Esta noche inicia el Año del cerdo

Es festejado en los países de Extremo Oriente y por las comunidades chinas en el mundo. En la cultura china, los cerdos simbolizan la riqueza. Las personas nacidas bajo el signo del cerdo son diligentes, compasivas y generosas. Celebraciones en tono menor en los países del Sudeste asiático de mayoría islámica.

 


Beijing (AsiaNews)- Muchas comunidades asiáticas de todo el mundo se preparan para celebrar el Fin de Año lunar, que esta noche inaugurará el Año del cerdo. Según el calendario tradicional chino, cada está representado por un animal. El cerdo es el último en el orden impuesto por el zodíaco, que tiene ciclos de 12 años. Este es el siguiente: ratón, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo y cerdo.

En la cultura china, los cerdos simbolizan la riqueza. Tal idea está presente en la cultura occidental, con la alcancía en forma de cerdito. En China, éstos aparecieron durante la dinastía Qīng 清 (1644-1912). Las caras regordetas y las grandes orejas del cerdo están asociadas a la buena fortuna. Según la astrología, las personas nacidas bajo el signo del cerdo son son diligentes, compasivas y generosas. Son dotadas de gran concentración y determinación: una vez que se eligieron un objetivo, emplean todas sus energías para alcanzarlo. Raramente piden ayuda cuando están en dificultad, pero siempre están listas para dar una mano a los otros.
 

No son malgastadores, pero a las personas nacidas bajo el signo del cerdo les gusta gozar de la vida. Aman los entretenimientos y son generosos con los amigos, de los cuales normalmente se ocupan. Acomodaticios y populares, no sospechan y a menudo tienden a ser ingenuos. Por lo cual los hace objetivos de engaños. Explotan la inclinación a ser materialistas como impulso a trabajar mucho. Los que están bajo el signo del cerdo logran tener la mente clara, por lo tanto raramente se agotan por las dificultades. Saben cómo enfrentar una sobrecarga de trabajo y cómo desahogarse: una buena dormida es el método que usan más a menudo para regenerarse.


El cerdo es considerado un animal impuro para los musulmanes: para ellos es haram (prohibido) comerlo. Esto puede causar problemas a las personas que celebran el Nuevo Año lunar en los países del Sudeste asiático con mayoría islámica. Malasia, donde vive una numerosa comunidad de etnia china, es un país multicultural donde la religión oficial es el islam. En los últimos tiempos, aumentaron los episodios de intolerancia hacia actividades y acciones consideradas ofensivas para los musulmanes. Por esto, este año muchos negocios y comerciantes evitan exponer imágenes del cerdo, por miedo de crear escándalo.

En Indonesia, país islámico más poblado en el mundo, el Fin de Año lunar es considerado como fiesta nacional, a causa de la numerosa comunidad de etnia china. No obstante esto, algunas organizaciones conservadoras condenaron las celebraciones. Entre éstas está el Fórum Muslim Bogor (FMB) de Java Oeste, que publicó una carta en la cual se pide la cancelación de la festividad. Según el FMB, éstas serían “inapropiadas” para los musulmanes, porque podrían “minar la fe islámica”. En el pasado, la comunidad china de Indonesia sufrió feroces persecuciones y también hoy y a menudo víctima de prejuicios.
 

ASIA_-_0204_-_Capodanno.jpg