01/03/2016, 13.33
CHINA - HONG KONG
Enviar a un amigo

Hong Kong, la “confesión televisiva” del editor desaparecido, Lee Bo

de John Ai

Por primera vez desde su desaparición, el fundador de la Causeway Bay Bookshop aparece en la  Phoenix Tv (cercana al gobierno de Beijing). Habría ido a China continental por “su propia voluntad” para cooperar en una “investigación”. Otros tres miembros del personal de la casa editora ya han “confesado”. La práctica se ha tornado común para difamar a los disidentes.

Hong Kong (AsiaNews) – Por primera vez desde su desaparición, el director de la Causeway Bay Bookshop de Hong Kong apareció en la Phoenix Tv, canal televisivo cercano al gobierno de Beijing. Él declaró que fue a China continental por su propia voluntad, y negó haber sido raptado o que lo hayan “hecho desaparecer”. Añadió que “podría llegar a regresar” al Territorio una vez concluida la investigación en curso.

Lee admitió haber entrado a China sin documentos de viaje, y haber por ende violado los procedimientos aduaneros “con la ayuda de un amigo”, pero agregó que “no es conveniente revelar detalles”. Cuando se le preguntó acerca del por qué de este comportamiento, explicó “estar preocupado. Si se hubiera dado a conocer que había ido a China para ayudar en una investigación, las personas implicadas podrían haber tomado represalias en contra de mí o de mi familia”

La investigación del caso estaría centrada en su misma compañía y en su personal.. Lee se presentó como testigo voluntario. En la entrevista negó haberse dirigido a China por motivos ligados a la prostitución o a los libros por él editados, utilizables para extorsionar a alguien, y agregó que se reserva el derecho de accionar legalmente contra quien diga lo contrario.  

El editor añadió que su caso fue “montado con el arte de algunas organizaciones”  y dijo además que siempre ha sido “chino y ciudadano de Hong Kong, Jamás viví en Gran Bretaña y no tengo derechos vinculados a la ciudadanía británica”. Inmediatamente  agregó que tiene la intención de renunciar a este pasaporte, y dijo que esto “ya fue comunicado” a las autoridades de Londres.

El ministerio inglés de Relaciones Exteriores respondió a la renuncia de ciudadanía: el vocero aclaró que “esperaban reunirse con Lee Bo”, pero que esto ha sido impedido por el gobierno chino: “no hemos tenido acceso a (comunicarnos) con este hombre para ofrecer nuestros servicios consulares y tampoco hemos tenido el permiso para discutir acerca de esta cuestión con Lee Bo”.

La Phoenix Tv mostró también algunas fotografías del editor junto a su mujer. Comentó las imágenes diciendo que se siente “seguro y libre” en China, y agregó que pasó la Fiesta de la Primavera [el Año Nuevo chino]  junto a su esposa: “Somos felices”. Además, Lee declaró que la policía “es amigable” con la pareja.

También Gui Minhai, fundador de la Mighty Current (casa editor asociada a la Causeway Bay Bookshop) desapareció en Tailandia en octubre de 2015. Pero reapareció para confesar en la televisión estatal china, la CCTV, y declarar que se entregó de manera espontánea a las autoridades chinas, por un caso ocurrido años atrás: un incidente automovilístico en le cual habría atropellado a una estudiante mientras conducía en estado de ebriedad.

Según un programa,  que también fuera transmitido por la Phoenix Tv, actualmente a Gui se lo acusa de “actividades comerciales ilegales”. Para ser más específicos, su librería habría alterado las cubiertas de los libros a fin de evitar la censura, y de este modo enviar material ilegal a clientes de China continental. Tres miembros del staff de la librería acusaron a Gui, también en televisión, de haber “creado rumores” acerca de estos libros para aumentar las ventas.   El programa explica que los tres empleados serían liberados rápidamente y que serían reenviados a Hong Kong en virtud de “su confesión espontánea”.

Lee Bo también acusó a Gui en su entrevista. Declaró que la creación de la Mighty Current fue alentada por su ex socio, a quien define como “un hombre sin moral”, que ha fabricado y plagiado los contenidos de libros. Justamente porque “quería expresar arrepentimiento y ofrecer las excusas del caso a las víctimas”, Lee decidió cooperar con la investigación.

Confesar en televisión se ha tornado una rutina del gobierno en relación a los disidentes. En enero de 2016, el activista sueco Peter Dahlin confesó que había “incitado a oponerse al gobierno” antes de ser deportado. A comienzos de febrero, el abogado Zhang Kai – que defiende las cruces de Zhejiang de su demolición – declaró, también en la televisión, que quiso obtener “fama y dinero” explotando la cuestión.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El editor Gui Minhai fue ‘raptado’ una vez más por la policía, frente a dos diplomáticos suecos
23/01/2018 10:01
Beijing, Gui Minhai condenado a diez años de prisión
25/02/2020 13:31
Estocolmo contra Beijing: Liberen al editor Gui Minhai
24/01/2018 13:25
La desaparición de los libreros avergüenza a Beijing y divide el Gobierno de Hong Kong
12/01/2016
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00