12/02/2015, 00.00
LIBANO-ISLAM
Enviar a un amigo

Sobre la propuesta de desmantelar la estatua de Cristo Rey y de Nuestra Señora de Harissa

de Fady Noun 

La propuesta, posteriormente retirada, proviene de un legislador suní, después de que el gobierno ha pedido hacer tabla rasa de los símbolos políticos islamistas en una plaza de Trípoli. Los espacios privados tienen una cara pública; y los espacios públicos deben tener símbolos de la convivencia y la aceptación. La función del Estado hacia el sectarismo de los islamistas y cristianos.

Beirut (AsiaNews) - La decisión del gobierno de eliminar todos los símbolos políticos de los espacios públicos llevó a reaccionar el legislador suní del Líbano-Norte, Khaled Daher. Hace dos días pidió que, en paralelo con el desmantelamiento de los símbolos políticos y religiosos del Islam en la plaza Abdel Hamid Karami en Trípoli, rebautizada como plaza al-Nour (Luz), también se elimine la estatua de Cristo Rey que domina la desembocadura del Nahr el-Kelb, salida norte de Beirut, y la estatua de la Santísima Virgen en Harissa, con vistas a la bahía de Jounieh. La declaración ha hecho mucho ruido y produjo hoy la suspensión de la participación de la diputada en la Corriente del Futuro, la corriente principal sunnita en el Líbano.

Más allá de la explotación que se puede hacer de esa declaración, llama la atención que nadie ha respondido de forma racional a las propuestas del diputado, ni siquiera sus colegas en la Corriente del Futuro. De hecho, las dos estatuas de Cristo Rey y Nuestra Señora del Líbano (v. Foto) están instaladas en espacios privados, en los conventos y de ninguna manera constituyen una base de comparación con lo que los grupos islamistas han hecho de la plaza Abdel Hamid Karami en Trípoli. La estatua de este último, que ocupaba el centro de este espacio público, fue desmontada y en su lugar se levantó en letras gigantes la palabra "Alá", fijando una pancarta que decía "Trípoli es la fortaleza de los musulmanes", y cubierta la plaza con banderas negras en el que, en letras blancas, hay escritos versos del Corán. Banderas que recuerdan el grupo del "Estado islámico".

Hace unos días el diputado se ha arrepentido de su declaración y se disculpó ante la opinión pública, pero ya era demasiado tarde. Su participación en el bloque de la Corriente del Futuro ha sido suspendida. Sin embargo, en el anuncio de la suspensión, la Corriente del Futuro ni siquiera ha pensado en hacer la distinción entre el espacio público y privado. En su nombre, el diputado Ahmad Fatfat se ha contentado con repetir que su corriente es hostil a cualquier sectarismo, a todo lo que es contrario a vivir juntos y la vocación pluralista  de Líbano.

El p. Fadi Daud, de la Fundación interreligiosa Adyan, específica con tono sombrío: "La distinción entre el espacio público y el espacio privado es fundamental, pero no es absoluta La fachada de una casa, un espacio privado, tiene una cara pública, refleja la identidad de un lugar, su timbre. Y eso es lo que constituye la diversidad de Líbano y su encanto. Aunque es privada, por una parte muy real tal espacio es de todos. Y por ello debe reflejar la cultura común de los libaneses, y no ser ni provocativa ni sectaria".

Desde este punto de vista, a los ojos de la gran mayoría de los libaneses, ni la estatua de Cristo Rey, o la Señora de Harissa podría considerarse como sectaria y provocadora, por el contrario. Son símbolos unificadores básicamente, debido a su función religiosa y los servicios que presten. Algunos días, los peregrinos iraníes que visitan Harissa están presentes en números iguales a los cristianos.

Pero no todos los símbolos religiosos cristianos en el Líbano son tan inocentes. Por ejemplo, sobre muchos cerros del "país cristiano", después de la Guerra Civil, se han erigido cruces metálicas  más o menos grandes, que se asemejan a una especie de demarcación del territorio, a una declaración de identidad confesional. En la mayoría de los casos, han sido molestas para algunos partidos.

Frente a la "islamización de suelo" temido por algunos líderes cristianos, estas cruces son declaraciones de hostilidad encubierta. Es un fenómeno patológico que muestra la existencia de una fractura colectiva todavía abierta. En general, en lugar de reprimir, estos fenómenos deben ser cuidados, para evitar lo que los psicoanalistas llaman "el retorno de lo reprimido".

Para volver al espacio público que refleja - también eso - cualquier cosa de la diversidad de un país plural como el Líbano, es necesario recordar que eso [el espacio] está bajo la autoridad del Estado y no de grupos particulares. Es evidente que el decoro de la plaza al-Nour ha sido impuesta por los hechos y que no todos los tripolitanos se reconocerán en la consigna "Trípoli, fortaleza de los musulmanes", que no es inclusivo, pero si sectaria.

Hacer hincapié en la identidad musulmana de Trípoli como parte del timbre religioso y pluralista de la ciudad, conduciría a los cristianos a defender en modo feroz la preciosa herencia islámica, si llegara a ser amenazada.

Es evidente que en este ámbito el Estado debe jugar un papel regulador sin exacerbar necesariamente la frustración de los grupos islamistas fundamentalistas, aun admitiendo que imponen sus símbolos o sus trajes en el espacio público.

Es una cuestión de percepción y sin ser brutal, como es a veces el ministro del Interior Nouhad Machnouk, en este ámbito el Estado debe demostrar vigilancia extrema. Una vigilancia justificada por algunas tentativas del pasado de prohibir la apertura de los restaurantes en el día, durante el mes de Ramadán, o prohibir los carteles publicitarios de cerveza. Es cierto, sin embargo, que en el Trípoli de la diversidad religiosa, o la diversidad de por sí, se ha fortalecido y multiplicado este invierno con guirnaldas y árboles de Navidad durante la temporada de vacaciones, y el suministro de libros de una biblioteca quemada el año pasado.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Irak, arrestaron a líder del ISIS y ‘autor intelectual’ de la masacre de Karrada del 2016
19/10/2021 11:34
Mons. Machado: La policía se deja influenciar por fundamentalistas forasteros
07/03/2020 13:35
Karnataka, demolieron una gruta con la estatua de la Virgen
01/10/2018 12:51