28/10/2019, 16.10
IRAK
Enviar a un amigo

Bagdad, el patriarca Sako visita a los jóvenes heridos en las manifestaciones

Se cuentan al menos con 74 víctimas durante el fin de semana y centenares los heridos. También los estudiantes de las escuelas superiores y los universitarios se unierona la protesta. Vocero del Premier amenaza “severos castigos”. El primado caldeo cerca de los jóvenes que “no están politizados” que “buscan sólo la paz, una vida digna, un futuro y un trabajo”.

 

Bagdad (AsiaNews) - “Quedé muy conmovido viendo y visitando a estos jóvenes en el hospital y que son muchos. Son jóvenes que tienen sólo 16, 17 años; algunos 20, estaban allí con sus familias en las manifestaciones, cuando fueron heridos, algunos de los cuales en modo grave”. Es cuanto narra a AsiaNews, el Card. Louis Raphael Sako, que visitó esta semana un hospital de la capital donde están internados un parte de los (centenares) de heridos en las protestas anti-gobierno. “Entre ellos hay algunos cristianos, pero la mayor parte de ellos-agrega el purpurado- son musulmanes y estuvieron muy felices de que los haya visitado. Me agradecieron por esta visita”.

El hospital está situado en una zona diversa de la capital, lejos del patriarcado. El Card. Sako, arriesgando ser el mismo involucrado en los choques, quiso visitar personalmente a los jóvenes afectados de las protestas del fin de semana, donde se registraron al menos 74 víctimas en un crescendo de violencias que interrumpieron la tregua en acto desde hace 2 semanas. El saldo total de los muertos desde el 1° de octubre “es de más de 250”, cuenta el purpurado y “al menos 9 mil los heridos”. “Antes de irse-agrega- me encontré con director sanitario y le quise hacer una oferta de dinero, para contribuir a la compra de los remedios”.   

Durante la mañana de hoy las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra los estudiantes de las escuelas superiores e universitarios, que salieron a las calles de Bagdad y en las ciudades del sur, teatro de la protesta junto a los manifestantes no obstante las prohibiciones de las autoridades. Un vocero del Premier,  Adel Abdul Mahdi, cuya posición se hace cada vez más precaria desde la subida al poder hace 1 año, volvió a atacar a los manifestantes. Él se dirigió sobre todo a los estudiantes, amenazando “severos castigos” contra cualquiera obstaculice el regular desarrollo de las lecciones.

Algunos jóvenes gritaban eslóganes y cantos entre los cuales: “¡Basta escuelas, basta clases, hasta que el régimen no colapse! Testigos refieren que centenares de estudiantes, con sus uniformes, unidos a los manifestantes. En algunos casos también sus profesores quisieron unirse a las manifestaciones populares. El sindicato de los estudiantes de Diwaniyah, ciudad a 180 Km al sur de Bagdad, anunciaron 10 días de huelga, “hasta la caída del régimen”.

Cerca del 60% de los 40 millones de iraquíes tienen una edad inferior a los 25 años y es justamente la tasa de desocupación juvenil (alrededor del 25%) lo que provoca las mayores preocupaciones. Más allá de la falta de trabajo pesa la sensación difundida de inseguridad, la percepción de una corrupción difundida y del riesgo de una escalada militar o de una derivación yihadista. Y una persona cada 5 vive por debajo del límite de la pobreza. Entre las peticiones de los ciudadanos en la calle está la disolución del Parlamento, un ejecutivo llamado a promover las reformas más urgentes, enmiendas de la Constitución y elecciones anticipadas, bajo la égida y el control de las Naciones Unidas. Ayer 4 diputados han consignado su dimisión, como gesto de solidaridad con los manifestantes.

“Volví de la visita de esta semana- narra el Card. Sako-con los jóvenes heridos en la cabeza. Chico y chicas que buscan sólo la paz, una vida digna, un futuro y un trabajo. No tienen agendas políticas, no se mueven con finalidades religiosas. La mayor parte de las personas en la calle no había nacido o era muy joven cuando cayó el régimen de Saddam Hussein, por lo tanto la clase política no puede acusarlos de connivencias o instrumentalizaciones”. Ellos están “contra una cultura sectaria, desean el respeto de los derechos humanos y no obstante los muertos, los heridos y las violencias están preparados y decididos en continuar. Yo les dije que rezo por ellos”. 

Para estar cerca de la población y seguir en primera persona la situación, el patriarca Sako canceló una visita programada a Hungría, donde habría debido encontrarse con el presidente ruso Vladimir Putin, en un encuentro dedicado a la situación de los cristianos. “Llamé a los jefes religiosos-concluye el prelado-para proponer un encuentro. Como pastores debemos estar cerca de nuestra gente y dar atención a sus palabras, que pueden ser mal interpretadas. Recemos y esperemos, en un contexto que se hace cada vez más delicado”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Card Sako: en la protesta y en Navidad, renace el pueblo iraquí
04/12/2019 14:00
Patriarcado caldeo: oraciones por los ‘mártires’ de Nassiriya, Najaf y Bagdad
30/11/2019 10:07
Patriarca caldeo: una ‘unidad de crisis’ para frenar la violencia y reconstruir el Estado
25/11/2019 17:37
Irak, protestas: se reanudan parcialmente las exportaciones. ONU e Iglesias, ‘preocupadas’ por la violencia
07/11/2019 14:00
Card. Sako: la inercia de los políticos frente a los jóvenes y su ‘grito’
05/11/2019 11:44