Pyongyang: La muerte de Kim Jong-nam es toda culpa de Kuala Lumpur

Por primera vez un despacho del Norte cita la muerte de un "ciudadano suyo", en Kuala Lumpur, sin dar el nombre del medio hermano del líder Kim Jong-un. La actitud de Malasia sería "ilegal e inmoral" y  tendría "un total desprecio por el derecho internacional."


Seúl (AsiaNews) - Corea del Norte acusa a Malasia por la muerte de "un ciudadano suyo", y considera "ilegal e inmoral" la autopsia de su cuerpo, condenando su "actitud en absoluto amable", incitada por Corea del Sur.

Hoy, por primera vez y  habiendo pasado una semana del hecho, la agencia estatal de Corea del Norte, KCNA, habló de la muerte de Kim Jong-nam, envenenado en el aeropuerto de Kuala Lumpur. La policía de Malasia sospecha la implicación de Corea del Norte y busca a dos norcoreanos, uno de los cuales es diplomático, así como a otras cuatro personas que habrían huido del país.

A pesar de que Kim Jong-nam es el hermano del líder Kim Jong-un, hasta ahora los medios de comunicación del Norte no habían hecho ninguna mención del evento.

Hoy KCNA lo mencionó, pero sólo en general, hablando de "un ciudadano de la República Popular Democrática de Corea" que viajaba con un pasaporte diplomático y que murió por un "ataque al corazón".

La agencia dice que la noticia de la intoxicación es falsa y que la actitud de Malasia es parte de una "red de conspiración contra Corea del Norte lanzada por las autoridades de Corea del Sur".

"La mayor responsabilidad de su muerte - dijo la agencia - pesa sobre el Gobierno de Malasia, ya que el ciudadano de Corea del Norte murió en suelo suyo".

La KCNA crítico luego a Kuala Lumpur por hacer una autopsia "ilegal e inmoral" sobre el cuerpo y porque se niega a entregar el cuerpo "con el pretexto absurdo" de que es necesaria una prueba de ADN de la familia del hombre muerto.

La negativa a entregar el cadáver, según Pyongyang, "demuestra que de parte de Malasia se está politizando el traslado de los restos, mostrando un total desprecio por la ley y la moralidad internacional, para lograr su propósito siniestro".

Mientras tanto, la policía de Malasia ha pedido a la Interpol ayuda para detener los cuatro norcoreanos fugitivos.

La policía cree que, en total, hay al menos 11 personas relacionadas con la muerte de Kim Jong-nam. Cuatro de ellas fueron detenidas: se trata de Doan Thi Huong, de 28 años, vietnamita, que habría aplicado el veneno sobre la cara de Kim; Siti Aisyah, 25 años, de Indonesia, que "pensaba" quedarse para tomar parte en una serie de televisión; Jalaluddin Muhammad Farid, malayo, novio de Siti; Ri Jong Chol, 47, norcoreano.

Otros buscados son: Hyon Kwang Song, de 44 años, segundo secretario de la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur; Kim Uk Il, de 37 años, empleado en Air Koryo, la aerolínea de bandera de Corea del Norte; Ri Ju U, 30, también conocido como "James",; Ri Ji Hyon, de 33 años, fugitivo; Hong Song Hac, de 34 años, fugitivo; O Jong Gil, de 55 años, fugitivo; Ri Jae Nam, de 57 años, fugitivo.

La policía dice que los dos primeros se encuentran todavía en Malasia; los demás habrían regresado a Corea del Norte.

North-Korean-embassy-Malaysia.jpg