02/11/2015, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

Sin reformas, la economía china se derrumbará. Inmediatamente después le tocará al Partido

de Wei Jingsheng
El gran disidente, autor del Muro de la Democracia, subraya la inutilidad de la estrategia del gobierno que lanza dinero para no quedar mal en el extranjero y no apoya las empresas locales en un esfuerzo por renovarse. Sin acabar el monopolio estatal de la economía y la corrupción de todo el sistema los peores días para los chinos "están por venir".

Washington (AsiaNews) - Recientemente se han recibido muchas malas noticias. La ola de quiebras que se produjeron en Shenzhen es sólo una señal. Hay muchas otras empresas individuales en China continental que se han derrumbado, pero la noticia no se hace circular a causa de la censura en la información. Estos representan la profundidad de la crisis económica en China.

Otro signo aún más peligroso viene de Xi Jinping, quien heredó e incluso aumentó la tradición de Jiang Zemin y Hu Jintao. Para obtener el reconocimiento de los políticos extranjeros, éstos han prestado tradicionalmente un río de dinero a otros Estados. Xi Jinping fue aún más lejos: no sólo gastará mucho dinero para comprar cosas, sino que gastará aún más para invertir en otros países. Se dice de Xi que ha girado a los británicos más de 100 millones de dólares americanos. Actúa como si en China hubiese demasiado dinero, y por lo tanto puede darse el lujo de gastar esta cantidad para comprar la gloria con la que decorar su cara.

Estas dos señales, en ambos lados, lo que indica es que la crisis económica de China se volverá cada vez más profunda, hasta el colapso. Está claro que los expertos analizan los diferentes aspectos y detalles de la situación. Nos limitamos a mirar los dos extremos para entender por qué Xi Jinping, no se detendrá hasta que hayan destruido a China.

La señal de la quiebra de Shenzhen muestra que el mayor desafío para la economía china es hoy la reestructuración económica, la llamada transición. Antes de esto, cuando la economía de China se ha desarrollado rápidamente gracias al viento a favor de los Estados Unidos, las empresas chinas deberían haber comenzado su transición desarrollando un mejor nivel. De esta manera tendríamos un desarrollo sostenible, en lugar de verse obligadas a transformarse sólo cuando ya no compran sus productos de baja calidad.

Por no hablar de la palabra "ajuste", que suena demasiado simple. Parece que no hay un problema tan grande, sólo un pequeño problema que pasará rápidamente; parece que no entienden la gravedad del problema. Cuando usted pasa más de cien mil millones de dólares para comprar la gloria, el Partido Comunista demuestra sentir inútil el desarrollo económico nacional y la supervivencia de su propio pueblo. Del otro lado ha estado la Reina de Inglaterra y su Gobierno para hacer a Xi Jinping una mala impresión, dado que una nación pobre dona dinero a una rica para que vivan mejor los ciudadanos británicos.

¿Es cierto que China tiene demasiado dinero y no sabe cómo o dónde invertir? Mirando los hechos de Shenzhen, deberíamos saber que sirve tanto montón de dinero para resolver la situación de estas empresas que necesitan mejorar y que han funcionado durante años con las cuentas en números rojos. Por el momento, la capital está huyendo de China por un valor que asciende a alrededor de mil  millardos de dólares estadounidenses cada año, más los cientos de miles de millones que gasta el Partido para lavarse la cara en el extranjero.

¿Cómo podrían las industrias chinas encontrar dinero para evolucionar hacia una nueva generación de empresas? Mientras las empresas aceleran su racha a la quiebra, el colapso de la economía china se está acercando; y eso significa que el colapso de toda la China no está demasiado lejos. Como dice el viejo refrán: "Cuando la piel se ha ido, ¿dónde debe pegarse el pelo?". En este punto, no está lejos el momento en que el Partido Comunista muera sin siquiera un lugar para ser enterrado.

Obviamente no me importa si el Partido Comunista se derrumba o no. Si debe caerse, sería bueno para China, pero si eso significaba más sufrimiento para el pueblo de China no podemos permanecer de brazos cruzados viendo. Debo señalar algunos puntos para salir de la selva.

