16/01/2017, 11.37
TAIWAN
Enviar a un amigo

Un premio para la “gente escondida”: 30 personas que mejoran la vida de los demás en las periferias

de Xin Yage

El premio es ha sido ideado y es conferido por el Kuangchi Program Service (光啟社) con la colaboración de AsiaNews y de la Conferencia Episcopal Regional China. Los premios se entregan por categoría: compromiso social; música; arte; anuncio de la fe; enseñanza y educación; trabajo con los migrantes; acompañamiento espiritual; responsabilidad para con la sociedad. Al Papa Francisco le agrada el programa “Non yo (wu wo)”, que significa: “no soy importante yo, sino que son importantes las personas a quienes sirvo”. 

Taipéi (AsiaNews) – El 14 de enero pasado se llevó a cabo la primera edición del Premio al servicio desinteresado (無我服務獎30) que es conferido a 30 personas que, de forma anónima, se ocupan de mejorar las condiciones de vida de los demás o bien se abocan a la difusión de un espíritu de reconciliación en los pueblos, en los barrios de sus ciudad o en sus comunidades de pertenencia, sean éstas cristianas o laicas.  

La idea de este premio –que ha sido ideado y conferido por el Kuangchi Program Service (光啟社) con la colaboración de AsiaNews y de la Conferencia Episcopal Regional China – nació de la “comunidad virtual” generada por el programa televisivo dominical Oh my God que ahora está concluyendo su segunda temporada en el canal 37 de la televisión taiwanesa, con 25 programas emitidos. El padre Jerry Martinson (丁松筠神父), que aparece todas las semanas en el programa juntos a dos jóvenes conductores de televisión, dice que “nuestra troupe televisiva cada semana se dirige a un lugar distinto de Taiwán, y filma la obra que desarrolla la comunidad católica: ¡muchas obras e instituciones son una novedad incluso hasta para mí, que vivo aquí hace 51 años! Gracias a este programa nos damos cuenta de la obra de tantas hermanas, laicos y curas locales que han ayudado y continúan asistiendo a muchas personas necesitadas, y construyen una comunidad de fe”.

La idea original es mostrar de qué manera el mensaje del Papa Francisco, con su atención prestada a las periferias y a los excluidos, se encarna cada día en la sociedad taiwanesa. “Sabemos del gran trabajo de la comunidad cristiana, pero igualmente es una sorpresa ver los frutos abundantes de años de trabajo y dedicación”, dice Jessica Chuang (莊麗紅社長), presidente de KPS.

El arzobispo John Hong, que ha entregado parte de los premios y que ha guiado la bendición final, subrayó cómo “hoy hemos premiado a gente escondida que normalmente pasa desapercibida, pero que cumple el verdadero trabajo de ayudar a los hermanos. Su testimonio es importantísimo, y nos brinda un gran ejemplo y un gran aliento”. La primera personalidad en entregar los premios fue el vicepresidente de Taiwán, Chen Jien-jen (陳建仁副總統), que ha querido dedicar veinte minutos de su apretada agenda para “ser parte de este gesto de gratitud a las personas que cada día sostienen a la comunidad taiwanesa”. Junto a él también estuvo el enviado del Vaticano, Mons. Sladan Cosic (高德隆蒙席), quien dijo estar contento de estar presente para representar al Papa Francisco y su espíritu de cercanía para con las personas en dificultades, siguiendo el ejemplo de Jesús. El nombre de este evento (premio a las treinta personas que cumplen un servicio desinteresado,  無我服務獎30) nació a partir de un regalo al Papa Francisco, de parte de un grupo de productores del Kuangchi Program Service. Sobre el abanico con caracteres chinos que le entregaron al Papa Francisco estaba escrito “wu wo” (無我), literalmente “no yo”, que busca expresar la frase: “no soy importante yo, sino las personas a quienes sirvo”. Esta frase llamó la atención del Papa Francisco, quien los alentó a continuar la misión en el mismo espíritu. “Wu Wo” (無我) se volvió, por ende, el inicio del título de estos premios.

