16/04/2020, 15.47
CHINA
Enviar a un amigo

Coronavirus: el régimen chino adoctrina a la policía para evitar desórdenes sociales

de John Dotson

Los líderes del Partido Comunista temen que haya incidentes similares a los que estallaron en el límite provincial entre Hubei y Jiangxi. Mientras combaten la pandemia, las Fuerzas del orden deben ser leales al régimen. Los casos de Mongolia Interna, Henan y Sichuan. La “estabilidad social”, la principal preocupación del PCC.  

Hong Kong (AsiaNews) – Cuando los ciudadanos de Hubei, epicentro de la pandemia de coronavirus, se enfrentaron con los habitantes de la lindante Jiangxi, las policías de las dos provincias se unieron a la batalla. Los líderes chinos temen que estos incidentes se repitan, amenazando la estabilidad social en el país, que constituye la principal preocupación del gobierno. Para evitar nuevos desórdenes, Beijing ha lanzado una campaña de adoctrinamiento político de las Fuerzas del orden, que son vistas como la vanguardia en la defensa contra las posibles revueltas derivadas de la crisis pandémica. El análisis de John Dotson, periodista y director responsable de China Brief. Publicado por una gentileza de la Jamestown Foundation (traducción de AsiaNews).

 

Introducción: la revuelta en el límite provincial entre Hubei y Jiangxi

La ciudad de Wuhan, en la Provincia de Hubei, en China central, fue el epicentro originario de donde surgió el primer brote viral de COVID-19, en Noviembre-Diciembre del 2019. La Provincia de Hubei fue sometida a un estricto bloqueo a mediados de enero, que se prolongó por más de dos meses (China Brief, 29 de enero). El 25 de marzo, las autoridades de la República Popular de China (RPC) anunciaron el levantamiento de la mayor parte de las restricciones para los residentes de la Provincia de Hubei, con la excepción de la ciudad de Wuhan (Xinhua, 25 de marzo). (Las restricciones para los habitantes de Wuhan fueron aligeradas más tarde, el 8 de abril). Sin embargo, el levantamiento de las medidas restrictivas no se dio sin contratiempos. El 27 de marzo, hubo un importante disturbio social en el puente sobre el Río Yangzi, que conecta la localidad de Xiaochi, en el extremo oriental de Hubei, con la ciudad de Jiujiang, en la provincia norteña de Jiangxi. Ese mismo viernes, los habitantes de Hubei intentaron cruzar el puente, pero fueron detenidos por la policía del lado de Jiangxi. Se produjo un tenso enfrentamiento que escaló hasta convertirse en una revuelta. Según se informa, ésta no solo involucró a los ciudadanos y a la policía, sino también el choque entre la policía de las dos provincias limítrofes (ver imágenes) (Radio Free Asia, 27 de marzo).

Las tensiones regionales afloraron en el vídeo del incidente, con ciudadanos furiosos entonando “¡Vamos, Hubei!”, que se hacían escuchar claramente mientras marchaban para enfrentarse con las barricadas levantadas por la policía de Jiangxi (HK Free Press, 27 de marzo). Las barricadas de la policía se habrían levantado por orden de funcionarios de Jiangxi - que actuaron en contravención con la política nacional—ante el temor de que la afluencia de gente de Hubei pudiera propagar una vez más las infecciones por Covid-19. Esto probablemente reveló el escepticismo de los funcionarios regionales respecto al mensaje del gobierno central, de que habían logrado contener la epidemia en Hubei. Así mismo, reveló la situación de discriminación y miedo con relación a las personas de Hubei, un problema que fue reconocido por los medios de comunicación oficiales de la RPC (China Daily, 30 de marzo).

El incidente del 27 de marzo brindó un dramático ejemplo del tipo de malestar social que los funcionarios del Partido Comunista Chino (PCC) temían ver materializado a raíz de la pandemia de Covid-19, que ha provocado decenas de miles de muertes en China y en el mundo entero. Los ciudadanos de Hubei fueron sometidos a condiciones tremendas bajo las cuarentenas del gobierno, que culminaron en un continuo crecimiento de la ira popular (China Brief, 1ero de abril). Es posible que este no sea el último episodio de este tipo desatado por la pandemia, y el PCC ha sido activo en dar pasos a fin de asegurar que los oficiales de la policía se mantengan fieles al partido gobernante en caso de haber incidentes considerables que pudieren amenazar “el orden y la estabilidad social” en el país.

 

El adoctrinamiento político de la policía china 

Desde por lo menos principios del mes de febrero, el gobierno local de la RPC y los medios de comunicación estatales han enfatizado enérgicamente que en medio de la crisis pandémica en curso la policía china debe “mantener un alto sentido de la responsabilidad política” 一 una forma apenas cifrada de dar entender la lealtad al PCC en el gobierno. Además, se aconsejó a la policía “mantener una posición política firme [y] un alto nivel de uniformidad con el centro del Partido”. Estas exhortaciones a menudo incluían el mensaje: “No olviden [nuestro] propósito originario, mantengan la misión histórica firme en sus mentes”, un eslogan muy asociado con el Secretario General del PCC, Xi Jinping, como fue revelado el año pasado (China Brief, 31 de julio 2019).

