06/04/2016, 15.03
ARMENIA - AZERBAIYAN
Enviar a un amigo

Obispo armenio: Rezad por los cristianos de Karadakh y por la paz. Yihadistas del ISIS van de Siria a Azerbaiyán

de Pierre Balanian

Mientras se mantiene el cese del fuego, la guerra reiniciada hace algunos días demuestra que hay nuevas modificaciones en el equilibrio del Cáucaso. Las ejecuciones y las decapitaciones que sucedieron en los días pasados demuestran un modo de obrar similar al usado por los yihadistas del ISIS. Entre los combatientes azerbaiyanos habría yihadistas del ISIS y turcos de los Lobos Grises. Rusia está preocupada por la guerra y por los combatientes yihadistas en sus puertas. La ausencia de EEUU, de la Unión europea y de la ONU.

Stepanakert (AsiaNews)- El restablecimiento del cese del fuego logrado ayer, que fuera establecido en 1994, y que fue violado bruscamente por Azerbaiyán el 2 de abril pasado, había sido respetado hasta hoy tanto por Azerbaiyán como por la no-reconocida República de Nagorno Karabakh.

Por primera vez en treinta años, para el cese del fuego, Azerbaiyán tuvo que dialogar directamente con la contraparte Karabakh y no con Armenia, como sucedió en el pasado. La guerra que estalló de improviso ya causó hasta ahora más de 300 muertos en ambas partes. 

Ayer en Viena se reunió con urgencia la OCSE (Organización para la seguridad y la cooperación en Europa) pidiendo a las dos partes restablecer el cese del fuego y reafirmando la inexistencia de una “solución armada” al conflicto, que hace décadas viene dividiendo a Azerbaiyán, apoyada por Turquía que es miembro de la OTAN y el Nagorno Karabakh  apoyado por Armenia, aliada de Rusia. 

Mons. Raphael Minassian, obispo armenio-católico en Ereván (en la foto, en su reciente encuentro con el Papa Francisco), contactado vía telefónica por AsiaNews, expresó su desilusión acerca de la “igualdad de condición de culpa” y de la “neutralidad” adoptada por la prensa y la diplomacia internacional al reportar los graves hechos sucedidos en el Cáucaso y en la frontera azerbaiyana-kharabakiana. “Muchos hechos graves- dice él- de flagrante violación del derecho internacional, fueron omitidos o censurados por gran parte de la prensa” como por ejemplo: “los bombardeos indiscriminados de la artillería azerbaiyana contra centros habitados por civiles y escuelas, “la decapitación de un soldado armenio de Karabakh, con la exhibición triunfal de la cabeza cortada”, fotografiada y exhibida como un trofeo en las redes sociales y,  sobre todo, “la bárbara ejecución de una pareja de ancianos armenios católicos (Valera Khalapyan y su esposa Razmela) en su casa de Talish, ocupada el 2 de abril pasado por las tropas de Azerbaiyán. Los dos ancianos fueron asesinados a sangre fría junto a su hija, luego de haberles cortado las orejas”.

Según diversos observadores, este es el modus operandi del Isis, como ya pudo verse en Siria e Irak.

Mons. Minassian pidió que se “rece por los cristianos de Nagorno Karabakh, -cuya existencia está en riesgo, así como lo está la de todos los cristianos de Oriente-, y por el restablecimiento de la paz”.

Los asesinatos, realizados por las tropas de Azerbaiyán, son una grave violación del derecho internacional de Ginebra sobre el trato a los civiles en zonas de guerra. Los modos crueles que fueron aplicados nos llevan dar crédito a las alarmantes noticias en las que se informa la llegada de combatientes azerbaiyanos de ISIS a Azerbaiyán, que han huido de Siria a través de Turquía. “Los azerbaiyanos -según un analista occidental que ha pedido el anonimato- “no han hecho diferencia entre soldados y civiles”.

Encuentra así su confirmación en los hechos la noticia difundida por el gobierno armenio sobre “la involucración directa de miles de azerbaiyanos en las filas de ISIS. Según fuentes de inteligencia, serían unos dos mil quinientos los enrolados en las filas del Estado islámico, que combaten en Siria e Irak. Al mismo tiempo, la violencia al “estilo yihadista” en los asesinatos, así como la brutalidad que los militares de Baku han utilizado contra la población civil armenia, hacen pensar en que lo que los grupos de ISIS realizan a diario en los conflictos de Siria e Irak.

Fuentes de inteligencia militar armenia de Nagorno Karabakh hablan de “conversaciones de radio que han sido interceptadas” mantenidas entre “soldados” azerbaiyanos que están en el frente y que detentan un claro estilo de conversación yihadista y un lenguaje salafita-takfiri, igual al utilizado por los terroristas de ISIS en Siria y en Irak.

Tras el avance de las tropas sirias e iraquíes en territorios otrora controlados por el Califato, muchos combatientes se escaparon a través de Turquía, y entre ellos hay muchos azerbaiyanos y chechenos.

La prensa internacional habló de este conflicto como de un “reinicio de la guerra entre Armenia y Azerbaiyán”, pero en realidad la guerra estalló entre Nagorno Karabakh y Azerbaiyán, y el ejército armenio no disparó ni siquiera un tiro.

Prensa y diplomacia occidental han dejado escapar un importante elemento: esta guerra “relámpago” modificó en pocos días los delicados equilibrios en el Cáucaso. Según el vocero del presidente de Karabakh, David Babayan, “existen pruebas” de que Azerbaiyán ha reclutado nacionalistas turcos “de los Lobos Grises y combatientes islámicos de ISIS”. El ingreso del ISIS en Azerbaiyán tendrá consecuencias nefastas a largo plazo. Además, la presencia de instructores y militares turcos en Azerbaiyán no hace otra cosa que aumentar la tensión ya existente entre Rusia y Turquía. Mientras tanto, se vio una solidaridad inesperada en favor de Azerbaiyán chií proveniente de la OCI (Organización de la Conferencia Islámica), organismo bajo el control económico y gerencial de Arabia Saudita -que es sunita-, la cual condenó “la agresión de parte de Armenia” (¡sic!).

Pero parece que el conflicto abre las puertas a un acercamiento entre Irán, Turquía y Azerbaiyán: los respectivos ministros de Relaciones Exteriores se reunieron ayer en Teherán “para discutir acerca de la situación”. Hay que decir que, hasta ahora, las armas usadas por Azerbaiyán son en un 40% importadas de Israel.

La única que pierde en esta ronda parece ser Rusia, amenazada por una guerra y la aparición de los yihadistas en su puerta, mientras que es de destacar la casi completa ausencia de involucración y responsabilidad por parte de EEUU, la Unión europea y la ONU.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Nikol Pashinian: No permitiremos a Turquía un segundo genocidio armenio
29/09/2020 15:01
Rouhani: Nagorno-Karabaj amenaza con convertirse en una guerra regional
08/10/2020 11:10
Patriarcas orientales: un llamado a la 'paz verdadera' en Nagorno-Karabaj
13/11/2020 15:20
La victoria de Erdogan en Nagorno-Karabaj
11/11/2020 12:36


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”