05/09/2018, 11.41
ARABIA SAUDITA
Enviar a un amigo

Riad, 5 años de prisión para quien satirice en la web

Devienen blanco cuantos se burlen, provoquen o alteren “el orden público, los valores religiosos y la moral pública”. Además de la cárcel, los culpables arriesgan una multa de 800.000 dólares. Prosigue la campaña del gobierno contra las voces críticas y disidentes. Solicitan pena de muerte para el líder religioso de 61 años Salman Odah, que había pedido mejorar las relaciones con Qatar. 

Riad (AsiaNews/Agencias) – Arabia Saudita pretende castigar a todo aquel que utilice la web para satirizar con el objetivo de “burlarse, provocar o distorsionar el orden público, los valores religiosos y la moral pública”. En un comunicado que lleva la firma del ministerio público, se deja asentado que quienes produzcan o hagan circular material prohibido podrán sufrir penas de hasta cinco años de prisión, además del pago de una multa de 800.000 dólares.

En el pasado, el gobierno ya se había valido de leyes contra los crímenes informáticos para atacar a los disidentes y voces que critican al Ejecutivo y a las máximas autoridades religiosas e institucionales del país. Sin embargo, este último anuncio muestra, una vez más, la mano dura de Riad contra todo aquél que se valga de la sátira en la red, para vehiculizar ideas que muestren una disconformidad.

Desde al año pasado, la cúpula de gobierno lanzó una campaña durísima contra quienes reclaman mayores derechos y libertades dentro de la sociedad. Hubo decenas de arrestos que involucraron a personas disidentes o “sospechosas” por presuntos “lazos” con “realidades extranjeras”, o por el respaldo financiero de “enemigos extranjeros”. Hasta el momento, ninguna de las personas arrestadas ha sido incriminada; los activistas están encerrados en celdas bajo régimen de aislamiento y no tienen contacto con sus familias ni con letrado alguno.

También han quedado bajo la mira las activistas femeninas, los defensores de los derechos humanos, líderes religiosos destacados por su visión demasiado “reformista” e intelectuales. Se trata de medidas que contrastan con la enarbolada apertura y la serie de reformas promovidas en el marco del programa “Visión 2030”, puesto en marcha a pedido del príncipe heredero  Mohammad bin Salman (MBS). Una vez más, se confirma que el reino saudita sigue siendo una monarquía absoluta de corte wahabita, en la cual no se admite el más mínimo disenso.  

Una de las personalidades de relieve arrestadas es el líder religioso de 61 años Salman Odah, que puede jactarse de tener 14 millones de seguidores en Twitter. Días atrás, el ministerio público solicitó la pena de muerte para el hombre, acusándolo de “sedición” y “revuelta”, por haber publicado un post donde expresaba el deseo de que hubiera “mejores relaciones” con Qatar.

Las autoridades invocaron la pena capital contra cinco activistas más, entre los cuales figura la líder femenina Israa al-Ghomgham, a quien hallan culpable de adherirse a las protestas contra el gobierno, promovidas por la minoría chiita en Qatif.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
En Yeda, arrestan a un migrante egipcio por almorzar con una mujer
10/09/2018 10:22
La ONU contra Riad: usa el anti-terrorismo para azotar a activistas, incluso a mujeres
05/03/2019 12:36
Mohammed bin Salman quiere archivar el wahabismo en el desván
26/10/2017 14:16