16/09/2016, 01.24
CHINA
Enviar a un amigo

Con el proceso a los abogados, naufraga el “estado de derecho” prometido por Xi Jinping

de Willy Lam

Los procesos-farsa, las confesiones extorsionadas bajo constricción y publicitadas en Tv; el fácil patriotismo son los ingredientes de un retorno de la justicia en China como en los tiempos de la Revolución cultural. Los EEUU y el Occidente acusados de “traer el caos” a China, instrumentalizando los derechos humanos. Abogados, activistas, editores liberales desautorizados y arrestados. Xi Jinping se come las promesas y en el Partido continúa la guerra entre las facciones. Por gentil concesión de la JamesTown Foundation. Traducción a cargo de AsiaNews.

Hong Kong (AsiaNews)- El reciente proceso de abogados, asistentes legales y personal de organizaciones no gubernamentales, que hace más de un año fueron encarcelados después de un arresto en masa, aclara de qué manera el Partido comunista chino (PCC), bajo la dirigencia del presidente Xi Jinping, está honrando su tan a menudo reiterado compromiso hacia un Estado de derecho con características chinas.

El 9 de julio de 2015, más de 300 abogados weiquan (protectores de los derechos humanos), asistentes legales y activistas fueron arrestados con acusaciones que van desde “suscitar discusiones y provocar disturbios” a “incitar a la subversión contra el poder del Estado”. Activistas internacionales consideran estos arrestos masivos - nombrados “el incidente 709”- como la más vasta acción contra abogados y miembros de ONG comprometidos en lo social desde los tiempos de la Revolución cultural (1966-1976).

A principios de agosto de 2016, a más de un año de sus detenciones, un grupo de 24 abogados y sus socios fueron procesados en un tribunal en Tianjin. Además, 264 profesionales, abogados y activistas permanecen bajo vigilancia policial las 24 horas del día y a 39 de ellos les está prohibido dejar el país (VOA, 23 de julio; Apple Daily (Hong Kong, 6 de julio, Human Rights in China, 10 de junio).

Entre los profesionales letrados detenidos por la policía hay abogados por los derechos humanos famosos a nivel nacional e internacional como Zhou Shifeng, Wang Yu, Wang Quangzhang, Li Heping, Xie Yang, Li Chunfu y Liu Sixin. Zhou y los dos Wang eran abogados del estudio legal Fengrui de Beijing. Zhou Shifeng asumió una cierta fama defendiendo a los cristianos clandestinos, como también a los parientes de las víctimas de la leche a la melanina, producida por industriales del queso sin escrúpulos. Wang Yu, que a principios de año ganó el premio internacional Ludovic Trarieux por los derechos humanos, había recibido aplausos por la nación por haber defendido a Cao Shunlin, la activista por los derechos humanos, muerta en 2014 en circunstancias sospechosas, mientras era vigilada por la policía. Ella también había  defendido al famoso académico y disidente iughuro, Ilham Tohti. Wang Quanzhang- no ligado a Wang Yu- es desde hace tiempo consejero de los miembros perseguidos de la Falun Gong. Li Heping es un abogado cristiano que defendió a los miembros de las Iglesias domésticas y a los disidentes políticos. En 2008 le fue otorgado el premio por la democracia  y la libertad religiosa de parte del National Endowment for Democracy, con base en Washington (Hong Kong Free Press, 4 de agosto; BBC China, 2 de agosto).       

Proceso suspendido

Veinte ONG internacionales por los derechos humanos y por la legalidad han firmado una petición pidiendo al presidente Xi “apoyar el estado de derecho al tratar los casos del 709".

Entre los que firmaron están la Asociación de los abogados de Amsterdam, la rama australiana de la Asociación internacional de los abogados del pueblo y de la Comisión internacional de juristas (AP, 9 de julio).

El hecho de que estos abogados weiquan y activistas sean procesados tras 13 meses de haber sido arrestados es sólo una de las muchas violaciones del justo proceso por parte del aparato partido-Estado. A las esposas de estos defensores de los derechos no les fue dicho dónde estaban recluidos. Las autoridades también dijeron no al pedido de los parientes de contratar abogados para los acusados. Y esto no obstante una petición firmada por 60 abogados a nivel nacional que pedían a las autoridades honrar la ley china, permitiendo a los detenidos tener acceso a la ayuda legal. Es más, algunos de los más famosos diputados weiquan y activistas fueron forzados a hacer las así llamadas confesiones televisivas de culpabilidad mientras eran sometidos a los interrogatorios de la policía. Las confesiones luego fueron difundidas en los medios chinos y en Hong Kong. Pero la táctica más controvertida de la dirigencia del partido y la de jugar la “carta patriótica”, insinuando que los defensores de los derechos humanos estaban bajo la influencia de “fuerzas hostiles a China en Occidente”, un nombre en código para indicar a los EEUU (VOA Chinese.com, 10 de julio; Ming Pao (Hong Kong), 10 de julio; Chinadigitaltimes.com, 7 de enero).

