01/06/2018, 09.59
EGIPTO
Enviar a un amigo

Rusia 2018, Egipto en vilo: peligra el debut mundial de su jugador-estrella Salah

Insultos y amenazas al jugador español autor de la falta. Actualmente, Salah es todo un símbolo para el país, e intenta tranquilizar a sus hinchas: los haré sentir “orgullosos”. Un letrado egipcio se dispone a presentar una causa multimillonaria. Una petición lleva recogidas más de 500.000 firmas. Imán del Kuwait: es un castigo divino por haber violado el Ramadán.  

El Cairo (AsiaNews) - Una nación en vilo sigue la suerte del futbolista más importante del país, faltando menos de dos semanas para el inicio de la Copa Mundial Rusia 2018, que se llevará a cabo del 14 de junio al 15 de julio. Mohamed Salah, un musulmán devoto, es la punta de diamante de la selección nacional, que por primera vez en los últimos 28 años, ha logrado clasificarse para la fase final, donde habrá de encontrarse con los anfitriones rusos, con Uruguay y con Arabia Saudita.

Un gol en la última jornada  clasificatoria, realizado sobre un penal, resultó decisivo para sacar el boleto rumbo a Moscú. Sin embargo, una lesión sufrida durante la final de la  Champions League en Kiev, el 26 de mayo pasado, arriesga poner en duda su presencia en el mundial.  

Salah, de 25 años, es uno de los futbolistas más apreciados del momento, un hombre que es símbolo de la temporada en el panorama europeo y, según ciertos expertos, incluso capaz de incorporarse al duopolio Leo Messi-Cristiano Ronaldo, que desde hace casi una década domina la escena futbolística. La final de la Champions representaba la primera, y la mayor vitrina para exhibirse a sus anchas.   

Pero para el jugador egipcio, la final duró poco menos de media hora: en el minuto 25 del primer tiempo, se produjo una lesión, tras chocar con un defensor del Real Madrid. Y cinco minutos después vino el reemplazo, en medio de un mar de lágrimas de sufrimiento y desilusión.

En los días posteriores al accidente, en la web y en las redes sociales se desplegó una verdadera campaña de protesta contra el autor de la falta, el español Sergio Ramos, acusado de haber arrastrado al suelo a Salah y de haber provocado a propósito la lesión en el hombro. En la página de Facebook del madrileño, miles de internautas descargaron su ira, con ataques (deportivos), insultos y amenazas.  Ramos hizo caso omiso de los insultos, y le envió sus buenos deseos al colega: “Vuelve pronto, el futuro te aguarda”. Salah declaró que él estará en Rusia, y que hará sentir “orgullosos” a los egipcios.

En tanto, un abogado egipcio ha declarado que pretende presentar una causa contra Ramos. El letrado Bassem Wahba habría presentado una denuncia ante la FIFA, el órgano que gobierna el mundo del fútbol, pidiendo un resarcimiento de un millardo de euros “por daños físicos y psicológicos”. Una petición lanzada a través de la plataforma change.org, que pide el castigo del defensor español, ya lleva recolectadas más de 500.000 firmas.

El médico de la selección nacional egipcia informa que la lesión “no va a pasar” de las tres semanas. Sin embargo, la cúpula dirigente de la federación de fútbol egipcia se muestra (cautelosamente) optimista. Y el País de los Faraones continúa esperando y rezando por una pronta recuperación, tal como confirma a AsiaNews el Pbro. Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, que, como todos los egipcios, sigue de cerca el caso, a pesar de no tener mayor interés en el fútbol. “[Salah] es el hombre que deberá guiar al equipo en el mundial –afirma- y el fútbol es uno de los deportes más importantes, y que más se siguen [aquí]”. “Con el correr del tiempo, él se ha convertido en la mejor publicidad a favor de Egipto en el mundo”, además de la violencia yihadista, las tensiones y los conflictos internos. “Su humildad y su determinación –concluye- lo han vuelto un verdadera ícono, y fuente de orgullo para la nación”.

La voz de un imán de Kuwait se aparta del coro. Según el predicador islámico  Mubarak al-Bathali, el jugador debe haberse tropezado con la ira divina por no haber respetado debidamente el Ramadán, el ayuno islámico. “Comer y beber para un partido de fútbol –afirmó-  no es una excusa legítima”. El imán agrega que, a pesar de ello, Salah “es un hombre virtuoso, bueno y respetado”, y que está “mejorando” la imagen de los musulmanes en Occidente. “No debe entristecerse –concluye-, pues la puerta del arrepentimiento está abierta”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Doha, más de 6.500 trabajadores migrantes muertos por el Mundial de Fútbol del 2022
25/02/2021 11:11
Rusia después del Mundial: una nueva imagen, pero también una nueva conciencia crítica
10/07/2018 10:53
Doha, Copa Mundial 2022: cientos de trabajadores migrantes llevan meses sin cobrar su salario
13/06/2020 08:00
Emiratos: en medio de la diplomacia, la guerra y el balón, comienza la 17ma edición de la Copa de Asia
03/01/2019 13:35


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”