06/12/2020, 13.12
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Juan Bautista indica conversión: cambiar de dirección y de manera de pensar

En el Ángelus, el Papa Francisco habló del deseo de liberarse del pecado: "rechazar la mentalidad mundana, el excesivo apego a la comodidad, al placer, al bienestar, a la riqueza"; renunciar a "lo superfluo y buscar lo esencial", como el Precursor. “La conversión es una gracia, hay que pedirla a Dios con fuerza”. "El árbol de Navidad y el pesebre son signos de esperanza, sobre todo en este momento difícil". "No hay pandemia que pueda apagar" la luz que Dios ha encendido en el mundo.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - "Cambiar de dirección ... y por tanto cambiar también la manera de pensar" eso es lo que significa la palabra “conversión” que Juan el Bautista señalaba a sus contemporáneos y que es "un camino de fe “similar al que el Adviento nos propone a nosotros”. Así comenzó el Papa Francisco su comentario sobre el Evangelio de hoy (segundo domingo de Adviento B, Marcos 1, 1-8), ante un grupo de peregrinos que "valientemente" desafió la lluvia para rezar el Ángelus con el pontífice. en la Plaza de San Pedro.

“La conversión - continuó - implica el dolor de los pecados cometidos, el deseo de liberarse de ellos, el propósito de excluirlos para siempre de la propia vida. Para excluir el pecado, hay que rechazar también todo lo que está relacionado con él: la mentalidad mundana, el apego excesivo a las comodidades, al placer, al bienestar, a las riquezas. El ejemplo de este desapego nos lo ofrece una vez más el Evangelio de hoy en la figura de Juan el Bautista: un hombre austero, que renuncia a lo superfluo y busca lo esencial. Este es el primer aspecto de la conversión: desapego del pecado y de la mundanidad”.

"El otro aspecto de la conversión es la meta del camino, es decir, la búsqueda de Dios y de su reino. El abandono de las comodidades y la mentalidad mundana no es un fin en sí mismo, el cristiano no es un faquir” . Se dirige hacia algo más grande, es decir, el reino de Dios, la comunión con Dios, la amistad con Dios. Pero eso no es fácil, porque son muchas las ataduras que nos mantienen cerca del pecado: inconstancia, desánimo, malicia, mal ambiente y malos ejemplos. A veces el impulso que sentimos hacia el Señor es demasiado débil y parece casi como si Dios callara; sus promesas de consolación nos parecen lejanas e irreales, como la imagen del pastor diligente y solícito, que resuena hoy en la lectura de Isaías (cf. Is 40,1.11). Y entonces sentimos la tentación de decir que es imposible convertirse de verdad, y en vez de convertirnos del mundo a Dios, corremos el riesgo de quedarnos en las "arenas movedizas" de una existencia mediocre. ¿Qué podemos hacer en estos casos? En primer lugar, recordar que la conversión es una gracia, y por lo tanto hay que pedirla a Dios con fuerza. Nos convertimos verdaderamente en la medida en que nos abrimos a la belleza, la bondad, la ternura de Dios. Dios no es un padre severo y malo. No. Es tierno como un pastor”.

“Que María Santísima - concluyó - a quien pasado mañana celebraremos como la Inmaculada Concepción, nos ayude a desprendernos cada vez más del pecado y de la mundanalidad, para abrirnos a Dios, a su palabra, a su amor que regenera y salva.

Después de la oración mariana, Francisco, señalando que se están preparando el árbol de Navidad y el pesebre en la plaza, dijo que probablemente en muchas familias también se están preparando estos "signos de esperanza, tan importantes en este momento difícil". “Asegurémonos - agregó - de no quedarnos en el signo, sino de ir a Jesús, a lo que Él nos ha revelado ... No hay pandemia que pueda apagar esta luz, por eso Dios nacerá de nuevo en nosotros y entre nosotros".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: el árbol y el pesebre nos ayudan a contemplar el misterio del nacimiento de Jesús
07/12/2018 20:00
Papa: ‘dar sustancia’ al Adviento emprendiendo un camino de conversión
09/12/2018 14:11
Papa : La Iglesia no es un refugio para la gente triste, ¡es la casa de la alegría!
15/12/2013
Papa: Desde Greccio, esta tarde se difundirá un documento sobre el significado y el valor del pesebre
01/12/2019 13:10


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”