28/07/2014, 00.00
TAIWAN
Enviar a un amigo

Se inicia una película de Martín Scorsese sobre la misión cristiana en Japón

de Xin Yage
La película, en preparación desde hace años, narra la historia de un jesuita misionero portugués que apostata y colabora en la persecución del cristianismo. Están involucrados expertos laicos y religiosos, sobre todos jesuitas. Los comentarios sobre la Iglesia japonesa. Entre los actores: Leam Neeson, Ken Watanabe, Adam Driver, Andrew Garfiel ("El hombre araña").

Taipei (AsiaNews)- A partir de septiembre, el pluri-celebrado director Martín Scorsese, estará en Taiwan para su próxima obra cinematográfica. Una película que trata de la misión cristiana en Japón durante el S. XVII. La película, ya programada de hace años, se basa en la ópera literaria de un escritor católico japonés.
"Silencio" es una famosa novela de Shusako Endo (1923-1996). Se basa en la historia de Cristovao Ferreira (1580-1650), misionero jesuita portugués, provincial de la misión en Japón, que a continuación de las torturas, había renunciado a la fe cristiana para salvar al grupo de cristianos que habían sido arrestados con él. La apostasía tuvo como consecuencias el deber de colaborar a la denuncia de los otros cristianos presentes en el territorio japonés.

Numerosos son los expertos involucrados en el proyecto de Scorsese, De james Martin, de la revista "América", ya contactado por el equipo en preparación, a Renzo de luca- jesuita argentino de hace decenios en Japón y director del Museo de los 26 mártires de Nagasaki- que había encontrado al director y discutido mucho con él las mejores modalidades para realizar el proyecto. También participan profesores de historia y cultura japonesa pertenecientes a diversas universidades de Taiwan, además que expertos japoneses que ya han preparado detalladas presentaciones históricas, para el equipo del director, sobre el Japón del S. XVII.  

El especial catalizador de las fuerzas de consultación es el Kuanchi Program Service de Taipei, sociedad de producción televisiva y cinematográfica perteneciente a la Compañía de Jesús, sobre todo gracias al p. Jerry Martinson, también él americano como Scorsese, que vive en Asia de hace más de 50 años y es universalmente conocido por su larga actuación televisiva. La vastísima red de conocidos de jerry facilita enormemente el trabajo necesario para el éxito de la película.

También el p. Antoni Üncerler- jesuita docente de la Sophia University de Tokio y de la University of  S. Francisco en California- fue llamado por el equipo de Scorsese como consultor por los expertos históricos del contexto e lo que se refiere a la sociedad japonesa y a la misión de la Compañía de Jesús durante la gran persecución.

Él cuenta que "como la historia de la preparación de la película se reveló demasiada larga- al menos de 8 a 10 años- ya se hicieron contratos con varios actores muy diversos". El p. Üncerler había tenido varios encuentros con el equipo de pre-producción además que con Benicio del Toro, en aquella época formaba parte del cast. A causa de alargarse de los tiempos de producción y de los continuos re-envíos, el cast original renunció, mientras que entraron en juego actores de primer plano como Liam Neeson, Ken Watanabe, Adam Driver y ndrew Garfiel (el joven protagonista de la última serie del Hombre araña, producido por la Sony-Columbia.

"Mi preocupación- continúa contando el p- Úcerler- se refiere a la recaída sobre la Iglesia japonesa de la entera obra. ¿Qué tipo de película al final se producirá? Es necesario además adentrase en la cultura japonesa también en los que se refiere a pequeños particulares, artísticos y escenográficos. Los japoneses son muy atentos a todos los detalles en las reconstrucciones ambientales de aquellas épocas, esperemos que esta producción esté a la altura de la fama de Scorsese".

"Pero la cosa más importante- concluye- es penetrar en el corazón del drama y del mensaje que de éste deriva. Ya sea la cuestión real, ya la novela (que presentan igualmente diferencias) son cosas que requieren la mayor atención por parte no sólo de cada jesuita, sino también de cada cristiano. En este profundo drama de apostasía, y luego en las consecuencias que derivan en la persecución, al final se reconoce el hecho que Dios es mucho más grande que cualquier traición".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Descubrimiento histórico: Miguel Chijiwa, joven japonés convertido, no habría abjurado
16/09/2017 12:51
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Marruecos, ulemas contra la pena de muerte para los apóstatas. Padre Samir: paso "muy importante"
09/02/2017 13:05
Merian está libre, una Corte de apelación sudanesa anula su condena a muerte
24/06/2014
Riad, inmigrante yemení condenado a 15 años por apostasía
20/12/2021 15:42


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”