Molesta a los niños, Riad baja el volumen de los altavoces de la mezquita

Una directiva del Ministerio de Asuntos Islámicos redujo el sonido a un tercio. Entre los que pedían que los bajaran están los padres de niños pequeños, cuyo sueño perturbaban. A menudo transmitían no solo el llamado a la oración sino también sermones completos. No todas las mezquitas cumplen la directiva, lo que ha generado críticas y controversias.

 


Riad (AsiaNews / Agencias) - Las autoridades de Riad defienden la decisión que se tomó en los últimos días de "bajar" el volumen de los altavoces de las mezquitas, famosos por llamar a los fieles a la oración y por los sermones que se difunden a grandes voces en la comunidad. El Ministerio de Asuntos Islámicos saudí anunció la semana pasada que había reducido a un tercio el volumen máximo permitido de parlantes y altavoces, lo que desencadenó la controvertida respuesta de la facción más conservadora del país y animados debates en las redes sociales entre los que estaban a favor y en contra.

El ministro Abdullatif al-Sheikh señala que la medida es una respuesta a las quejas que plantea desde hace tiempo una gran parte de la opinión pública. Entre los que han pedido que se reduzca del volumen están los padres de niños pequeños, quienes explican que los altavoces a menudo interrumpen el sueño de niños y ancianos. En un programa de televisión afirmó que las personas que quieren rezar no necesitan esperar la convocatoria de los altavoces y atacó a los manifestantes tildándolos de "enemigos del reino" que solo quieren "agitar la opinión pública".

En respuesta, se está volviendo cada vez más popular en las redes sociales y en la red un hashtag que pide la prohibición de la música alta en restaurantes y bares .

Según la tradición, los altavoces que están en lo alto de los minaretes y se utilizan para llamar a los fieles a la oración, después deben apagarse, pero en muchos casos siguen transmitiendo sermones completos. Según algunas fuentes de Riad citadas por Reuters, solo algunas mezquitas han bajado el volumen. E incluso hay una que sigue transmitiendo al máximo volumen todos los ritos como lo hacían antes, ignorando el decreto ministerial.

En el reino saudita hay una monarquía sunita absoluta, que se basa en una visión wahabí y fundamentalista del Islam. Las reformas introducidas en los últimos dos años por el príncipe heredero Mohammad bin Salman (MBS) han afectado el ámbito social y los derechos, como el permiso para que las mujeres conduzcan y el acceso (controlado y en sectores especiales) a los estadios, y también el ámbito religioso. Sin embargo, los arrestos de altos funcionarios y empresarios, la represión de activistas y voces críticas y el caso Khashoggi arrojan más de una sombra sobre el cambio.

ARABIA_SAUDITA_-_ISLAM_-_volume_moschee.JPG