Las condenas para los sospechosos dispuestos a declarar, denunciando a Occidente que “difunde el caos” en China fueron relativamente leves. Durante los procesos en la primera semana de agosto, a partir del 1° de agosto, a Zhou Shifeng (v. foto) se le sentenció a 7 años por “subversión contra el poder del Estado”. Zhou había hecho una confesión televisiva poco tiempo después de su arresto en julio del año pasado, si bien no ha acusado a “fuerzas hostiles contra China” que quieren traer el caos al país. A Wang Yu, asociada de Zhou en la Fengrui le fue concedida la libertad bajo caución, una dispensa muy leve en el sistema judicial chino. Otros dos activistas por los derechos que habían trabajado con la Frengui fueron condenados a la cárcel. Hu Shigen, pastor de una iglesia doméstica y veterano de la disidencia fue condenado a siete años y medio por “subversión contra el poder del Estado”. Zhai Yanmin, acusado del mismo crimen, recibió una sentencia suspendida de tres años (BBC China, 4 de agosto).

Se conoció que el leve tratamiento reservado a Wang Yu y a Zhai Yanmin se debía al hecho que ellos habían hecho confesiones adicionales en agosto, que implicaban “poderes occidentales contra China”. En una entrevista con algunos medios seleccionados por China y Hong Kong, Wang afirmaba que “organizaciones extranjeras han interferido en casos ligados a derechos humanos con el propósito de producir caos en la nación”. Ella afirmó que los abogados de la Frengui han recibido adiestramiento en Gran Bretaña, Suecia y Tailandia, con “modalidades y formas para definir al gobierno chino usando casos de derechos humanos”.

Refiriéndose al premio Ludovic Trarieux, Wang dice: “Yo no reconozco ni apruebo este premio. Como ciudadana china no aceptaré jamás un premio similar”. Acusando a otros abogados por los derechos de ser peones en manos de fuerzas occidentales hostiles, Wang declaró: “No me haré usar jamás por ellos (Radio Fre Asia, 1 de agosto; Theinitium.com (Hong Kong), 1 de agosto).

En cuanto a Zhai, acusado por la policía de haber organizado manifestaciones para protestar contra casos de injusticia, en una reciente entrevista con los medios chinos y de Hong Kong, dijo que ahora está convencido que “fuerzas hostiles fuera de China y algunas personas en China con motivos escondidos” están tratando de desmenuzar la nación, De ahora en adelante, él dijo. “no caminaré por la calle del crimen, enceguecido por palabras como “democracia”, “derechos humanos” y bien común” (Amnesty.org, 4 de agosto; South China Morning Post, 2 de agosto).

Simultáneamente, una decena de medios estatales, comprendido el micro-blog del Fiscal Supremo del pueblo y la liga de la juventud comunista, difundieron un video acusando a los EEUU de ofrecer un apoyo a los abogados por los derechos humanos como también a movimientos separatistas en Tibet, Xinjiang, taiwan y Hong Kong. El video de 5 minutos- con el título. “Si quieres cambiar a China, antes deberás pasar sobre mi cuerpo”-expone la teoría del complot de los EEUU que siembran disenso y revueltas internas en una serie de países como Irak, Libia y Egipto. Hasta ahora, muchos medios chinos habían acusado a los EEUU y a las potencias occidentales que ofrecen ayuda a las Ong chinas. Pero, esta es la primera vez que se expresa un ligamen entre los casi 400 abogados por los derechos humanos chinos y el gobierno de los EEUU (Japan Times, 7 de agosto; Time (Asia), 4 de agosto; Chinachange.org, 3 de agosto).

El China Human Rights Lawyers Cincern Group (CHRLCG), con base en Hong Kong, hizo notar que con toda probabilidad las confesiones televisivas de los abogados se consiguieron bajo constricciones. En el caso de Wang Yu, el grupo notó que si bien a Wang se le haya dado la libertad bajo caución, ninguno de sus parientes o colegas ha podido localizarla. “El marido de Wang fue él también arrestado por “incitación a la subversión contra el poder del Estado”, afirmó el CHRLCG. “Su hijo y sus padres están bajo continua vigilancia de parte de la policía en su casa en Mongolia interna” (CHRLCG Statement, 3 de agosto).

