22/01/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: se abra para Siria un camino de reconciliación y de reconstrucción con la participación de todos los ciudadanos

En la audiencia general francisco recuerda la conferencia que se abre hoy en Montreux. La Semana de oración por la Unidad de los Cristianos: superar el escándalo de las divisiones y "encontrar en los otros cristianos algo de lo que necesitamos, algo que podemos recibir como un don de nuestros hermanos y de nuestras hermanas"

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La conferencia por la paz en Siria que se inicia hoy en Montreux dé: "a la querida nación siria un camino decidido de reconciliación, de concordia y de reconstrucción con la participación de todos los ciudadanos, donde cada uno pueda encontrar en el otro no un enemigo, no un contrincante, sino un  hermano al cual acoger y abrazar". Es el deseo expresado por el Papa Francisco que al finalizar la audiencia general de hoy recordó, el encuentro que hoy inicia en Suiza, "ruego al Señor-dijo- que toque el corazón de todos para que, buscando únicamente el mayor bien del pueblo sirio, tan probado, no ahorren ningún esfuerzo para alcanzar con urgencia el cese de la violencia y el fin del conflicto, que ya ha causado demasiados sufrimientos".

Antes del pedido por Siria, el Papa había dedicado la catequesis a la actual Semana de la Unidad de los Cristianos, que termina el sábado próximo sosteniendo, en particular, que "es bellos reconocer la gracia con la cual Dios nos bendice y, aún más, encontrar en los otros cristianos algo de lo tengamos necesidad, algo que podremos recibir como un don de parte de nuestros hermanos y de nuestras hermanas".

Lo estaban escuchando unas 30 mil personas presentes en la Plaza de San pedro, entre las cuales, como de costumbre pasó bendiciendo y besando a los niños, tomó un mate, intercambió un solideo y recibió un casco de los vigilantes urbanos de Milán, pero no se lo puso.

La Semana de oración por la unidad de los cristianos, en las palabras del Papa es "una iniciativa espiritual, cuán más preciosa, que involucra a las comunidades cristianas desde hace más de cien años. Se trata de un tiempo de plegaria por la unidad de todos los bautizados, según la voluntad de Cristo: "que todos sean una cosa sola". Cada año, un grupo ecuménico de una región del mundo, bajo la guía del Concejo ecuménico de las Iglesias y del Pontificio Concejo para la promoción de la unidad de los cristianos, sugiere el tema y prepara subsidios para la Semana de oración. Este año tales subsidios provienen de las Iglesias y comunidades de Canadá y se refieren a la pregunta hecha por San Pablo a los cristianos de Corinto: "¿Está quizás dividido Cristo?" (1 cor.1,13)"

"Ciertamente, Cristo no está dividido. Pero debemos reconocer sinceramente, con dolor, que nuestras comunidades continúan viviendo de divisiones que son escándalo. La división entre nosotros cristianos es un escándalo, no hay otra palabra. Un escándalo"

"El Bautismo y la Cruz son elementos centrales del discipulado cristiano que tenemos en común. Las divisiones en vez debilitan la credibilidad y la eficacia de nuestro compromiso de evangelización y corren el riesgo de vaciar la Cruz de su potencia. Pablo reprocha a los corintios por sus discusiones, pero también da gracias a Dios: "por el motivo que la gracia de Dios os fue dada en Jesucristo, porque en Él fuisteis enriquecidos de todos los dones, el de la palabra y el del conocimiento" (1,4-5). Estas palabras no son una simple formalidad, sino el signo que Él ve antes que nada- y de esto se alegra sinceramente- los dones hechos por Dios a la comunidad. Esta actitud del Apóstol es un alentar para nosotros y para cada comunidad. Más allá de los sufrimientos de las divisiones, que lamentablemente aún permanecen, acojamos, las palabras de Pablo como una invitación a alegrarnos sinceramente por las gracias concedidas por Dios a otros cristianos".

"El grupo canadiense que preparó esos subsidios para esta Semana de oración no ha invitado a las comunidades a pensar en aquello que podrían dar a sus vecinos cristianos, sino las ha exhortado a encontrarse para entender lo que todos podrían recibir, de vez en vez, de los otros. Esto requiere algo más. Requiere mucha oración, requiere humildad, requiere reflexión y continua conversión. Vayamos adelante en este camino, rezando por la unidad de los cristianos, para que este escándalo se apague y no exista más entre nosotros".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00