01/09/2020, 14.02
ISRAEL-PALESTINA
Enviar a un amigo

Párroco de Gaza: el acuerdo Hamas-Israel es un ‘paliativo’ a la espera de soluciones duraderas

El acuerdo que se firmó ayer “aleja la perspectiva de nuevos enfrentamientos” y ulteriores bombardeos. Y permite concentrar los esfuerzos en la contención del Covid-19. En la población hay un clima de “estoica resignación”. El embargo sigue siendo la principal emergencia porque impide el ingreso de alimentos y medicamentos.

 

Gaza (AsiaNews) - El acuerdo entre Hamas e Israel “aleja la perspectiva de nuevos enfrentamientos” y de “nuevos bombardeos”, lo que permite “concentrar los esfuerzos” en la contención del nuevo coronavirus “que ya registra 130 casos internos” en pocos días. El padre Gabriel Romanelli, párroco de Gaza, afirmó también a AsiaNews que “es fundamental poder concentrarse en una emergencia por vez y que las personas enfrentan la situación con estoica resignación, sin desmoralizarse demasiado ni exagerar la euforia”.

Los habitantes de la Franja, explica el sacerdote,”no manifiestan de manera explícita las emociones, las alegrías y las tristezas, las esperanzas y desilusiones. En este sentido están acostumbrados a ser duros, a no creer demasiado en las buenas noticias ni perder la confianza con las malas”. Sin embargo, están “contentos” por el acuerdo que ha permitido, como primer resultado, “la reapertura del paso fronterizo para el ingreso de combustible”. El padre Romanelli explica que esto “garantiza más horas de electricidad, internet, ventiladores y frigoríficos. Además, se ha extendido 15 millas el permiso de pesca, aunque no sé de qué manera podrá concretarse, visto el bloqueo y lockdown impuesto por las autoridades para impedir la difusión del virus”.

En las últimas horas de ayer el grupo radical palestino Hamas, que gobierna la Franja desde 2007, e Israel llegaron a un acuerdo con la mediación de Qatar para poner fin a varias semanas de violencia en la frontera. Desde el 6 de agosto pasado Israel ha bombardeado Gaza prácticamente todos los días en represalia por el lanzamiento de globos incendiarios hacia su territorio, lo que habría provocado más de 400 incendios en las zonas cultivadas del sur. Las tensiones se habían intensificado en los últimos tiempos debido al anuncio del acuerdo entre el gobierno israelí y las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con la promesa de iniciar en breve relaciones diplomáticas oficiales. La dirigencia palestina - y en este aspecto Hamas y Fatah habían mostrado una inusual unidad de propósitos - condenó el pacto sin medios términos, calificándolo de “una puñalada por la espalda”.

A mediados de agosto Israel había interrumpido el suministro de combustible a la Franja, lo que impidió el funcionamiento de la única central eléctrica y dejó a 2,2 millones de habitantes con solo cuatro horas de electricidad por día. La medida agravó una situación ya precaria debido al embargo que rige desde 2007, los numerosos conflictos entre ambos frentes y la pandemia de Covid-19, que en los últimos días también superó el bloqueo y originó focos internos.

La difusión del virus resulta especialmente preocupante por las condiciones críticas de la región, definida a menudo como una “cárcel a cielo abierto”, y por la falta de recursos y equipamientos médicos. “Esta semana - explica el padre Romanelli - se multiplicaron los casos. Por eso se estableció el toque de queda desde las 8 de la noche hasta las 8 de la mañana, y solo pueden circular las personas que tienen un permiso del Ministerio del Interior o de Salud”. Las autoridades han dividido la Franja en secciones y la misma Gaza en bloques; hay dos barrios que “actualmente se encuentran aislados. Todas las actividades están suspendidas, solo funcionan los servicios de emergencia y los negocios que venden productos de primera necesidad, como alimentos y medicamentos”. La gente, agrega “respeta el lockdown aunque hace mucho calor, casi 31 grados a la mañana, y es difícil permanecer encerrados dentro de casas donde conviven muchas personas”.

En este contexto, el acuerdo entre Israel y Hamas es “un cuidado paliativo”, que no resuelve el problema en su raíz ni garantiza una verdadera curación. Sin duda puede servir para mejorar la situación, pero solo la paz y la justicia producen soluciones duraderas”. Entre tanto, el embargo impuesto por Israel continúa y afecta en todos los niveles: “Hace seis meses - concluye el párroco de Gaza - que no podemos hacer que ingrese un cargamento de hostias, que solo es pan. Lo intentamos por medio de la Cruz Roja y de las Naciones Unidas, pero sin resultado. Ahora que se estaba abriendo una posibilidad, llegó la emergencia del Covid-19. Imaginen lo difícil que es conseguir que entren alimentos, medicamentos o cualquier otra cosa. Este embargo sigue siendo la principal emergencia… ojalá terminara”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Párroco de Gaza: escalada de casos de Covid, pero prosiguen las actividades y la escuela
24/11/2020 13:39
Párroco: 'milagrosamente’ Gaza se salvó del Covid-19, pero preocupan los primeros casos internos
26/08/2020 15:07
Párroco de Gaza: una Navidad aislados, pero en solidaridad
29/12/2020 12:16
OMS: Acabemos con el confinamiento obligatorio; no hace más que generar pobreza
13/10/2020 13:36
Los hermanos de la Holy Cross cosechan arroz para los campesinos en cuarentena (Vídeo - Fotos)
20/05/2020 14:38


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”