Eva Pils, especialista en leyes chinas en el King´s College de Londres, dijo que si bien las confesiones forzadas de los abogados son construidas en modo evidente, Beijing espera que los comunes ciudadanos absorban la propaganda. “El hecho que las declaraciones que ellos (los abogados) hacen sean una copia que no convencen, por lo que parece a las autoridades no les interesa”, dice la Pils. “Con toda probabilidad ellas miran a una audiencia más larga de espectadores casuales que asociarán a los abogados weiquan con los instigadores; despreciando la defensa de los derechos humanos porque en este esfuerzo se ve la manipulación de las fuerzas extranjeras enemigas”. Para el experto legal el mensaje de Beijing es claro: “Los abogados deben ayudar al Partido-Estado, no oponiéndose insistiendo en el defender los derechos humanos de sus clientes” (1).

Beijing usó métodos discutibles-y legalmente dudosos- para suprimir a otros grupos de “incitadores”: periodistas e intelectuales comprometidos en los valores universales y en el publicar noticias verdaderas.

Un caso evidente es la clausura de una de las revistas políticas más influyentes, la Yanhuang Chunqiu, que era dirigida por algunas personalidades ligadas a los íconos liberales del partido en el pasado, los secretarios generales a Hu Yaobang y Zhao Ziyang.

Du Daozheng, ya director de la administración para las publicaciones y la prensa nacional, era el editor; Hu Dehua, el hijo de Hu Yaobang, era el vice-editor. Quizás a causa de su especial background, la revista- que tiene una difusión de 200 mil copias- fue tolerada, no obstante ella defienda las reformas políticas y los derechos humanos. Y mientras esa era “patrocinada” por la Academia nacional china de las artes (ANCA)-una dependencia del Ministerio de la cultura- el acuerdo entre Yanhuang Chunqiu y el Anca expresaba con claridad que la revista tenía pleno poder sobre el personal y finanzas (South China Morning Post, 18 de julio; Ming Pao, 18 de julio).

A mitad de julio, los líderes del Anca han comunicado a Yanhuang Chunqiu de haber despedido a Du, Hu y otros periodistas veteranos. Además, Anca dio rienda suelta a su propio equipo para ocupar la sede de la revista y para relevar las operaciones de sus computadoras y de su sitio web. Du, de 92 años, declaró a los medios extranjeros que el Anca violó la ley y pidió a Mo Shaoping, uno de los más famosos por los derechos de Beiijng que presente una acusación contra la Asociación.

 Que los reformistas puedan tener vida es improbable y esto lo se vio por el hecho que la corte de Beijing rechazó aceptar el caso. Además, el nuevo equipo instalado en el Anca publicó una edición de agosto no obstante las protestas de Du y Hu en el afirmar que el grupo editorial y de escritores del original Yanhunag Chunqiu no tiene nada que ver con el nuevo producto, censurado en modo pesado (Apple daily, 5 de agosto; Radio French International, 22 de julio).

A la luz de la lucha de poder conducida por el presidente Xi contra las facciones en el Partido como las camarillas de Shanghai, guiadas por el ex presidente Jiang Zemin o los asociados del libre pensamiento del ícono liberal de Hu Yaobang es claro que la clausura de la Yanhuang Chunqiu es una señal de Xi que está por hacer partir una purga más vasta de representantes oficiales y de intelectuales. El histórico Zhang Lifan dijo que los viejos del partido han secuestrado la admiradísima revista. El expulsado editor Du hasta comparó la futura restricción de parte de las autoridades contra la Yanhuang Chunqiu a la “falta de respeto de las leyes de la Revolución cultural” (New York Times Chinese Edition, 20 de julio; Radio Free Asia, 18 de julio).

Conclusión

En la sesión plenaria del Comité central del Pcc en Beijing hace dos años, el presidente Xi había prometido que habría respetado la Constitución y la ley. El jefe del Partido había asegurado que “ninguna organización o individuo puede obrar fuera de los parámetros de la ley”. Y según una “Decisión” pasada el plenario “sobre temas mayores referidos al avance global del estado de derecho”, se debería garantizar la independencia jurídica. A representantes gubernamentales les serían atribuidos deméritos o se los convertiría en culpables y responsables si encontrados en intervenir en casos judiciales. El documento afirma que “los representantes oficiales serán criticados en avisos públicos si ellos influencian actividades jurídicas o se mezclen en casos particulares”. Además: “La injusticia jurídica puede infligir un daño letal a la justicia social” (Xinhua, 24 de octubre de 2014); People´s Daily, 29 de agosto de 2014).

En todo caso, el modo con el cual Beijing trató la cuestión de los abogados por los derechos humanos, de los activistas de las Ong y de los editores liberales, prueba que el Pcc está determinado a usar su aparato estatal casi policial y la máquina de la propaganda para sostener a toda costa la autoridad del Partido- y el “núcleo” de la dirigencia, Xi Jinping.

Notas

  1. Entrevista del A. con la profesora Pils, 10 de agosto.

 

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24