Después de 10 años condenados los responsables de la masacre de Maguindanao

Es el peor estrago político en la historia del país. Andal Ampatuan Jr y otros 4 miembros de una potente dinastía política  son culpables de haber asesinado a 57 personas por rechazar el desafío electoral de un clan rival. El caso involucró a más de 100 sospechosos arrestados y otros 81 están todavía fugitivos. El veredicto es la culminación de un largo y lento proceso, marcado por acusaciones de corrupción y homicidios de al menos 4 testigos. 

 


Manila (AsiaNews/Agencias) – A distancia de 10 años de la tragedia, esta mañana las autoridades judiciales han condenado a cadena perpetua - o a 40 años sin condicional- a las mentes del peor estrago político de la historia filipinas. Sucedió el 23 de noviembre de 2009 en la isla de Mindanao, la masacre Maguindanao, (o masacre de Ampatuan) trastornó al mundo y puso en evidencia la brutal cultura de la impunidad de los clanes en el país. Andal Ampatuan Jr (Foto) y otros 4 miembros de una potente dinastía política en la provincia meridional de Maguindanao fueron juzgados culpables de haber asesinado a 57 personas por rechazar el desafío electoral de un clan rival.

Entre las víctimas había 32 periodistas. Los responsables de la masacre tiraron los cuerpos en fosas excavadas rápidamente y la policía jamás encontró el cuerpo de la 58 víctima. El caso involucró a más de 100 sospechosos arrestados y otros 81 todavía fugitivos. Lo jueces han condenado a al menos 6 años de cárcel también a 15 personas, considerados cómplices de la masacre. Más de 50 otros acusados fueron absueltos por falta de pruebas, entre los cuales 4 miembros del clan Ampatuan y decenas de agentes de policía. La sentencia, emitida dentro de la cárcel de máxima seguridad de Bicutan (Metro Manila), fue transmitida en directa Tv en toda Filipinas. El veredicto es el culmen de un largo y lento proceso, marcado por acusaciones de corrupción y homicidios de testigos. Según los informes de los medios, al menos 4 de éstos murieron antes de deponer. Durante los años de atrasos del caso, murieron el patriarca Andal Ampatuan Sr y otros 7 imputados. 

Los Ampatuan gobernaban la provincia de Maguindanao, ocupando casi todos los cargos políticos en la zona. La entonces presidente Gloria Arroyo permitió a la potente familia de construir una milicia fuertemente armada para utilizar en la guerra contra los rebeldes musulmanes en la región. El 23 de noviembre de hace 10 años atrás, Ampatuan Jr guió a casi 200 seguidores armados. El grupo bloqueó un convoy de 7 vehículos que transportaba a la esposa, hermanas, parientes y abogados de Esmael Mangudadatu, un político que había decidido ser candidato como gobernador de la provincia. El escuadrón secuestró el convoy, incluidos los pasajero de 2 autos desprevenidos que habían quedado bloqueados en el tráfico y lo condujo a una colina vecina. Aquí estaban todavía las maquinarias usadas para excavar enormes fosas donde enterrar a las víctimas a distancia cercana y escaparon rápidamente después de haber intuido que el ejército se estaba acercando. Las fuerzas armadas encontraron los cuerpos gravemente mutilados dentro de los furgones, acostados en el terreno o sepultados en los pozos con algunos de los vehículos.  

 

FILIPPINE_-_1219_-_Massacro.jpg