía respondió llevándose más de 500 personas, entre ellas también tres miembros del Consejo Legislativo. La acusación de Anson Chan, ex secretaria general de Hong Kong: "Gran Bretaña nos ha vendido por dinero."

Hong Kong (AsiaNews) - La Gran Marcha del 1 de julio por la democracia y el sufragio universal en Hong Kong, a la que asistieron más de 500 mil personas, terminó esta mañana con más de 500 arrestos. Esto es confirmado por la policía del Territorio, que hizo incursiones en la noche: en la mira un pequeño grupo de manifestantes que habían decidido llevar a cabo una protesta sentada ante la sede del gobierno local. Entre los detenidos se encuentran también grandes campeones de la libertad de Hong Kong como Lee Cheuk-yan, Albert Ho Chun-yan y Leung Yiu-chung, que son todos los miembros del Consejo Legislativo, el "parlamento" del pequeño del Territorio.

Aunque la mayoría de los detenidos fue puesto en libertad más tarde en el curso del día, en su mayoría con una advertencia y su palabra, por la tarde un portavoz de la policía ha confirmado que 129 personas siguen detenidas para "conversaciones" con los funcionarios locales. Entre ellos se encuentran tres jóvenes que se encontraban en posesión de un destornillador, considerada "arma peligrosa", y una mujer de 21 años que presuntamente agredió a un oficial durante la detención. No está claro si los tres diputados todavía permanecen detenidas: una fuente de AsiaNews en Hong Kong, dijo que va a hablar con ellos "en un par de días", pero no especificó la razón.

La marcha del 01 de julio se inició desde Victoria Park para llegar a la Oficina del Gobierno de China en Hong Kong en el centro. Iniciado en 1997 como contrapunto a la devolución del territorio a China, ahora es un evento anual en el que se expresa el descontento por las cuestiones sociales y políticas locales. En 2003, más de 500 mil personas se unieron a la marcha para detener una ley de seguridad (Art. 23) y pedir la dimisión de algunos altos directivos públicos. Con los años, la participación ha disminuido, pero nunca ha caído por debajo de 150 mil participantes. El gobierno central en Beijing teme esta cita, ya que - a diferencia de la marcha en conmemoración de la masacre de Tiananmen - lleva adelante las demandas democráticas del Territorio para el futuro.

Organiza la marcha el Frente por los derechos humanos y civiles, una coalición de grupos a los que pertenecen incluso organizaciones católicos, exigiendo el sufragio universal para la elección del Jefe del Ejecutivo y los miembros del Territorio; el fin de la hegemonía de las corporaciones comerciales, lo que provocó un aumento de la creciente disparidad entre ricos y pobres y una mayor independencia de las políticas impuestas por la China continental.

La marcha de este año se produce dos días después del cierre de la votación no oficial con la que se invitó a la población de Hong Kong para hablar sobre el sufragio universal. Cerca de 800 mil personas votaron en la consulta que - según los organizadores - se destina para fines de demostración, para conocer el pensamiento de la población. El referéndum se celebraría sólo durante dos días (20-22 de junio), pero un ataque de hackers al servidor Occupy Central - definido por la misma autoridad, "el más sofisticado y potente jamás ocurrido en el terreno" - hizo necesario extender el voto hasta el 29. El Cardenal Joseph Zen, obispo emérito, finalizó el pasado 20 de junio una marcha de 84 km en decinas de distritos de Hong Kong para alentar a los ciudadanos a participar en el referéndum. Incluso el cardenal John Tong, actual obispo de la diócesis, apoya el derecho de la población a expresarse sobre la democracia.


Entre los manifestantes también estaba un hombre de 87 años, Tang, que permaneció toda la noche frente a la oficina del Jefe del Ejecutivo CY Leung para expresar su decepción: "Estoy aquí porque veo la 'chinacización ' más y más de Hong Kong bajo este gobierno. Creo que las políticas llevadas a cabo en el último año están poniendo en peligro seriamente nuestra libertad".

Pero entre los factores culpables, no sólo están Pekín y el gobierno local en la "turbulencia" que sacude la escena política en Hong Kong "se ve también la mano de Gran Bretaña, quien permanece en silencio a pesar de que Pekín ha roto sus promesas hechas en 1997. Por otro lado tienen el dinero para operar, lo que parece: hemos escuchado a algún Inglés diciendo algo acerca de la situación? No". Lo ha dicho Anson Chan Colmillo On-sang, ex secretaria general de Hong Kong tanto con los británicos como con los chinos, católica y representante del movimiento democrático.

La política, que también ha ocupado el cargo de miembro del Consejo Legislativo, marchó toda la noche. Al final de la manifestación también habló con algunos periodistas, explicando: "Toda la comunidad internacional debe seguir de cerca los intentos de China para volver a interpretar la Ley Fundamental. Si China decide alejarse de lo que ha prometido, ¿qué va a pasar con los tratados internacionales que mantiene con el resto de las naciones del mundo?".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Hong Kong, más de 200 mil personas en las calles por la democracia y el sufragio universal
01/07/2014
El gobierno de Hong Kong "cancela" Occupy Central de su reporte a Beijing
15/07/2014
Hong Kong, activistas pro-chinos contra el movimiento pro-democracia Occupy Central
18/08/2014
Victoria Park: Sí al encuentro pro-Beijing, no a la marcha anual de la democracia
11/05/2017 14:54
Hong Kong suspende la marcha por la democracia del primero de julio
21/06/2021 11:09


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”