El primer punto, en el momento en el cual las empresas chinas necesitan transformarse el régimen comunista debe cesar de inmediato con sus llamadas acciones diplomáticas, gastar dinero para lavarse la cara. También porque el régimen no compra una decoración para su cara, sino simplemente la ropa nueva del imperio: se está engañando a sí mismo con la estupidez. Los medios de comunicación comunistas escriben enfáticamente que Alemania y Francia están dispuestos a adorar a Beijing, pero de hecho el Reino Unido ha enviado una clara señal de otro tipo: "Los chinos son gente estúpida con un saco lleno de dinero, con prisa por llegar".

Gastar dinero para lavarse la cara no sólo logra el objetivo de "gente estúpida", sino que afecta directamente la confianza del capital dentro de China. Ese dinero sea chino o extranjero, ¿quién quiere poner su dinero en las manos de un loco? Este es el sentido común, que incluso un idiota entiende. Así que este comportamiento acelera la fuga de capitales al extranjero.

En segundo lugar, el gobierno chino debe eliminar todo tipo de barreras comerciales y no, y abrir el mercado chino. Esto ayudaría a China acceder a la tecnología, el capital y los administradores necesarios para llevar a cabo la updgrade de las empresas chinas. Tal vez este sería capaz de evitar el colapso total.

Las naciones desarrolladas hoy en día tienen la tecnología, el capital y los administradores en exceso: en particular, tienen una gran cantidad de talento y tecnología ya obsoletos. El atraso de China es su oportunidad de demostrar estos talentos y seguir haciendo dinero. Durante la última década, el capital en manos de burócratas chinos ha intentado de todas las maneras obtener beneficios de forma exclusiva, y luego bloquearon la entrada de estos factores favorables.

En tercer lugar, las diversas formas de monopolio: Estos deben reducirse e incluso eliminarse en China, especialmente el monopolio en gran escala sostenido bajo el disfraz de la propiedad estatal. Tenemos que animar a la economía de mercado, en lugar de seguir una economía nacionalizada. El monopolio de las empresas estatales no sólo es la causa principal de la falta de competitividad de China, sino también el factor de la creación de un sistema que está creando millonarios y al mismo tiempo aumenta la disparidad entre ricos y pobres. Ahora, la lucha contra la corrupción en China se asemeja a aquellas mezclas de la sopa para detener el agua hirviendo: solamente eliminar los monopolios y traer de vuelta el imperio de la ley puede llegar a controlar la corrupción.

El cuarto punto es la libertad de expresión y el fin de la censura de Internet. La libertad de transmitir la información es un requisito previo para lograr el deseo libre de expresarse. El intercambio de ideas es la premisa para la creatividad. La creatividad es la base para que el desarrollo económico siga creciendo, y al mismo tiempo una sociedad armoniosa. Introducir una única sabiduría, sin su propia creatividad, ha causado décadas de deuda en la expansión de las empresas chinas. Durante décadas, la falta de creatividad en China fue proporcional al grado de falta de libertad de expresión. No tiene nada que ver con el coeficiente intelectual del pueblo chino.

Por último, lo más importante, se tiene que traer la justicia y la credibilidad del sistema legal para restaurar la protección de la ley para todo el mundo en China. La actual dictadura de un solo partido protege un pequeño número de personas que viven fuera de la ley, mientras que la mayoría de chinos son tratados como inferiores, y sin ningún tipo de protección. Por lo tanto, la ley en China ha perdido toda credibilidad. El llamado Partido Comunista es una entidad superior a la ley, y la voluntad y los intereses individuales de los déspotas locales - en los diferentes niveles - la superan lejos. Así que, de hecho, no es la ley o el Partido quien está en la cima, sino estos déspotas con dinero y poder.

Por lo tanto, la esperanza de que China puede evitar un colapso total sólo está el futuro de la reforma o de la revolución. Si la dictadura de un solo partido no cambia, los peores días para los chinos todavía tienen que llegar.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
China, desconfianza y desilusión por la falta de reformas democráticas del Plenario
13/11/2013
El lobby de los intelectuales pide más libertad. Las zancadillas de los rivales de Xi Jinping
02/08/2016 19:26
Xi Jinping presenta su 'estrategia' para los próximos cinco años
29/07/2022 12:41
Hong Kong rechaza la reforma electoral de Beijing: sólo 8 votos a favor
18/06/2015
Protestas contra el confinamiento, Wei Jingsheng: una situación diferente Tiananmen en 1989
29/11/2022 13:03


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”