02/11/2021, 14.53
CHINA
Enviar a un amigo

Sexto Pleno: una resolución 'histórica' elevará a Xi Jinping al nivel de Mao y Deng

de Lu Haitao

Es el tercer documento de este tipo desde que se fundó el Partido Comunista de China. El plenario sentará las bases para el 20º Congreso del año que viene. Las incertidumbres de la transición del poder. Xi comienza su tercer mandato como líder supremo con muchos desafíos.

 

Beijing (AsiaNews) - El Partido Comunista de China (PCCh) se prepara para el XX Congreso, que tendrá lugar en el otoño de 2022 y durante el cual se espera una reorganización del poder. El punto culminante del VI Pleno del XIX Comité Central del PCCh, del 8 al 11 de noviembre, es la publicación de la "Resolución sobre la historia". Es el tercer documento de este tipo desde la fundación del partido y consiste en una narración histórica sobre temas clave del liderazgo y de los principales eventos referidos al PCCh.

La modificación de la Constitución de 2018 eliminó el límite de dos mandatos, lo que le permite a Xi Jinping seguir siendo presidente. Se espera que Xi rompa la práctica no escrita de dos mandatos en el cargo como jefe del partido y se mantenga como líder supremo.

Las dos resoluciones anteriores sobre la historia son obra de Mao Zedong y Deng Xiaoping. La primera, en 1945, marcó la culminación de las purgas que unificaron al PCCh, confirmando a Mao como único líder. El segundo, que se llevó a cabo en 1981 después de la Revolución Cultural, reconoció el liderazgo de Deng y expulsó a los hombres de la facción de extrema izquierda. La resolución de Deng admitía las culpas de Mao por la Revolución Cultural, pero conservó su pensamiento como principio rector del Partido.

Las autoridades del PCCh todavía no han revelado los detalles de la nueva resolución. Sugieren que el documento se centrará en el rol de Xi: su posición central y su "pensamiento" como orientación del Partido. La resolución incluirá su plan para transformar a China en "un gran país socialista moderno" para 2049 - el centenario de la República Popular China - y confirmar así su legitimidad y su lugar en la historia.

A medida que se acerca el Pleno - que se celebrará a puerta cerrada - el gobierno ha ido reforzando los controles en varios sectores, sobre todo el financiero, los medios de comunicación y la educación. Las autoridades han impuesto mayores restricciones a las empresas que cotizan en bolsas de valores extranjeras, especialmente a los gigantes de las tecno-finanzas, el transporte privado (ride-hailing) y la web, y están considerando prohibir la inversión privada en los medios de comunicación. Tras la adopción de estrictas regulaciones sobre la educación privada posterior a la escuela, el pensamiento de Xi se ha convertido en materia de estudio para todos los estudiantes chinos.

La serie de medidas restrictivas, así como la "prosperidad común" invocada por Xi, no ayudan a una economía, que ya muestra signos de dificultad. La propaganda oficial afirma que el tiempo y el empuje están a favor de China. Pero el país se enfrenta al riesgo de la estanflación, con una inflación en aumento y la desaceleración del crecimiento económico. En el tercer trimestre de este año, el PIB creció por debajo de las expectativas (+ 4,9%), mientras que las deudas acumuladas por grandes grupos como Evergrande representan un riesgo sistémico.

Desde un punto de vista externo, la prohibición de comprar carbón australiano ha debilitado el suministro de electricidad. Ahora el país debe aumentar la producción interna de carbón para terminar con las interrupciones de energía, lo que contradice su promesa de reducir las emisiones de carbono. Según un análisis del Wall Street Journal, China no puede alcanzar la "neutralidad de carbono" (cero emisiones) si no reestructura su economía.

En vista del Pleno, Xi no acudió al G20 en Roma y tampoco asistirá a la Conferencia sobre el Cambio Climático de Glasgow que tiene lugar en estos días. Según varios comentaristas, la preparación del pleno del Partido es más importante. Gracias a su campaña anticorrupción, Xi purgó a los potenciales opositores dentro del PCCh y también ha silenciado las voces disidentes.

Mientras tanto, el régimen afronta el problema de la transición del poder. Xi dijo recientemente que "si solo se escucha a la gente durante la campaña electoral y se la ignora después de las elecciones, esto no es una verdadera democracia". También afirmó que el sistema político de un país se debe considerar democrático y eficaz si el cambio de conducción se realiza "de acuerdo con la ley y de manera ordenada". La renuncia al liderazgo de por vida fue el legado de Deng: ahora puede ser un arma para las facciones del Partido que se oponen a Xi.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Las luchas internas en el Partido Comunista Chino: Xi Jinping no lo controla todo
24/11/2021 14:46
Comienza el VI Pleno del Partido Comunista Chino. Consolidará el poder de Xi Jinping
08/11/2021 13:12
La 'Resolución histórica' que exalta a Xi solo fue publicada tras la cumbre con Biden
18/11/2021 13:45
Se fijó fecha para el 19no Congreso del Partido comunista chino: comienza el 18 de octubre
01/09/2017 14:25
El VI Pleno del PCC corona a Xi: encarna lo mejor de China, incluso más que Mao Zedong y Deng Xiaoping
12/11/2021 13:40


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”