22/04/2014, 00.00
MYANMAR
Enviar a un amigo

Yangon. Católicos y activistas lloran la desaparición de Win Tin, líder democrático birmano

de Francis Khoo Thwe

Co- funadaor de la Liga nacional por la democracia, transcurrió 19 años en la cárcel y 12 en aislamiento. Aung San Suu Kui habla de "gran pérdida", pero subraya que "sus palabras y su ejemplo permanecerán entre nosotros". A AsiaNews, el arzobispo de Yangon recuerda "al incansable combatiente contra la dictadura". En signo de protesta, también estando libre continuó usando la vestimenta de los detenidos. 


Yangon (AsiaNews)- De la líder de la oposición Aung San Suu Kyi al arzobispo de Yangon, de los movimientos pro-derechos humanos, a los activistas pro-democracia, Myanmar llora el fallecimiento de U Win Tin, prisionero político por muchísimo tiempo y símbolo de la lucha contra la dictadura de la junta militar birmana. Murió a la edad de 85 años, estaba internado desde el 12 de marzo pasado por problemas respiratorios y murió por un colapso múltiple de los órganos internos. Estuvo entre los fundadores de la Liga nacional por la democracia (Ndl), U Win Tin estaba entre las personalidades de la oposición y dentro del mismo partido, llegando a enfrentarse con su misma líder. Combatió siempre para reformar la nación asiática, un tiempo conocida como Birmania; una batalla que le valió 19 años de prisión, en la conocida cárcel de Insein en Yangon, gran parte de los cuales transcurridos en régimen de aislamiento. Entrevistada por la Bbc, la "Señora"-nombre con la que es conocida Suu Kyi en Myanmar-habló de "una gran pérdida, pero no de una derrota". "Sus pensamientos, sus palabras y su ejemplo permanecerán entre nosotros". 

En un libro de memorias publicado en 2010, él describió en detalles la vida cotidiana de un disidente en prisión, deseando que "pudiese ayudar a las personas a entender los sufrimientos" de cuántos se baten por la democracia en Myanma. Tenía por título "La experiencia de 7 mil días de prisión", de 318 páginas el co-fundador de la Ndl contó las vejaciones soportadas en la cárcel después de ser arrestado en 1989, entre los cuales 12 años transcurridos en aislamiento.

Poco antes de la liberación, en septiembre de 2008, la junta le impuso que firmara un documento donde se comprometía a no divulgar informaciones sobre la detención. Él rechazó tal propuesta, respondiendo que más bien permanecería "detrás de lao barrotes". Y una vez que salió de la prisión, continuó luchando por la democracia en Myanmar y se ponía la camiseta azul, divisa característica de los prisioneros en Insein, en signo de protesta.

Mons. Charles Bo, arzobispo de Yangon, dice de él a AsiaNews, el recuerdo de un "activista de primer plano de la lucha pro-democracia e incansable combatiente contra la dictadura militar en el país". El prelado, en nombre de la comunidad católica, comparte "el dolor y el luto de toda la nación, por la muerte de este personaje impávido y lleno de coraje". U Win Tin, recuerda mons. Bo, "donó su propia vida en su totalidad por la causa de la democracia en la nación2 y por esto "se conquistó el respeto de todos nosotros". En relación a él, no hay comentarios o acusaciones "ni en el plano político, ni desde el punto personal" en su vida privada.

"Fue un hombre honesto y recto- agrega el arzobispo de Yangon- y su desaparición es una gran pérdida para el camino de la democratización, porque deja un vacío inmenso casi imposible de colmar". Por último, el prelado ofrece "el más sentido pésame a Aung Suu Kyi y a toda la Nld", asegurando la oración y la confortación de la comunidad cristiana, y desea al líder democrático desaparecido que "descanse en paz, donde ya no hay ni dolor ni lágrimas, en especial modo donde no haya ninguna opresión dictatorial, bajo cualquier forma".

Assistance Association for Political Prisioners (AAPP)_Burma), entre los más importantes grupos de la disidencia birmana que obra a favor de los detenidos, manifiesta "profundo dolor" y habla de "grave pérdida para nuestro País". Como periodista y director "escribió por  mucho tiempo sobre política y derechos humanos" y en el tiempo dio vida a una organización rebautizada ""Fundación U Win Tin, para apoyar y asistir a los ex prisioneros políticos y escritores". El grupo rinde homenaje a su obra infatigable dirigida a "extirpar a la junta militar y para traer los derechos humanos, la democracia y la reconciliación nacional a Birmania".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Activistas cristianos: Prisioneros políticos, el gobierno y el presidente han mentido
28/05/2014
Sacerdote birmano: Mi Iglesia en Myanmar. Hay alguna esperanza con el nuevo gobierno
08/06/2016 14:37
Rangún: China visita a la junta militar mientras siguen los enfrentamientos con las milicias étnicas
01/09/2021 15:28
Activistas birmanos: plenos derechos civiles, no sólo libertad, para los ex prisioneros políticos
12/12/2013
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”