Si bien algunas de las personas premiadas ya habían sido entrevistadas oportunamente por AsiaNews, la inmensa mayoría fue descubierta durante las transmisiones de Oh My God. Los titulares de la oficina de fund raising del Kuangchi Program Service, el Sr. Dean Ferng (馮益峰老師) y el padre Emilio Zanetti (蔡明隆神父), cuentan que “a lo largo de estos meses, ha sido sorprendente recibir más de treinta mil carta manuscritas (!), además de otros miles de emails y mensajes en nuestros sitios en los medios sociales, agradeciendo el programa y alentándonos a continuar la producción del mismo para recordar y volver a difundir nuestra misión en Taiwán y en el mundo chino. Lo que más nos conmueve son las personas desconocidas que en el pasado han recibido el sostén y la cercanía de parte de hospitales, escuelas, conventos, parroquias, comunidades de oración, artesanos y otras innumerables iniciativas e instituciones vinculadas a esta generosa misión en nombre de la amistad y de la solidaridad, que trasciende los límites de fe, edad, género e ideología. Ha sido un inicio excelente, de aquí en más, cada año continuaremos descubriendo a treinta personas realmente desinteresadas”.

Este año, los premiados fueron divididos en ocho categorías: la primera, por el compromiso social, con sor Loewe Marianeldis (呂薇修女), sor Hilda (何華珍修女), sor Petronelly Keulers (柯德蘭修女) y la Sra. Zheng (鄭萊頤). La segunda categoría está vinculada a la profesión musical en la cual fueron premiados la Sra. Chen (陳鳳文),  la Srta. Su (蘇開儀) y la banda de rock Yongchun Street Number One (永春一號). El tercer grupo premia al arte: la Sra. Lin (林陳玉里),  la Sra. Hsiao (蕭玉惠), la Srta. Chiou (邱碧霞), la Sra. Zhang (張秀錦), la Sra. Chen (陳紫美) y el director Jiang (蔣國良). Para el cuarto grupo, que se refiere al anuncio de la fe, fueron premiados la Sra. Huang (黃貞瑪), la Srta.  Zhao (趙榮珠), la Sra. Wang (王世芊) y el Sr. Chen (陳磊仕). El quinto grupo se refiere a la enseñanza y a la educación, con la Srta. Wang (王漪), el Prof. You “Long man” (游佳穆), la Prof. Ouyang (歐陽台英) y el Prof. Wang (王年燦). La sexta categoría premia el trabajo dedicado a los migrantes; el Sr. Mhike So (蘇山石) y los padres Wu (吳嘉德神父) y Peter Gerard O’Neill (阮文雄神父) recibieron los premios mientras que en la séptima, que se refiere al acompañamiento espiritual, premió al obispo aborigen Tseng (曾建次輔理主教), al hermano responsable de la enfermería, José María Diez (狄若石修士), a la joven responsable de los jóvenes católicos de Kaohsiung, la Srta. Huang (黃佳音) y al Sr. Yao (姚凌森) muy activo en dos parroquias de Taipéi. La octava categoría se volcó a los cargos de responsabilidad colectiva, con los señores Ou (歐晉德 ) y Sun (孫大川). ¡Hasta el año que viene! 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Un premio a ‘Uncle Jerry’, una vida de fe vivida en los medios
02/10/2017 12:11
Papa Francesco, Matteo Ricci y los misioneros en la TV de Taiwán y de China continental
12/05/2017 13:51
Quezon City, católicos de fiesta: la iglesia más antigua se convierte en basílica menor
10/07/2020 10:17
Sor Eudoxie, del Congo a Tailandia para anunciar que Dios es misericordia (Parte I)
27/11/2019 19:09
Diez mil fieles vietnamitas en Bangkok por el Papa: ‘¿Cuando vendrà a Vietnam?’
23/11/2019 12:52


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”