Pakistán, la Corte Suprema confirma la condena a muerte del asesino de Salman Taseer
de Skafique Khokhar
El gobernador de Punjab fue asesinado porque defendía a Asia Bibi. Los letrados del asesino pedirán la gracia al presidente. El culpable siempre sostuvo la “legitimidad” del gesto. Activista católico. “La sentencia demuestra que la Corte es independiente y libre de las presiones de los extremistas”. Analista advierte: “El gobierno sufrirá presiones para evitar la sentencia”.

Islamabad (AsiaNews)- La Corte suprema de Pakistán confirmó la condena a muerte de Mumtaz Qadri, el asesino confeso del gobernador de Punjab, Salman Taseer. La Corte afirma así el valor de la sentencia de la Alta corte de Islamabad, emitida en febrero de 2015, según la cual "nada puede justificar el homicidio de la víctima" y el de primera instancia del Tribunal antiterrorismo de octubre de 2011. Los letrados del homicida habían presentado un pedido de apelación frente a la máxima autoridad judicial del país, justificando el gesto de su asistido como “legítimo”, porque Pakistán es un país musulmán y no laico. Ahora pedirán que al homicida se le conceda la gracia del presidente.

El 4 de enero de 2011, Mumtaz Qadri, uno de los guardias de la custodia de Taseer, asesinó al gobernador a la salida de un restaurante de Islamabad, por sus posiciones contrarias a la ley sobre la blasfemia, que prevé la cadena perpetua o la condena a muerte para aquellos que profanan el Corán o profanan el nombre del profeta Mahoma. Qadri siempre reivindicó la paternidad del homicidio y de querer castigar al gobernador, que se había manifestado a favor de Asia Bibi, la madre cristiana detenida por estar acusada de haber ofendido al Profeta. Por esto fue exaltado como "héroe nacional” por parte de los islámicos. Peter Jacob, director del Centro por la justicia social, refiere a AsiaNews: “Dado el caso y el contexto, nos esperábamos este resultado, si bien nosotros en cuanto católicos y activistas por los derechos humanos no aprobamos la pena de muerte. La decisión demuestra, después de todo, que la Corte Suprema es independiente y libre de influencias fundamentalistas. La sentencia reabrirá el debate, cerrado después del homicidio de alto perfil”.

También el P. Bonnie Mendes comenta a AsiaNews el veredicto: “La sentencia sobre Qadri es muy significativa en este momento, cuando muchos creen que los jueces pakistaníes están bajo graves presiones por parte de los terroristas. La Corte Suprema habló con valentía y con claridad, ha declarado que criticar la ley sobre la blasfemia- como lo hizo Taseer, definiéndola como la “ley negra”- no lo hace culpable de blasfemia. Los jueces emitieron la sentencia sin temor. Esto es bueno para el país”.

Suneel Malik, director de la Fundación por la Paz y el Desarrollo Humano, declara. “Es una  señal positiva, para el estado de derecho en Pakistán, que la máxima corte no sólo haya confirmado la pena de muerte para Mumtaz Qadri, sino que también haya decretado la nulidad de la decisión de la Corte de Islamabad, que anulaba la sentencia en base a la Ley anti-terrorismo, aceptando, en cambio, el pedido del gobierno de reinsertar la acusación de terrorismo contra el imputado”. “Las víctimas- continúa,- los jueces y los abogados involucrados en estos casos, sufren serias amenazas, pero no deben hacer concesiones del estado de derecho y de la justicia. Este tipo de decisiones valientes contribuyen a frenar al extremismo en Pakistán”.

Wajahat Masood, conocido analista, editorial y pedagogo, a su vez advierte. “El gobierno recibirá todavía muchas más presiones para que no ajusticie a Muntaz, porque tiene un potente lobby, que lo apoya. Pero el equilibrio del poder en el ejército está cambiando velozmente. Ahorcar a Qadri podría enviar un fuerte mensaje a los que apoyan al extremismo. De todos modos, es todavía prematuro decir si la decisión será aplicada o no”.

 

 

PAKISTAN_-_1008_-_Qadri.jpg