Comenzó el proceso por las manifestaciones del Gezi Park. Para la acusación, pretendían “derrocar al gobierno”
de Marian Demir

Los 16 personajes de la sociedad civil -intelectuales, actores, cineastas, filántropos- habrían “fomentado una insurrección organizada” gracias a una manipulación orquestada desde el exterior”. Para Erdogan, detrás de ellos están las garras de Soros. En la audiencia del proceso estuvieron presentes observadores del Parlamento Europeo.


Estambul (AsiaNews) - Desde ayer, 16 miembros de la sociedad civil se encuentran procesados, acusados de pretender “derrocar al gobierno de la República de Turquía” como organizadores del “movimiento de Gezi Park”, la serie de manifestaciones iniciadas en el 2013 en el parque de Estambul, y luego difundidas en todo el país

El proceso se lleva adelante en el tribunal de la prisión de máxima seguridad de Silivri, en los alrededores de Estambul. En el banquillo de los acusados se sientan, entre otros, el filántropo Osman Kavala; Yigit Aksakoglu, representante de una fundación holandesa en Turquía; el abogado Can Atalay, el arquitecto Mucella Yapici; el urbanista Tayfun Kahraman; Ali Hakan Altınay, de la Fundación Anadolu Kültür Inc, la  cineasta Cigdem Mater. El periodista Can Dündar y los actores Mehmet Ali Alaboraye Ayse Pinar Alabora, que se han refugiado en Europa, son procesados in absentia. El Ministerio Público pide cadena perpetua para todos. 

A las audiencias del proceso, junto a amigos y familiares de los imputados, asisten diputados de la oposición, activistas por los derechos humanos, representantes del Parlamento europeo, particularmente de Holanda, Suecia, Francia, Noruega y Alemania. 

El movimiento de “Gezi Park” surgió con algunas protestas iniciadas a fines de mayo de 2013 en la Plaza Taksim (v. foto), contra un proyecto edilicio que pretendía derribar los árboles del Gezi Park, uno de los pocos pulmones verdes de Estambul. Las manifestaciones crecieron cada vez más, llegando a convocar a 3 millones y medio de personas, canalizando una fuerte crítica al gobierno de Recep Tayyip Erdogan (en aquél entonces, primer ministro), acusándolo de autoritarismo y de que querer islamizar el Estado laico. 

Las manifestaciones se concluyeron después de alguna semanas, por la violencia desatada por las fuerzas del orden, que culminó con la muerte de 9 personas y miles de heridos. 

El movimiento de Gezi Park representa la primera gran expresión de crítica al autoritarismo de Erdogan. Para el líder turco, éste fue organizado con la ayuda de organismos y subvenciones del exterior y en particular, del multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros. 

La acusación contra los 16 imputados recalca las mismas alegaciones de Erdogan: ellos han “fomentado una insurrección organizada” gracias a “una manipulación orquestada desde el exterior”. 

En el día de hoy, Can Atalay declaró en su defensa: “Gezi está contra el imperialismo. No puede ser explicado por ningún engaño o conspiración extranjera… Gezi es la voluntad de determinación del pueblo de tomar el destino en sus manos. Gezi es la posibilidad de que Turquía pueda emerger de la oscuridad del Oriente Medio. Gezi es la esperanza de esta nación, en lo que respecta a la igualdad, la libertad y la justicia”. 

Turkey-_Gezi_Park.jpg