05/03/2014, 00.00
EGIPTO-ISLAM
Enviar a un amigo

P.Samir: Hamas "ilegal" en Egipto. Un bien también para los palestinos

de Samir Khalil Samir
El movimiento islamista acusa al gobierno egipcio de servir a la "ocupación israelí". Pero el camino de la violencia elegida por Hamas llevó sólo a la situación insostenible de Gaza. Egipto prueba que la diplomacia es más fructífera. La decisión está en línea con las prospectivas de la primavera árabe: liberarse de la dictadura ideológica religiosa y trabajar por la democracia.

Roma (AsiaNews)- La decisión de un tribunal egipcio de ilegalizar al movimiento islamista Hamas está en línea con la tradición egipcia y con los pedidos de la primavera árabe. Es un bien también para los palestinos para los cuales- como se ve por los hechos- el diálogo es más fructífero que la violencia: los palestinos en Gaza están en una situación peor que los de Cisjordania. Son unos de los puntos salientes de cuánto dijo a AsiaNews el p. Samir Khalil Samir, jesuita egipcio con base en Beirut, en estos días en roma por algunos trabajos académicos.

La decisión tomada por el tribunal del cairo está apoyada por el gobierno interino, justificada por motivos de seguridad: Hamas está acusada de estar "implicada" en diversos atentados contra soldados y poblaciones egipcias en Sinaí, aumentados después de la caída de presidente Mohamed Morsi. Un vocero de Hamas, Sami Abu Zurhi acusó a Egipto de ponerse "contra la resistencia palestina". Bassem Naim, consejero para los asuntos extranjeros en Gaza declaró que "tal decisión tiende a estrangular la resistencia y sirve a la ocupación israelí".

 

Declarar que Hamas es ilegal es algo que va de acuerdo con el modo de pensar de los egipcios. Hay que recordar que el acuerdo de paz de 1979 entre Sadat y Menachem Begin le costó la vida a Sadat, visto como un traidor por parte de los Hermanos Musulmanes. Pero la población no consideró a Sadat como un traidor.

Decir que Hamas es ilegal es un modo para afirmar que para resolver los problemas es importante utilizar la vía diplomática.

Se puede entender también a los palestinos, cansados de todas las injusticias cometidas contra ellos por parte de Israel, reaccionen en modo violento e injusto. Pero políticamente hablando la violencia no lleva a nada.

Toda la acción anti-israelí fuera de los acuerdos, llevó a Israel a construir colonias en los territorios ocupados, tomando como pretexto las violencias sufridas y la exigencia de seguridad. En este modo los palestinos han perdido poco a poco su propia tierra, pedazo tras pedazo. La única vez que Israel devolvió territorios árabes fue cuando restituyó el Sinaí a Egipto. Ese fue el único caso en que Israel cedió parte de los que había ocupado.

La experiencia histórica en la relación israelo-palestina- y el buen sentido- dicen que se obtiene más con los acuerdos de paz que con la venganza del terrorismo. Bajo el régimen de Mohamed Morsi, se hicieron acuerdos más o menos secretos con hamas, concediendo a ellos ocupar parte del Sinaí. Inmediatamente después de la revolución contra Morsi, del 30 de junio pasado, lo primero que Hamas hizo fue atacar al ejército- y también a los cristianos y a la población- en el Sinaí.

Se puede también entender que Egipto no vea a hamas ni como un defensor de Egipto, ni como un defensor de la causa palestina. Hamas es anti-palestina en los hechos: la situación de Gaza es infinitamente peor que la de los palestinos en Cisjordania.

Llegó el tiempo de liberarse de las ideologías. Una parábola del Evangelio dice. "¿Qué rey, yendo a la guerra contra otro rey, no se sienta antes a examinar si puede enfrentar con 10 mil hombres a quien le viene con 20 mil? Si no, mientras el otro está todavía lejos, le manda una embajada de paz" (Lc. 14,31-32). Nosotros estamos en una situación similar. Palestina, con el pretendido apoyo del mundo árabe ("pretendido" porque los árabes no sostuvieron jamás a los palestinos. Han dado ayuda económica y militar, pero luego los dejaron solos) ha tratado de hacer la guerra a Israel. Pero los palestinos no pueden hacer la guerra a Israel, pues no pueden sustentar una confrontación militar con los israelíes. También porque detrás de los israelíes está occidente y en particular los EEUU.

Siendo así las cosas, el único medio es el diálogo, para obtener hoy cuánto sea posible, reconstruyendo la palestina hoy, y quizás mañana obtener algo más.

La política es el arte de lo posible. Y es esta la actitud de Egipto. No sirve de nada el estilo guerrero de Hamas.

Todo esto está en línea con la primavera árabe. La primavera árabe en Egipto quería construir un país más moderno, democrático, saliendo de la dictadura.

Se hicieron pasos. Hay una Constitución más democrática de la anterior; nos hemos liberado de una dictadura ideológico-religiosa; no nos hemos liberado aún de la dictadura militar. Hay que decirlo que, la dictadura ideológica-religiosa es una dictadura peor porque penetra en las conciencias y paraliza cualquier desarrollo. Esa está contra algunos aspectos de la democracia: igualdad entre los ciudadanos, entre sexos, entre religiones, etc...

Naturalmente en Egipto existe una dictadura de los ricos, que influencian la política y la sociedad, un poco como en todo el mundo.

Estamos dando pasos para reconstruir a Egipto. Lamentablemente todo el Sinaí está bajo el control de Hamas. Y esto llevó a la decisión de calificarlos como ilegales. Al mismo tiempo también fueron declarados fuera de la ley a los Hermanos Musulmanes.

La decisión del gobierno egipcio subraya un hecho importante: si hace 30 años hemos firmado un acuerdo de paz entre Egipto e Israel, no podemos no respetarlo. Sólo así podremos exigir que también Israel lo respete. Los problemas internacionales se resuelven con la diplomacia; los nacionales con una mayor democracia.

Para llegar a una plena democracia en Egipto se necesitan aún muchos años. Es necesario antes que nada potenciar la educación: no olvidemos que el 40% de los egipcios no sabe leer ni escribir. Y también quien sabe leer, necesita ser ayudado a tener una lectura crítica, comparando varios puntos de vista. Lo que supone un cierto nivel de vida que permita pensar en algo que vaya más allá de los problemas de la subsistencia y del hambre. Es esto lo que pedía la primavera árabe: primero el pan, luego la igualdad, la libertad, etc...

En Siria vemos el ejemplo contrario: quien está todavía en la elección del combate y por la sangre y nadie quiere entrar en el diálogo. El mundo entero en Ginebra esperaba sucediera una posibilidad de paz, pero las dos partes no estaban dispuestas a ningún sacrificio impuesto por el diálogo mismo. Y así el País y la población siria sufren todavía aún más.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Gaza pasará a estar bajo el control de la Autoridad palestina a partir del 1º de diciembre
12/10/2017 18:15
El Cairo dona un millón de litros de combustible para evitar el colapso de Gaza
22/06/2017 10:33
Giza, disparos contra un autobús y un hotel para turistas cerca de las pirámides
07/01/2016
Egipto decide crear una zona de amortiguamiento a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza
29/10/2014
Tribunal egipcio ordena la prohibición de todas las actividades de Hamas en Egipto
04/03/2014


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”