02/11/2021, 13.05
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Las tumbas de los caídos gritan paz, 'deténganse, fabricantes de armas'

Francisco celebra una misa en el cementerio militar francés de Roma. "Me viene a la mente una inscripción en la puerta de un pequeño cementerio del norte: ‘Tú que pasas, piensa en tus pasos; y en tus pasos, piensa en el último paso’. “Tú que pasas. La vida es un camino, todos estamos en camino. Todos nosotros, si queremos hacer algo en la vida, estamos en un camino. Que no es un paseo, y tampoco un laberinto. No, es un camino".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Las tumbas de los caídos en las guerras "son un mensaje de paz: '¡Deténganse, hermanos y hermanas, paren! ¡Deténganse, fabricantes de armas, deténganse!", "que no haya economías fortificadas por la industria armamentística". Y son una advertencia para pensar en "el último paso" del camino de la vida, para que sea un camino -no "un paseo", ni "un laberinto".

El Papa Francisco dedicó otro 2 de noviembre, otra Conmemoración de los Difuntos, a un cementerio militar. Fue en el cementerio francés de Roma, en la colina de Monte Mario. No es la primera vez que acude a un cementerio militar: en 2017 visitó el americano de Neptuno y en 2014 el de Redipuglia, con motivo del centenario del estallido de la Primera Guerra Mundial.

El altar está bajo una carpa, entre los olivos que bordean las tumbas de los 1.888 soldados franceses caídos en la Segunda Guerra Mundial, enterrados aquí. La mayoría de ellos, 1.142, son musulmanes procedentes de las colonias, principalmente de Marruecos.

A su llegada, poco antes de las 11 de la mañana, Francisco pasó entre las lápidas -todas iguales, pero en algunas hay una cruz y en otras, una luna creciente. En algunas, el Papa colocó una rosa blanca,

Muchos fieles están presentes. Las lecturas son en francés; los himnos, en italiano. La homilía fue improvisada. Francisco dijo: "Me viene a la mente una inscripción en la puerta de un pequeño cementerio del norte: 'Tú que pasas, piensa en tus pasos, y en tus pasos, piensa en el último paso'. Tú que pasas. La vida es un camino, todos nosotros estamos en un camino. Todos nosotros, si queremos hacer algo en la vida, estamos en un camino. Que no es un paseo, y tampoco un laberinto, no, es un camino. En el camino, pasamos por muchos acontecimientos históricos, muchas situaciones difíciles. Y también pasamos frente a los cementerios. El consejo de este cementerio es: "Tú que pasas por aquí, detén tu paso y piensa en tu último paso". Todos tendremos un último paso. Algunos me dirán: 'Padre, no sea tan lúgubre, no seas tan trágico'. Pero es la verdad. Lo importante es que ese último paso nos encuentre en nuestro camino -no dando vueltas; en el camino de la vida y no en un laberinto sin fin. Estando en camino, para que el último paso nos encuentre caminando. Este es el primer pensamiento que quisiera expresar y que surge de mi corazón".

"El segundo pensamiento son las tumbas", prosiguió el Papa. "Estas personas -buena gente- murieron en la guerra, murieron porque fueron llamadas a defender su país, a defender valores, a defender ideales y, muchas otras veces, a defender situaciones políticas tristes y lamentables. Y son las víctimas, las víctimas de la guerra, que se come a los hijos de la patria. Y pienso en Anzio, en Redipuglia; pienso en el Piave en 1914 - tantos quedaron allí -; pienso en la playa de Normandía: ¡cuarenta mil, en ese desembarco! Pero no importa, cayeron... Me detuve frente a una tumba, allí: 'Inconnu'. Mort pour la France. 1944'. Ni siquiera tienen nombre. En el corazón de Dios está el nombre de todos nosotros, pero esta es la tragedia de la guerra. Estoy seguro de que todos los que fueron de buena voluntad, llamados por su país a defenderlo, están con el Señor. Pero nosotros, que estamos en el camino, ¿luchamos lo suficiente para que no haya guerras? ¿Para que las economías de los países no se fortalezcan con la industria armamentística? Hoy el sermón debería ser mirar las tumbas: "Murió por Francia"; algunas tienen nombre, otras no. Pero estas tumbas son un mensaje de paz: "¡Deténganse, hermanos y hermanas, deténganse! ¡Deténganse, fabricantes de armas, basta!'".

"Les dejo estos dos pensamientos", concluye el Papa. "Tú que pasas, piensa en tus pasos, en tu último paso': que sea en paz, en la paz del corazón, todo en paz. El segundo pensamiento: estas tumbas que hablan, gritan, gritan, gritan: "¡Paz!". Que el Señor nos ayude a sembrar y mantener estos dos pensamientos en nuestros corazones".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”