Sri Lanka, toneladas de residuos que no son eliminados. Se trata de una emergencia nacional
de Melani Manel Perera

La crisis de los residuos surge como consecuencia de la montaña de basura que sepultó a un barrio pobre entero situado en la periferia de Colombo. El Card. Ranjith lanza un pedido al gobierno. Se piensa habilitar un nuevo área en Muthurajawela, pero la población y los líderes católicos se oponen a ello.


Colombo (AsiaNews)- Luego de que una montaña de basura sepultara un barrio pobre entero situado en la periferia de la capital, en Sri Lanka la cuestión de la eliminación de  residuos se convirtió en una auténtica emergencia nacional. Toneladas de material no reciclable continúan siendo vertidas en el basural de Meethomulla, lugar donde el 14 de abril se produjo una avalancha de 25 mil toneladas que cubrió  personas y casas, matando a 32 habitantes y dejando casi a mil personas a la intemperie. Residentes, líderes de la Iglesia católica local y ambientalistas están intentando impedir el ingreso de los camiones llenos de basura. El Card. Malcom Ranjith, arzobispo de Colombo, lanzó un pedido al gobierno para que encuentre una solución que sea compatible en términos de sustentabilidad ambiental, y acorde al bienestar y la salud de la población.

El  24 de abril pasado, un equipo de expertos japoneses, nombrados después del desastre, presentó el presidente Maithripala Sirisena el informe sobre el centro de recolección de residuos de Meethomulla. Según el estudio, como primer consejo indica que debe darse seguridad antes de la llegada de las lluvias monzónicas; que el suelo debe ser protegido con sacos de polietileno; la masa de los residuos debe ser distribuid de modo simétrico, como para garantizar un equilibrio del peso. A largo plazo, el grupo de expertos aconseja adoptar un sistema de reducción, reutilización y reciclado del material de descarte.      

Hace tiempo que los residentes se quejaban de las inadecuadas medidas de seguridad del vertedero, lugar de la tragedia, además de varios problemas ligados a la contaminación ambiental dell subsuelo. El problema actual, denuncia a AsiaNews Basil Fernando, activista católico y ex director de la Human Rights Commission de Hong Kong, “es que el área de Muthurajawela, o sea el lugar sugerido por las autoridades para sustituir al vertedero de Meethomulla, es realmente inapropiada”. De hecho, la zona, explica el católico, “era la mayor plantación de arroz de calidad superior que servía para alimentar a toda la población. Ahora, en cambio, se transformó en un cúmulo de residuos a causa del canal Hamilton”.

El activista reporta que los residentes y líderes católicos de Muthurajawela han ya expresado su posición contraria y a raíz de estas protestas podrían ser perseguidos según las leyes de seguridad nacional. Basil lamenta: “Esto demuestra la mentalidad anormal de la administración esrilanquesa, que aplica leyes especiales allí donde no logra prevalecer con leyes ordinarias”.

Entre los que se expresaron en contra de la realización del sito está Mons. Maxwel Silva (v. foto), obispo auxiliar de Colombo, que visitó la zona junto a una delegación de sacerdotes. El Pbro. Srath Iddamalgoda, miembro del Christian Solidarity Movement (CSM), afirma que los ciudadanos de Muthurajawela tienen todo el derecho de protestar, porque “ellos tienen la responsabilidad de proteger su propia vida y el ambiente en que viven”.

 

SRI_LANKA_-_0426_-_Update_discarica_1.jpg SRI_LANKA_-_0426_-_Update_discarica_1.jpg SRI_LANKA_-_0426_-_Update_discarica_1.jpg SRI_LANKA_-_0426_-_Update_discarica_1.jpg