A continuación se muestran algunos ejemplos que ilustran esta tendencia, tomados de los medios de información de las Oficinas de Seguridad Pública. En general, los temas (y frecuentemente, el uso específico de frases) suelen ser consistentes entre estos ejemplos, lo cual sugiere que desde lo alto se está orquestando una campaña de propaganda que apunta a reforzar la lealtad política hacia el PCC. Estos ejemplos también se extienden a otras regiones alejadas del epicentro de la pandemia, Hubei, lo cual indica la preocupación de las autoridades del PCC por apuntalar la adoctrinamiento político de las fuerzas policiales en todo el país. 

 

Condado de Xinghe, Mongolia Interior

Los reportes de la Oficina de Seguridad Pública del Condado de Xinghe (Mongolia Interior) indican que “en la labor de prevención de la epidemia, lo más importante es la misión política, mantenerse en su puesto, combatir la epidemia, previniendo peligros, garantizando la seguridad pública y promoviendo la estabilidad”. Tanto la Policía Popular regular como la Policía Auxiliar recibieron elogios por “mantener un alto sentido de la responsabilidad política y de la misión histórica”. De acuerdo con lo reportado, la policía de Xinghe estuvo tan dedicada a afirmar su lealtad al PCC que, además de atenerse a sus responsabilidades, “hablaba especialmente de política” mientras manejaba los puestos de control de seguridad establecidos con el objetivo de controlar la epidemia (Peng Pai News, 2 de febrero).

 

Ciudad de Zhumadian, Provincia de Henan

Un informe de prensa de la Provincia de Henan brinda un relato heroico de Guo Yuanzhe, un instructor de policía de la Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Zhumadian,en la Provincia de Henan. Se elogia a Guo por ser un modelo a seguir como oficial de policía y miembro del partido, incansable en su trabajo en nombre del interés general, y absolutamente leal al liderazgo central del PCC. Según se dice, tras el brote de la epidemia, Guo “respondió enérgicamente al llamado a izar la bandera del Partido en la primera línea de la batalla para la prevención de la epidemia”. A tal fin, Guo ayudó a organizar “equipos de tropas de choque, formadas por miembros del Partido”, para desinfectar las áreas sospechosas de estar contaminadas. Guo también trabajó para inspirar a sus colegas miembros del Partido en el seno de la policía, organizando conferencias tendientes a enfatizar que sus colegas “deben ser resueltos y poner en juego las funciones de combate en la fortaleza de la organización del Partido, y establecer a los miembros del Partido como modelos de vanguardia” en medio de los operativos contra la epidemia (Henan Xinyu Wang, 30 de marzo).

 

Distrito de Qingyang, Ciudad de Chengdu, Provincia de Sichuan

Otro relato similar proviene del gobierno civil del distrito de Qingyang, en la ciudad de Chengdu. Además del habitual llamado en el cual se pide a la policía desplegar un “alto sentido de responsabilidad política” y “fortalecer la conciencia política”, se aconseja que “la dirección del Partido atraviese el trabajo de control de la epidemia de principio a fin”. La labor práctica e ideológica de la policía deben fusionarse para “combinar la implementación de una labor de pensamiento político con la prevención y los deberes de control”.  

Según esta fuente, la policía también debe visualizar la crisis de la epidemia como una oportunidad para fortalecer tanto las organizaciones del Partido como “la tarea del pensamiento político en tiempos de guerra”. Así mismo, debe “construir la fortaleza de combate de las organizaciones partidarias que se encuentran en la vanguardia de la labor de control de la epidemia”; y al mismo tiempo, los cuadros del partido deben ser un ejemplo para todos los ciudadanos. la epidemia también brinda una oportunidad para construir la imagen del PCC: “la propaganda sigue los pasos de la policía, [y] la propaganda sigue las circunstancias del campo de batalla”(Qingyang District Government, 19 de febrero).

 

Conclusión

Incluso en las circunstancias más calmas. “la estabilidad social” constituye una preocupación fundamental para el PCC. Además de las víctimas humanas, la pandemia de Covid-19 en curso ha perturbado la vida normal en vastas regiones de China, provocando serios daños a la economía y creando una crisis de gobernanza para el liderazgo central del PCC, en torno a la figura de Xi Jinping. Como vanguardia en la defensa del PCC contra los tumultos sociales (y el apoyo de los cuerpos paramilitares de la Policía Armada Popular, en segunda línea), las agencias de la policía local constituyen un foco de atención para las autoridades del PCC, en un momento en el cual las posibilidades de malestar social se acrecientan más que nunca. A medida que los ciudadanos chinos y los funcionarios del PCC procuren hacer frente a las consecuencias de la pandemia, es probable que el Partido insista más que nunca en sus llamados a que la policía mantenga la “posición política” correcta. 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Enfrentamientos: habitantes de Hubei rechazados por temor a la epidemia (Video)
28/03/2020 17:39
Beijing censura la investigación científica sobre el coronavirus
16/04/2020 12:31
Desde el 8 de abril reinician las comunicaciones con Wuhan. Excluidos (o escondidos) los casos ‘asintomáticos’
24/03/2020 13:56
La pandemia está fortaleciendo a la sociedad civil china
04/04/2020 11:24
Wuhan vuelve a la normalidad. La epidemia, ‘importada’ de Italia
23/03/2020 10:02