01/03/2019, 09.49
ISRAEL
Enviar a un amigo

El Premier israelí hacia la incriminación por corrupción y fraude

El fiscal general Mandelbit quiere pedir que sea llevado a juicio. El interrogatorio de garantía y la vuelta electoral arriesgan crear un corto circuito político e institucional. Netanyahu se defiende atacando: “una casa de brujas” de matriz política, un “castillo de papel” destinado a derrumbarse.

 

Tel Aviv (AsiaNews)- Una “casa de brujas” de matriz política, con la sola finalidad de desautorizarlo y obligarlo a abandonar el cargo. Así el Premier israelí, Benjamín Netanyahu comentó la noticia del a posible acusación de corrupción, fraude y abuso de la confianza. El Premier responde a la investigación judicial que podría arrastrarlo y poner en riesgo su carrera contraatacando; él denuncia un complot orquestado por la policía, fiscalía e instituciones judiciales tras la instigación de la izquierda y de los medios.

Ayer el fiscal general Avichai Mandelblit informó al jefe de gobierno que quiere llevarlo a juicio, en relación con tres diversas cuestiones de (presunta) corrupción. Por primera vez en la historia del país un Premier en cargo está puesto bajo acusación, si bien se necesitará tiempo para un posible proceso. A Netanyahu de hecho se le concede un interrogatorio de garantía, al terminar éste el fiscal debe confirmar la intención de proceder.

En caso de incriminación, la oposición ya hizo conocer que Netanyahu deberá dimitir de su cargo. Los supremos jueces por otro lado rechazaron una petición del Likud, en la cual se  acusaba a la izquierda de “complot” y “bullyng” contra el jefe del ejecutivo y un estudio sobre una “interferencia del voto”.

Por otro lado, el pedido de enviarlo a juicio está destinado a tener graves repercusiones sobre la campaña electoral en vista de las elecciones políticas del 9 de abril. Netanyahu está buscando su cuarto mandato- que lo llevaría a superar al mismo fundador del país, David Ben Gurion-, pero deberá batirse contra el nuevo partido centrista del ex jefe de estado mayor Benny Gantz y el aliado Yair Lapid.

El Premier está acusado entre otras cosas de haberse guardado bienes y regalías por casi 270 mil dólares en cigarros y champagne de marca, en cambio de favores políticos. Un segundo aspecto de la investigación, él habría emitido reglamentos en favor de la compañía de telecomunicaciones Bezeq, en cambio de una cobertura de prensa en su favor. Además, se habría beneficiado de artículos y reportajes donde se alababan su obrar y sobre su familia por el cotidiano Yedioth Ahronot, el más vendido en el país, a cambio de decisiones vejatorias y discriminantes contra un medio rival.   

Él arriesga condenas que van de los tres a los 10 años de prisión.

Frente a las acusaciones, Netanyahu eligió el medio televisivo para defenderse y contraatacar, denunciando una “caza de brujas” para eliminarlo. “Entiendo servir a ustedes-dijo dirigiéndose al público- y al país como Premier por muchos años más. Pero depende de ustedes”. Las investigaciones, concluyó, son un castillo de papel destinado a derrumbarse”. En su ayuda llegó el presidente Donald Trump, que confirma su “apoyo al líder” israelí definiéndolo como “un grande”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Pakistán, abogado de Asia Bibi: buenas posibilidades de que sea absuelta
08/10/2018 11:35
Policía israelí acusa a Netanyahu de corrupción
14/02/2018 11:20
Las ‘armas’ de Netanyahu: cámaras de seguridad en las urnas y la amenaza iraní
10/09/2019 11:16
Crisis política en Israel: Netanyahu expulsa a 2 ministros en vista del voto anticipado
03/06/2019 10:26